El Concejo ve con “mucha preocupación” el futuro de la empresa de transporte

“Desde el Concejo Deliberante seguimos con mucha preocupación el tema”, expresó José Luis Labaroní sobre la incierta situación de Río Paraná.

El Eco

El concejal de la UCR y presidente de la Comisión de Transporte, José Luis Labaroní, manifestó que desde el Concejo Deliberante ven con “mucha preocupación” la situación que atraviesa Río Paraná frente al desembarco de una nueva empresa de transporte de larga distancia.

El edil se mostró dispuesto a implementar las medidas que estén al alcance del Deliberativo para evitar que se pierdan las fuentes de trabajo. Por lo pronto, detalló que se encuentran a la espera de que la Secretaría de Transporte de la Provincia “determine la legalidad jurídica del decreto que le dio a Plusmar la posibilidad de entrar a la ciudad”.

En el desayuno de “Tandil Despierta” (programa de Eco TV y Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios), Labaroní aclaró en primer lugar que “el decreto que habilita a Plusmar es para un trabajo turístico, esto implicaría que puede hacer tráfico de personas que vienen a pasear. Con esa intención entró la firma a Tandil”.

Por otro lado, dijo que “es cierto lo que vienen denunciando, tanto la empresa Río Paraná como sus choferes, de que se están pisando los recorridos y que esto estaría vedado”.

En ese sentido, explicó que a diferencia de otras ciudades en las que sí hay empresas que realizan los mismos recorridos, en este caso “no ha habido un llamado a concesión”.

En efecto, aseguró que desde el Concejo Deliberante ven el tema con “mucha preocupación” porque están esperando que la Secretaría de Transporte de la Provincia “determine la legalidad jurídica del decreto que le ha dado a Plusmar la posibilidad de entrar a Tandil con una modalidad de transporte. Y, en segundo lugar, porque la legalidad jurídica tiene que equiparar la posibilidad de que todos puedan competir en igualdad de condiciones”.

En cuanto a la competencia del Municipio, en tanto, el concejal del radicalismo aclaró que no pueden entrometerse en la libertad de mercado, pero sí reclamar si ven una actitud discriminatoria, sobre todo con una empresa como Río Paraná, y en ese sentido enfatizó que lo que más les preocupa son las fuentes de trabajo.

 

Falta de subsidios

Volvió luego sobre la regulación vigente e insistió que “hay licencias establecidas que hay que respetar y sino se tiene que iniciar un proceso donde se dé por terminada una licencia. En ese sentido, más allá de la cantidad de gente que hay, Río Paraná ha venido siendo sometida a la falta de subsidios, por lo cual la condición de competencia no es igual”.

Labaroní planteó que “hoy por hoy, no se puede pensar en subir a un micro si no está subsidiado porque los costos no le dan. La Cámara de Transporte de Tandil pelea permanentemente por este tema y viaja todas las semanas para ir monitoreándolo y no perder un centavo. Bueno, en el caso de las empresas de media y larga distancia es exactamente igual. En este esquema de mercado en el que vivimos es impensable que una empresa pueda subsistir sin los subsidios”.

Señaló que, en el caso puntual de Río Paraná, esta situación “la ha llevado a que preste un servicio que hoy por hoy no es satisfactorio. Con lo cual, de lograr acomodar sus cuestiones económicas, va a tener también que entrar en un plan de reordenamiento de la prestación del servicio”.

Afirmó luego que “es cierto que Río Paraná no ha cumplido con sus obligaciones impositivas, pero también no es menos cierto que sin los subsidios es imposible subsistir y además esta empresa tiene una alta carga de pasajes oficiales que se le van pagando cada seis meses desde la Provincia”.

 

Igualdad de condiciones

Más allá de ello, consideró que frente a esta situación que se le presenta con el desembarco de Plusmar “lo primero que hay que plantear es la defensa de los puestos de trabajo y en segundo lugar la subsistencia de una empresa de Tandil, que tendrá que reacomodarse, no puede seguir funcionando en la forma en la que está, pero bajo normas equitativas de mercado”.

Planteó entonces que “si el resto de las empresas cobran los subsidios, Río Paraná tendrá que tener las mismas condiciones y obviamente también cumplir con todas las obligaciones tributarias”.

 

Las líneas de acción

Por último, aseguró que desde el Concejo Deliberante están trabajando en distintas líneas, acompañando en primer lugar al intendente Miguel Lunghi en las gestiones que está encabezando conjuntamente con otros actores preocupados frente a la eventual pérdida de cerca de 200 puestos de trabajo.

Valoró luego la acción llevada adelante por su par de Integrar, Mauricio D´Alessandro, quien decidió presentar un amparo y una denuncia penal por la presunta anomalía a la hora de entregar el circuito a la empresa nacional.

En definitiva, el edil del radicalismo sintetizó que se está trabajando y siguiendo atentamente las novedades, aunque lamentó que desde el Legislativo tienen “herramientas para declamar y tender puentes, pero los órganos que deciden están todos en la Provincia”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario