El Ejecutivo buscará por última vez extender otros dos años el plazo para el traslado de las agronomías

Así lo señaló el secretario de Desarrollo Económico Local, Raúl Moyano. El funcionario aseguró que la decisión será extender nuevamente el plazo con la esperanza de concretar el Polo de Logística. Lamentó la postura de la oposición en el Concejo pero reconoció que deben dar respuesta frente a lo que establece la ordenanza.

El Eco

El secretario de Desarrollo Económico Local, Raúl Moyano, salió a marcar el posicionamiento del Ejecutivo frente al planteo que hizo la oposición del Concejo Deliberante que evitó el debate en última sesión del proyecto que impulsa extender por otros dos años las habilitaciones a los depósitos de agroquímicos y fitosanitarios.

Lamentó la decisión de no acompañar la prórroga para las 27 empresas que comercializan agroquímicos en Tandil, plazo que, según argumentó, será solicitado “por última vez” con la certeza de poder concretar el proyecto que contempla la creación del Polo Logístico, que incluirá en el predio un espacio para el traslado de estas firmas.

El funcionario consideró que extender el plazo de aplicación de la ordenanza 13.371 resulta “lógico y prudencial” con miras a que se pueda concretar el ambicioso proyecto en el predio lindero adonde funcionó el centro clandestino La Huerta que, entre otras funciones, concentrará al denominado Polo Agroquímico.

 

Traslado y alternativas

Moyano, que reemplazó a Jaime Feeney al frente de la Secretaría de Desarrollo Económico Local, señaló que se deben considerar dos aspectos frente al pedido que impulsó el Gobierno comunal para este sector.

Por un lado, la ordenanza planteó un plazo para el traslado que se cumplió en 2017 y que se extendió por un año más, para retirar de la planta urbana a las empresas que tienen depósitos de productos fitosanitarios.

Pero por otro lado “hoy en día la gran mayoría de estos locales se encuentra en funcionamiento”, por lo que es necesario “proporcionarles alternativas” frente a la escasa disponibilidad de tierras para este uso fuera del ejido urbano.

Por ese motivo fue que se buscó incorporar un espacio en el denominado Polo Logístico, pensado inicialmente como una playa de maniobra de camiones pero que sumó otras funciones a raíz de la amplitud del espacio que el Estado nacional cedió al Municipio.

Dado que el proyecto aún se encuentra en desarrollo “proponemos dos años” como plazo por última vez.

 

“Hay que ser razonables”

En diálogo con El Eco Multimedios Moyano ratificó la “decisión firme” de cumplir con la normativa sancionada por el Concejo Deliberante. De todos modos aseguró que “es un tiempo lógico para concretar el Polo Agronómico y que cada una de las empresas tenga una alternativa concreta” para trasladar sus instalaciones al predio. En tanto, la modalidad que adopten en cada caso será de libre elección.

“La Municipalidad no tiene la obligación de proporcionarles un lugar pero hay que ser razonables. Teniendo en cuenta que no hay tanta disponibilidad de suelo hay que darles alternativa”, defendió el secretario de Desarrollo Económico Local.

Por eso consideró que “no podemos establecer una normativa para obligar” sino que también “tenemos que promocionar, ayudar y contemplar las distintas situaciones que se presentan”.

Finalmente lamentó el posicionamiento que adoptó la oposición y exhortó a “atender este tipo de cuestiones”.

“Entiendo que tantas prórrogas pueden dar la idea de que finalmente no se concrete y que la normativa quede en letra muerta, pero hay que atender todos los aspectos”, reforzó y agregó que “estamos pidiendo la prórroga para que el Polo Logístico y Agronómico se concrete y sea una alternativa real”.

 

El planteo

Fue el presidente del bloque de Unidad Ciudadana, Rogelio Iparraguirre, quien se pronunció en contra de la medida impulsada por el Ejecutivo y reclamó elaborar una propuesta seria para darle una solución definitiva al problema del emplazamiento de los depósitos de agroquímicos, conforme al Plan de Desarrollo Territorial.

Según se reflejó en estas páginas, el concejal precisó que el eje de la discusión es “ceñirse” a la ordenanza 13.371, aprobada en el Concejo Deliberante y que le daba un plazo de cuatro años a las agroquímicas que se encontrasen en el corredor de la Ruta 226 para trasladarse a la zona prevista en el Plan de Ordenamiento Territorial para ese tipo de comercio que “conlleva riesgos a la salud de las personas y al medioambiente”.

Recordó que después del plazo que otorgaba el PDT para el traslado de los depósitos, se sancionó la Ordenanza 13.371 que estableció un período de cuatro años se cumplió en 2017 y se prorrogó por un año más. “Entonces, digo que hay que ceñirse a esta ordenanza porque hay que saber qué se hizo en el medio. Bueno, la respuesta es nada. Absolutamente, nada”, cuestionó Iparraguirre.

Por otra parte, consideró que no se puede culpar a las empresas”, debido a que “a los negocios que compran y venden y acopian agroquímicos también se los ha tenido unos cuantos años prometiéndoles que el Gobierno local iba a avanzar con tareas para preparar una zona, pero no ha hecho absolutamente nada”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario