Endurecido en su tono verbal, el Movimiento 1 de Octubre volvió a marchar

El Eco

Como viene sucediendo casi semanalmente el Movimiento 1 de Octubre volvió a marchar por las calles de la ciudad para hacer visible su reclamo. La última vez que lo había realizado fue el día posterior a levantar, por orden judicial, un corte en la Ruta 226 y Aeronáutica Argentina que llevaba más de 6 días de duración. A diferencia de otras manifestaciones, el tono verbal utilizado en los cantos se elevó considerablemente.

Con bombos, consignas contra el gobierno nacional y provincial y bombas de estruendo, se movilizaron unas 300 personas desde Mosconi al 400 hacia el Municipio, pasaron por la oficina de la Anses y por último se dirigieron hacia el Ministerio de Trabajo de Nación.

“Cuídate oligarca hijo de p… porque en la plaza te vamos a colgar”, “Ellos no creen en la revolución, le hacen el juego a los asesinos, nosotros no damos tregua ni conciliamos”, “Para matar oligarcas no hace falta más que un rato”, algunas de las duras consignas que eligieron para cantar a través de los alto parlantes ubicados en una camioneta que guiaba la marcha de una cuadra de extensión.

Al igual que en ocasiones similares, el objetivo de la marcha era la entrega de petitorios en los lugares mencionados, aunque en la oportunidad corrieron con suerte dispar.

Entre los puntos que se señalan en el mencionado petitorio y que son los que suelen enumerar los referentes de la agrupación, se detalla la creación de un mercado frutihortícola; la ampliaciones de vivienda, bloqueras y carpintería metálica; la fabricación de bianquería y descartables quirúrgicos para hospitales; y jardines maternales y espacios de contención para menores de edad.

Cuando la columna de manifestantes avanzó por Belgrano para pasar por el Palacio Municipal se dieron cuenta que las puertas de la Municipalidad estaban cerradas, sin custodia policial visible, pero no abiertas como en otras oportunidades. La última vez habían logrado que salgan a la explanada del citado edificio la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri y su sub secretario , Pablo Civalleri.

Alertados de que no podían dejar petitorio alguno siguieron su paso por Chacabuco para retomar por Pinto. Antes de llegar a la sede de la Regional de Anses se toparon con otra manifestación significativa para la ciudad: los trabajadores de Metalúrgica Tandil que por esas horas desarrollaban una audiencia clave en la sede del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

Tras hacer sentir el ruido de los bombos y entonar el cántico “unidad de los trabajadores y al que no le gusta, se jode, se jode”, se trasladaron unos metros más hasta la puerta de la Regional de Anses donde la líder del Movimiento 1 de Octubre, Griselda Altamirano, entregó el petitorio al jefe del organismo nacional , Mariano Pereyra Iraola. La situación no fue tensa, al contrario, saludo de por medio, la referente de la agrupación simplemente le dio una fotocopia del pedido que ya había sido acercado en ocasiones anteriores.

La marcha siguió su curso entonces hasta el tercero de los lugares apuntados para manifestarse. La secretaría de Trabajo y Empleo de la Nación ubicada en 9 de Julio casi avenida España. Los dos responsables del lugar, el director Gonzalo Santamarina y el gerente de Empleo y Capacitación, Martiniano Corbetta, no estaban presentes en el lugar ya que habían viajado a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por cuestiones de la propia cartera.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario