El concejal Loreal reconoció al joven que enfrentó y denunció al hombre que maltrataba a su perro

En la última sesión del Concejo Deliberante, el radical Adolfo Loreal reconoció la actitud y el compromiso de Camilo Gil Silva, el joven que rescató a un perro que su dueño golpeaba a patadas en la Plaza Independencia. La situación se viralizó en un video difundido a través de las redes sociales. Sin embargo, la historia no terminó allí porque el joven tomó al can y se dirigió a la comisaría Primera donde radicó la denuncia.

En diálogo con El Eco de Tandil, el concejal expresó que “fue un hecho que ocurrió en la vía pública, pero no es el único. Esto pasa a menudo. La verdad es que detrás del nombre de este joven, uno reconoce la misma acción en tantas otras personas que a diario salen a hacer el mismo tipo de defensa. En esta oportunidad, esto toma estado público, aparece en los medios y en las redes ha circulado un video filmado en la Plaza del Centro”.

Describió que en las imágenes “hay un joven, Camilo Gil Silva, que se juega y hace defensa de lo que era una situación donde se está maltratando de una manera brutal a un animal. Hay un señor que golpea a su propio perro, según tengo entendido, y por lo que apareció en los medios, con la soga y a patadas. El animal tiene una pata en mal estado y se está estudiando si la lesión fue producida en ese momento o si era anterior”.

Al destacar al joven, aclaró que no lo conoce, no sabe quién es ni qué hace de su vida. Sin embargo, valoró “el acto de compromiso y de defensa de la no violencia. Es alguien que en un momento va transitando por el espacio público y ve que otro está provocando un daño. El tipo se la juega, aún a riesgo de que este señor lo hubiera golpeado”.

Y agregó que “a menudo escuchamos que en una casa vecina que una mujer está gritando o que hay un niño que llora todos los días, y sin embargo, no hacemos una exposición de esto. No vamos a golpear la puerta y preguntamos qué pasa acá que hay alguien gritando, y después, nos enteramos en el tiempo que al lado había una mujer golpeada o un niño que estaba siendo víctima de violencia, etc., etc.”.

El concejal expresó que “me gusta mucho el accionar de este joven como el de tantas otras personas que se comprometen con el otro, con lo público” y en contraposición, marcó que en la filmación se observa cómo otros vecinos pasan por la escena y no se involucran.

Interviene
Bromatología

Luego del episodio, el joven hizo la denuncia ante la policía. “En ese momento, retiene el animal, logra sacarle el animal al propietario, se va hasta la comisaría Primera y hace la exposición. Luego hizo la exposición en Bromatología”, informó Loreal.

Durante las primeras horas, el perro quedó en protección de Camilo Gil Silva y luego intervino la Dirección de Bromatología. En principio, personal del área que trabaja en conducta animal realizará un seguimiento.

“El animal, en este momento, está padeciendo una situación de estrés por los golpes, por las lesiones, pero también por el desarraigo de su amo. Vale decir que de alguna manera, aunque fuera maltratado, era su relación”, explicó el psicólogo.

Adelantó que “ahora se va a trabajar con el animal y también con el propietario para ver si hay condiciones de garantía para que el perro vuelva a ese lugar o para que sea dado en adopción”.

Maltrato a
potrillos

A partir de este caso que cobró trascendencia, Loreal confirmó que recibió llamados de vecinos de Las Tunitas que denunciaron que en el barrio “estarían lesionando a caballos pequeños, a una pequeña yegua, al punto de que el animal cae varias veces al piso por los malos tratos”.

En esa situación, la persona tenía el equino en un espacio verde público y lo maltrataba, entonces los vecinos realizaron las denuncias en la policía y ante Bromatología que ya tomaron intervención.

“También hay algunos comentarios de robos de potrillos en la zona de La Movediza. Han detectado un movimiento donde alguien estaría robando caballos y ni siquiera para comercialización sino para maltrato”, agregó el legislador.
Sumado a esto, consignó que “han aparecido caballos degollados. Hay mucho maltrato sobre el animal” y expresó que “quiero destacar en la comunidad que ese mismo sujeto que es capaz de violentar de esta manera a un animal -pongamos que haya gente que no le interesan los animales- es capaz de violentar también a otra persona. Vale decir que el sujeto violento es violento con lo que sea el objeto, le pega al gato, al perro, al chico o a la esposa”.

Reiteró que “lo que quiero destacar en el accionar de Camilo es cómo alguien se compromete en la no violencia” y citó que en la sesión expresó que “no nos dividimos en peronistas y radicales. El país no se divide, esa famosa grieta no divide partidos políticos o trabajadores de empresarios, la grieta divide buenos de malos. El país está hecho de buenos y malos, y me parece que el acto de este joven pone a la luz cómo se puede obrar bien tratando de parar a un tipo que está obrando mal”.

Por ese motivo, el concejal recordó a la comunidad que puede realizar denuncias sobre maltrato animal llamando a Defensa Civil, en el 103, o en la Dirección de Bromatología, al 443-2079.

Los motivos

Al evaluar las razones que motivan al maltrato, el psicólogo indicó que “a veces tiene que ver con una situación de enfrentamiento entre vecinos y causarle daño al otro; a veces con una cuestión estrictamente sádica de alguien que goza en el sufrimiento del otro, como el sádico que golpea a su mujer, o en algunas oportunidades hasta un aprovechamiento económico”.

Como ejemplo, citó que “recuerdo hace un año y pico que se sucedieron un par de hechos donde aparecieron gatos desollados vivos. Después se abrieron causas en fiscalía, estuvo investigando, y tenía que ver con la venta de un servicio, donde con la excusa de ‘vamos a hacer un trabajo para que tu marido vuelva, tenés que traer un gato tal o cual’. En ese tipo de curas mágicas también estaba la matanza del animal”.

“Hay una gran desinformación que
también es responsabilidad del Estado”

En relación a los animales, una de las problemáticas que evidencia la ciudad es la presencia de caballos sueltos en zonas cercanas a las rutas y accesos, un riesgo para las personas que circulan en vehículos como así también para los equinos. Son múltiples los alertas que recibe la policía que, muchas veces, debe resolver con los escasos medios que dispone.

Explicó que en las reuniones de Copecos “se trata este tema permanentemente”, al tiempo que valoró el funcionamiento de la comisión integrada por gente comprometida con el trabajo que realiza el seguimiento de la ordenanza vinculada a la tenencia responsable y el bienestar animal.

“Este tema tiene que ver en parte con el compromiso del Estado, hasta dónde está comprometido con el tema del maltrato a los animales. Las cosas que faltan hacerse desde el propio Estado y también con la falta de información en la comunidad. Hay gente que no sabe”, dijo.

Y reparó en que “como ven caballos que están en cualquier lugar y expuestos a cualquier situación, también se ven perros considerados peligrosos que andan sueltos con su dueño que ni siquiera sabe que están violando una ordenanza, cometiendo una infracción plausible de una sanción penal. No puede haber un perro considerado peligroso que esté paseando por un espacio público a riesgo de atacar a alguien, sin bozal, sin cadena, y esto lo vemos permanentemente”.

Afirmó que estas situaciones se pueden denunciar, como así también los perros que van sueltos en las camionetas que pueden atacar a cualquier persona o provoca un choque. “Hay una gran desinformación de la comunidad que también es responsabilidad del Estado. Nos compete a nosotros”, dijo, y afirmó que las fuerzas de seguridad están informadas sobre este tipo de contravenciones.

Sobre el trabajo del Legislativo, repasó que mantuvieron reuniones desde la Comisión de Salud y Desarrollo Social, con el área de Seguridad y su responsable Atilio Della Maggiora; con Alejandro Ruffa de Inspección General, con Omar Olivera de Bromatología y con Gastón Morando, presidente del Sistema Integrado. “Se llamó a diferentes actores y hemos convocado a miembros del Poder Judicial, de fiscalías y de juzgados de infracción para coordinar acciones”, remarcó.

Sin embargo, desde su óptica, reconoció que “faltan todavía protocolos que agilicen desde la denuncia hasta la sanción”, por lo cual puede haber policías que no estén alertas con respecto a las situaciones con los animales.
Para cerrar, analizó que “me parece que es bueno que todos los ciudadanos sepamos que podemos acercarnos a alguien y decirle ‘señor, por favor, haga tal cosa’. La intención del reconocimiento a Camilo tenía que ver también con un empoderamiento ciudadano, con que cada uno de los ciudadanos de Tandil sepa que tiene un lugar dónde ir a hacer una denuncia, dónde reclamar, que no tiene porqué quedarse callado cuando ve que hay otro que está cometiendo un delito, una infracción, un acto de violencia que amenaza contra la integridad de alguien, ya sea agarrando a patadas a un perro o llevando a un perro peligroso suelto a una plaza llena de niños”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario