El delegado local de la Defensoría del Pueblo bonaerense trazó un balance del primer año de gestión

A pocos más de un año de funcionamiento, el titular de la dependencia en Tandil de la Defensoría del Pueblo provincial Alcides Fortunato, destacó el trabajo que se realiza desde la sede para atender las distintas demandas que acercaron a casi 900 vecinos. La problemática con los servicios públicos, encabeza la lista de reclamos.

Alcides Fortunato explicó cuáles son los principales reclamos en la Defensoría.

El Eco

Desde la inauguración oficial del organismo en agosto de 2017, la oficina que funciona en calle Roca 192 recibió a casi 900 personas que llegaron al lugar con las inquietudes más variadas. Allí, Alcides Fortunato delegado local del Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, logró de manera mancomunada agilizar las demandas que los vecinos acercaron a la dependencia.

El objetivo del organismo busca resolver las diferentes problemáticas en las que un ciudadano, puede ver afectado alguno de sus derechos en relación al Estado. Las peticiones, son atendidas y derivadas dependiendo el ámbito de competencia requerido.

Fortunato brindó detalles del funcionamiento de la sede en la ciudad y celebró el ritmo que fueron adquiriendo en estos meses de trabajo. “Nos hemos asentado en cuanto a los mecanismos operativos y en el desempeño de cada uno de los que integramos este espacio para atender de manera más eficiente los reclamos que llegan a nuestra oficina”.

En este sentido indicó que las delegaciones distritales mantienen un mismo protocolo de funcionamiento que consiste, en primera instancia, en clasificar el tipo de problema para asignarle una categoría de respuesta. Las demandas se pueden identificar como requerimientos, que son aquellas de rápida solución o si se trata de un caso más complejo, se eleva un expediente de manera digitalizada para que tramite en las áreas pertinentes en la Plata.

Los servicios públicos, a la cabeza

Según describió el titular de la delegación, los reclamos por los servicios públicos encabezan la lista de conflictos entre los particulares y el Estado. En puntos porcentuales, esta demanda se refleja en más del 50 por ciento de los casos atendidos.

Dentro de esta medición, puede distinguirse que un 21 por ciento corresponde a problemas con las tarifas de luz y gas; un 11 por ciento refiere a salud con las prestadoras como IOMA o PAMI; los asuntos viales (infraestructura, multas) ocupan el tercer lugar con igual porcentaje y casi el 10 por ciento responde a problemas con el Municipio por temas como tasas, arbolado o ruidos molestos.

En relación a las demandas que competen el ámbito municipal, Fortunato señaló que actualmente se recepcionan en la sede y que una vez que la figura de defensor local esté operativa a partir de enero, se continuarán recibiendo pero se buscará redireccionar la petición de manera rápida con un trabajo de conectividad entre dependendencias para acortar los tiempos de tramitación.

“El restante 45 por ciento se corresponde con situaciones de las más variadas”, subrayó. Entre ellas se destacan problemáticas en defensa del consumidor “teniendo en cuenta que la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) se excusa en todo caso en los que interviene la Usina, sea cual fuere el reclamo porque el Municipio es accionista mayoritario del ente de energía y no puede ser juez y parte en un asunto”, agregó.

“Hay personas que llegan a esta repartición porque muchas veces es la última escala ante la nada ya que se agotan de reclamar en otros ámbitos donde no tuvieron la posibilidad de ser escuchadas”, evaluó Fortunato.“Tandil cuenta además con el centro de solución de conflictos que funciona muy bien y nosotros interactuamos a diario”, añadió.

En cuanto a la capacidad de respuesta de las intervenciones, destacó que el organismo en un ente de medios que busca brindar herramientas y promover la derivación cuando el reclamo trasciende la competencia. “Si bien no hay un estándar, la cercanía con la Defensoría Federal a colaborado con nuestra tarea para solucionar temas de jurisdicción nacional, como litigaciones docentes, jubilaciones o pensiones”.

Por último, el delegado de la Defensoría del Pueblo bonaerense invitó a los ciudadanos a acercarse a la dependencia que funciona de 8 a 14, de lunes a viernes en Roca 192. Tel 442-4584.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario