El comedor de Cacha recibió boletas de 9 mil pesos de luz y de gas, y la demanda social sigue en aumento

“Estamos luchándola como todos”, manifestó la titular del comedor que funciona en De los Granaderos 269 del barrio Las Tunitas, Stella Maris “Cacha” Cena.

El Eco

La referente social y concejal mandato cumplido del PJ-FPV, Stella Maris “Cacha” Cena, expresó su preocupación por el aumento de tarifas y la creciente demanda registrada en el comedor que lleva adelante en la calle De los Granaderos 269 del barrio Las Tunitas. En este momento, detalló que asisten más de cien vecinos de diferentes zonas a desayunar, almorzar y buscar alimentos, e incluso a pedir ayuda para pagar sus cuentas.

Sumado a ello, contó que recibieron 6 mil pesos de gas y 3 mil de luz, por lo que reconoció que están atravesando una situación muy preocupante y se les dificulta poder dar respuesta a todos.

En diálogo con “Tandil Despierta” (programa de Eco TV y Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios), la referente social detalló que en este momento al comedor concurren a diario unos cien chicos a comer y 18 familias a buscar alimento, lo que implica la entrega de unas 60 viandas, tanto al mediodía como a la tarde.

Señaló que todos los vecinos que se acercan comparten la misma preocupación porque no les alcanza el dinero para poder comprar alimento.

Frente a esta creciente demanda, entonces, admitió que se hace difícil poder dar respuesta a todos. “Estamos luchándola como todos. Realmente nos supera a veces la cantidad de gente que viene a pedir ayuda, que no solo viene a comer sino a buscar alimentos o incluso a pedir asistencia para pagar los servicios y muchas veces no se lo podemos brindar”, reconoció Cena.

En ese sentido, advirtió que “muchas familias se han quedado sin trabajo y eso trae aparejado este problema de que la gente salga a pedir ayuda rápidamente”.

El aumento
de tarifas

Sumado a ello, mencionó el tema del aumento de tarifas y contó que en el último mes tuvieron que afrontar el pago de 9 mil pesos en servicios.

“La última boleta de luz que llegó es de 3 mil pesos y la anterior de gas pagamos 6 mil. Entonces, a uno le empieza a preocupar esto, no solo por nosotros, sino por la cantidad de familias que ya les han cortado la luz y buscan ayuda para volver a tener el servicio. Los aumentos son muy importantes y la gente no puede pagarlos”, enfatizó la referente social.

Puntualmente en el comedor, contó que “las tarifas las vamos sosteniendo con los socios protectores que tenemos. Nosotros no tenemos subsidio ni para luz ni para gas, así que debemos afrontarlas con lo que podemos, sumado a los alimentos que son muchísimos y caros. Gracias a Dios existe el Banco de Alimentos que nos ayuda mucho porque de lo contrario sería imposible”.

Frente a esta difícil situación, Cena dijo que tienen previsto ir a las oficinas de la Usina y Camuzzi para “ver qué posibilidades hay, que aunque sea se nos considere sacarnos un poco de impuestos. No estamos diciendo que nos regalen la luz, pero son tantos los impuestos que tienen los servicios que es por ello que suben tanto las boletas”.

La continuidad
del comedor

Por último, frente a las versiones de un posible cierre del comedor, se encargó de aclarar que no es así y que seguirán trabajando fuertemente para evitar que esto suceda.

“La realidad es que el comedor se ha sostenido en épocas tremendas y vamos a sostenerlo con la ayuda de todos. Estoy preocupada porque no solo se da de comer, sino que tenemos además talleres oficios, que también nos implica un gasto de luz y de gas, y son importantes para mí porque en estos espacios preparamos a la gente para que pueda
salir a hacer algo más en la vida”, recalcó.

Por lo tanto, la referente social garantizó que seguirán “luchando para que la gente tenga una mejor calidad de vida y, como siempre digo, este lugar se sostiene por la solidaridad de la ciudad de Tandil que ha sido así durante muchos años”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario