fbpx El Oído agudo – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Oído agudo

El Eco

UN RECUERDO Y CIENTOS DE COMENTARIOS

 

“Hace 20 años en Casapueblo, con Carlitos. Regresando de Porto Alegre, presupuesto participativo. Gran recuerdo, una foto recuperada”. Con tono nostálgico posteó el jefe de Gabinete lunghista Julio Elichiribehety y, como toda exposición en las redes sociales, lo que se publica dispara para lados insospechados.

Si bien algunos afines a sendos radicales saludaron con amabilidad aquella foto recordativa, los detractores de siempre le saltaron a la yugular, sobre todo por la temática abordada.

Es que no pocos se olvidan que precisamente tanto el actual diputado nacional Carlos Fernández como la mano derecha del pediatra, Julio Elichiribehety,  cuando estaban en la vereda de enfrente, léase oposición, insistieron hasta el hartazgo sobre el presupuesto participativo y criticaban a mansalva al por entonces gobierno de Julio José Zanatelli por no aplicarlo en el pago.

Pues bien, la pareja de correligionarios, el ala más política y fuerte del lunghismo en el poder comunal, tuvieron tiempo –se cumplirán 16 años de Gobierno- para imponer aquella idea participativa en la ciudad. Apenas se quedaron con una muestra acotada en María Ignacia y Gardey, donde los vecinos no pocas veces señalan sobre el direccionamiento que se da a la hora de optar por la obra prioritaria, con el limitante además de un presupuesto acotado.

A veces, abrir el baúl de los recuerdos puede traer más reproches y sinsabores que remembranzas de buenos momentos vividos…

POZO PROPIO EN LA

PLAZA INDEPENDENCIA

 

La foto del riego en funcionamiento en la Plaza Independencia, publicada hace una semana en esta misma sección, no cayó bien en la Dirección de Espacios Verdes Públicos. Hay que reconocer que la imagen resultaba chocante, luego de los encarecidos pedidos de funcionarios municipales para que los vecinos racionalicen el uso de agua ante la falta de suministro en algunos barrios.

En plena ola de calor, los canteros de la plaza central recibían los chorros del preciado líquido, casi en simultáneo con las quejas de algunas familias de La Movediza que no encontraban respuestas al abrir las canillas en plena ola de calor.

Desde Espacios Verdes salieron a aclarar que el riego y la fuente de la Plaza Independencia no utilizan agua potable de la red porque esas manzanas cuentan con un pozo propio desde el cual se bombea.

Más allá de que el riego del emblemático espacio público no colabore en el infortunio de los habitantes del postergado barrio de La Movediza, activar el sistema en medio de una ola de calor resulta, al menos, un mensaje peligroso. ¿Con qué autoridad moral les pide el Estado municipal a los contribuyentes que no malgasten el agua cuando está tirando miles de litros en los canteros, a la vista de todo el mundo?

Por otra parte, se podría haber parado el riego en las agobiantes jornadas con que se despidió enero, máxime cuando el registro pluviométrico ha sido generoso en esta temporada estival y el césped presenta un verde saludable.

 

SEÑALES DE LA CRISIS

 

El cierre de comercios en el centro de la ciudad se convirtió en una constante en los dos últimos años, donde los carteles de liquidación final o la aparición de locales vacíos, de un día para el otro, ya no generan sorpresa para el público que camina por la zona. En los barrios también se detectan locales ociosos donde antes había un almacén, una frutería, alguna ropería o un kiosco.

Más allá de las percepciones, es cierto que Tandil carece de estadísticas que proporcionen datos certeros sobre la marcha del comercio en estos tiempos de crisis.

Sin embargo, una señal lleva a pensar que la situación se agrava y se evidencia en el Boletín Oficial del Municipio. Entre los decretos firmados por el intendente Miguel Lunghi aparecen frecuentes bajas de oficio de comercios de distintos rubros. Estos actos administrativos se producen cuando los inspectores realizan recorridas para fiscalizar y se encuentran con negocios que bajaron la persiana.

En tiempos en donde el consumo movía la economía, la situación era inversa, se publicaban los decretos que establecían el alta de oficio para aquellos emprendimientos que no habían realizado el trámite antes de iniciar las actividades, por lo cual evadían la Tasa Unificada a la Actividad Económica (TUAE).

Durante 2018, el cierre de comercios también redundó en una menor recaudación del Municipio en relación a lo previsto, además teniendo en cuenta que la TUAE es la única tasa que se incrementa de acuerdo a la inflación que provoca un aumento en el volumen de facturación.

 

SIN PRISA EN EL PROYECTO DEL FAS

 

La sanción del Presupuesto 2019 obligó al Departamento Ejecutivo a ceder en algunas de sus pretensiones para contar con el acompañamiento de Marcos Nicolini, Nora Polich y Gabriel Bayerque, conocidos en la interna radical como los concejales díscolos del oficialismo.

Uno de los proyectos que debió dejar de lado fue la reforma del Fondo de Ayuda Solidaria (FAS), que proponía destinar el 50 por ciento de la recaudación a través de la factura de la Usina a infraestructura y equipamiento médico.

Si bien el tema quedó en stand by, el presidente del Sistema Integrado de Salud se salió con la suya. Es que consiguió que los recursos subejecutados del FAS de 2017 y 2018 se liberaran para costear infraestructura y equipamiento hospitalario. Esos 13,8 millones de pesos le permitirán poner en condiciones algunas áreas, justo en un año electoral, donde será un plus que las inauguraciones y cortes de cintas se mantengan en la agenda.

En la búsqueda de consensos, antes de que el Presupuesto llegara al recinto, el mismo Morando intentó convencer a Facundo Llano para que apoyara la reforma del FAS. El justicialista había presentado una propuesta en la misma línea, hace un año y medio, que sigue cajoneada. Ahora, con la ordenanza madre aprobada, ya no hay apuro porque cuentan con los recursos para invertir en un área que no tiene fondo.

 

COMIDA DE HOSPITAL

Nuevamente en la semana que transcurrió este Oído recibió quejas del servicio de alimentación que se está ofreciendo en el Hospital Ramón Santamarina.

Una de las comidas que fue servida a una mujer que había dado a luz y se encuentra amamantando a su hijo, consistía en papas hervidas, zanahoria y una manzana como postre, lo que se puede apreciar en la foto que fue enviada.

Consultados algunos profesionales que trabajan en el centro de salud pública, coincidieron que el menú es por demás económico y expresaron que “no creemos que el Gobierno quiera gastar menos en la comida, sucede lo que se viene diciendo desde hace un tiempo y es que el servicio de cocina del Hospital, en varias  oportunidades, deja mucho que desear. La comida a veces no es buena y se termina tirando”.

Una vez más el Hospital es fuente de rumores, en esta ocasión no por las denuncias de quienes trabajan, sino por la queja de una persona que estuvo internada junto a su bebé recién nacido.

 

ALLANAMIENTOS

 

Luego de la nota que fuera publicada por este Diario, sobre el raid delictivo que viene cometiendo un menor de 15 años que queda grabado en las cámaras de seguridad de los distintos comercios o edificios en donde ha sustraído elementos, la policía intentó actuar por sorpresa. Si bien los uniformados han aprehendido al menor, la Justicia dispone su liberación, lo que genera un profundo rechazo por parte de los damnificados y del resto de la gente que se solidariza con las víctimas de los hurtos que viene cometiendo.

Lo concreto que el pasado martes llegó hasta calle Azucena al 800, sitio donde vive esta familia donde varios de sus integrantes tienen prontuario, para llevar a cabo un allanamiento. De inmediato la gente del barrio le informó a este Oído lo que estaba aconteciendo. Del lugar se terminaron secuestrando algunos elementos, aunque oficialmente no se dieron detalles del operativo realizado.

 

PIDIÓ CONTROLES, PERO

NO ESTABA HABILITADO

 

El secretario del Sindicato de Peones de Taxis, Mauricio Villalón, viene desde hace un tiempo reclamando a través de los medios que se profundicen los controles por parte de la Dirección de Tránsito y además luchando por poder lograr lo que ellos denominan paradas libres o de descanso.

En declaraciones formuladas tiempo atrás a este Diario, aseveró que “si salís de las paradas te multan. Estamos peleando muchas cosas, lo que son multas, paradas, no tenemos lugar para poder levantar en la calle. No es que no nos lo permiten, pero si paramos en doble fila somos multados”.

Enfatizó que lo que necesitan es tener “paradas libres, que puedan rotar los autos y darle mejor servicio a los pasajeros y los turistas, que hoy no se les está brindando porque hay paradas donde no encuentran auto, entonces se van a las agencias de remis, y con ellos no tenemos problemas pero son nuestra competencia  y nos superan en número”.

Mientras esta lucha está vigente, hay sectores que no han sido habilitados como parada y que los taxistas han tomado como propio, como se puede observar a diario en la boca de expendio de Supermercado Monarca situada en calle San Martín al 500.

Días atrás, hasta ese lugar llegaron los inspectores municipales para cumplir con su tarea de control y se encontraron con Villalón que estaba a cargo de un taxi y por trasladar a un pasajero. Al pedirle la documentación correspondiente, los trabajadores detectaron que Villalón no estaba autorizado como chofer del taxi que conducía. Pese a los intentos y explicaciones dadas por quien está a cargo del Sindicato en la ciudad, los inspectores procedieron no solo a realizarle la multa correspondiente, sino también a quitarle la oblea a quien figura como responsable del coche utilizado como taxi, ya que solo esa persona puede manejarlo.

Ante esta situación, si en el futuro inmediato Villalón no es declarado como chofer, y fuera interceptado por un nuevo control, el vehículo en cuestión quedaría secuestrado.

Villalón pidió mayores controles, pero cuando le tocó ser controlado el hombre quedó masticando bronca y siendo sancionado por no contar con la debida habilitación para ser chofer de taxi.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario