El IPAT solicitó que se firme el comodato para poder utilizar las instalaciones de la estación de trenes

Ante la demora existente en la firma del contrato de comodato para que la institución terciaria pueda usufructuar el espacio físico de la estación ferroviaria, la comunidad se acercó a pedirle al Consejo Escolar que acelere los procesos, con la expectativa de finalizar el ciclo lectivo ahí mismo. El lugar fue cedido el 18 de septiembre, pero no están cumplimentados todos los pasos legales correspondientes. El organismo provincial se comprometió a concretar la rúbrica esta semana para solucionar definitivamente el problema edilicio de la institución.

El Eco

Este miércoles, docentes y miembros del Centro de Estudiantes del IPAT (Instituto del Profesorado de Arte 4 de Tandil) se convocaron en la puerta del Consejo Escolar para solicitarle a las autoridades educativas que intervengan a efectos de acelerar la firma del comodato de las instalaciones de la estación de trenes -que fueron cedidas el 18 de septiembre-, pero aún no pueden ser usadas para desarrollar las actividades curriculares de la institución.

El IPAT acordó con las autoridades educativas hacer uso del espacio de la estación ferroviaria en la reunión de UEGD (Unidad Educativa de Gestión Distrital) celebrada en septiembre, en la cual el Municipio se comprometió a gestionar y realizar los arreglos correspondientes en la estación ferroviaria para continuar con el ciclo lectivo. El inconveniente se generó luego de la clausura por deficiencias en la infraestructura, el 31 de agosto, de la sede principal del IPAT que funcionaba en un antiguo edificio de Alem y Pinto. A raíz de esto, la matrícula fue repartida entre la sede anexa de Alem 448, la Escuela Primaria 37 y el mencionado espacio, que pertenece a la empresa Ferrosur.

Luego de casi dos meses, todavía no cuentan con la firma del permiso para hacer uso de esas instalaciones y por lo tanto, la inspectora de la modalidad artística, Mariela Thesz, prohíbe usar el lugar para cualquier actividad institucional. Luego de la cesión del espacio, el Consejo Escolar consiguió las llaves y se las entregó a los directivos del establecimiento, y a partir de esto la comunidad educativa desarrolló diversas jornadas de limpieza y reacondicionamiento, “cosas que  no le corresponden a la institución hacerlas pero las creíamos necesarias. Eso provocó que de parte de la inspectora hubiera un llamado de atención por no contar con la habilitación legal para funcionar ahí”, le contó a El Eco de Tandil Adrián Botella, docente del IPAT que estaba como jefe de área en el momento del conflicto. A raíz de ello, es que se acercaron a plantearle al organismo competente  la necesidad de regularizar la situación y concretar, finalmente, la firma del comodato para que quede legalmente asentado que el IPAT va a funcionar en ese espacio durante cuatro años, con los consiguientes permisos para  ingresar y comenzar con las actividades pedagógicas.

“Mientras se  desarrollan los trabajos que garantizan la seguridad en los servicios y lo estructural, necesitamos además que el espacio físico sea seguro. Nuestra intención es resolverlo antes del fin del ciclo lectivo vigente”, expuso.

La razón de la demora

Los docentes y estudiantes fueron recibidos por el presidente del Consejo Escolar, Cristian Cisneros, y consejeros escolares, quienes se comprometieron a concretar la rúbrica del contrato de comodato esta semana.

La demora se debe, en principio, al retraso de Ferrosur en el envío de los papeles correspondientes, que llegaron hace 15 días. Por otra parte, desde el Consejo Escolar también esgrimieron la falta de recursos humanos para abordar cuestiones de este tipo, por lo que el acuerdo debe ser revisado por personal del área de legales del Municipio, según las declaraciones de Botella, quien resaltó que “entienden nuestra urgencia de resolver el problema lo antes posible”.

El vicepresidente del Centro de Estudiantes, Emiliano Invernizzi, señaló que también solicitaron un plazo para  las obras que ya están encaminadas, como la de la instalación eléctrica, “fijamos un plazo  de 15 días con fecha de inicio mañana, eso también es un compromiso asumido, necesitamos funcionar de forma inmediata allá porque tenemos un problema de matrícula, este conflicto deja sus huellas y queremos salir de eso”, relató.

Desde el Consejo Escolar se comprometieron también a organizar una reunión  este viernes con el arquitecto inspector de la DPI (Dirección Provincial de Infraestructura), José Alustiza, y las inspectoras locales y de la región para terminar de definir las condiciones de ingreso y uso de las instalaciones, con el objetivo de solucionar el problema que ha sumido al IPAT en una permanente crisis edilicia durante el segundo semestre del presente año.

“Todo va encaminado para que el viernes se obtengan los permisos correspondientes y el lunes poder empezar ahí, estamos a la expectativa”, cerró el joven referente estudiantil.

Malestar en los docentes por la liquidación de los salarios 

Hugo González, secretario general de Suteba Tandil, se hizo presente para acompañar el reclamo, englobado dentro de los problemas de infraestructura que aquejan a Tandil. El alerta por las deficiencias edilicias constituye una problemática clave de la agenda educativa que defienden los gremios y fue expuesto el último viernes en un petitorio elevado a la Dirección General de Cultura y Educación provincial, en el que se exigen fondos específicos para afrontar la coyuntura.

Además, el dirigente sindical se explayó sobre los descuentos percibidos por el sector docente en la liquidación acreditada el martes.  “No se percibió el aumento del 30 por ciento, es mentira,  las liquidaciones fueron muy irregulares, hay compañeros que han recibido descuentos entre los 5 mil y 20 mil pesos”, informó en diálogo con un móvil de El Eco Multimedios.

Los descuentos son en concepto de retenciones por haberse pagado a cuenta de futuros aumentos, determinados  montos de dinero destinados a compensar la pérdida del poder adquisitivo producto de la inflación creciente y de la falta de un acuerdo paritario.

González explicó que el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, cada vez que el frente gremial rechazó una oferta salarial por insuficiente, automáticamente aplicó esta modalidad de aumentos, pero que nunca hubo un criterio acerca de qué características tenían.

“Aparecieron retenciones de lo que nos pagaron a cuenta del 30 por ciento anunciado, tenemos trabajadores que cobraron menos que el mes pasado. Vamos a pedir explicaciones de la liquidación, planteamos el rechazo a la última propuesta y necesitamos un acuerdo paritario concreto y serio, que contenga las necesidades de los trabajadores y que se hagan las liquidaciones como corresponde”, subrayó.

Muchos educadores encontraron inconsistencias e irregularidades entre lo sindicado en el recibo de sueldo y lo que figuraba en el cajero, además del malestar que generó en quienes percibieron menos haberes de lo usual.

“Es terrible ir a buscar el sueldo y cobrar menos, tenemos que sobrevivir con nuestro salario, todos tenemos diferentes descuentos y liquidaciones, y no tenemos certezas de lo que hicieron con eso pero sí del daño efectuado, el 30 por ciento de aumento es mentira”, ilustró el referente local de Suteba, quien, además, anunció que tendrán  reunión de delegados, y consultas y asambleas en las escuelas, para continuar profundizando la lucha en consonancia con el resto de los trabajadores estatales, tendientes a delinear acciones y definir las medidas de fuerza necesarias para seguir adelante con el reclamo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario