El reordenamiento de calles previsto para mañana podría sufrir modificaciones

Si bien todavía están pensando en una alternativa superadora para evaluar los pros y contras, la idea desde Obras Públicas es tener una única mano en las calles, por lo menos en Larrea y Fugl.

El Eco

El Municipio informó que el reordenamiento previsto en los sentidos de circulación de las calles Larrea, Lobería, Fugl, Martí y Martín Fierro, que comenzaría a funcionar mañana, será reprogramado para una nueva fecha.

Desde Obras Públicas detallaron que habían pensado un esquema en el que algunos sectores de Fugl y de Larrea que tenían doble mano pasen a tener una sola. Fue a partir de la pavimentación de esta última que se lo estableció como la mejor manera de agilizar el tránsito en cuanto a entrada y salida de la zona. A partir de un cronograma que se había armado, se definió modificar el sentido de algunas calles y, fundamentalmente, poner mano única en todas. La decisión tomó público conocimiento y los comentarios de vecinos no tardaron en llegar.

Aparentemente algunos recorridos, que eran cortos, quedarían más largos si se implementaran los cambios. Desde el Municipio estuvieron atentos a estas sugerencias y están trabajando en un replanteo de la propuesta con la intención de mejorarla, por eso queda suspendida hasta nuevo aviso la puesta en marcha del plan.

Fundamentalmente, las sugerencias de los vecinos tienen que ver con alternaciones en los movimientos que hacían dentro del barrio, que son las manzanas entre las avenidas Avellaneda, Brasil, Bolívar y López Osorno. Algunos, que están ubicados entre la diagonal Barrufaldi y los edificios de Falucho, por ejemplo, plantearon que tendrían que hacer un gran recorrido en comparación a lo que transitan ahora.

Si bien la propuesta ya fue aprobada por el Concejo Deliberante, el subsecretario de Obras Públicas, Luciano Lafosse, aseguró en conversaciones con El Eco Multimedios que si hay que realizar modificaciones se procederá a una nueva ordenanza que busque la convalidación de la alternativa.

El proyecto de reordenamiento del tránsito surgió luego de que la comuna completara la pavimentación de la calle Larrea entre Tacuarí y Martín Fierro, con el propósito de mejorar la conectividad urbana de la ciudad y la seguridad vial. Antes de estar pavimentada tenía un tránsito de doble mano, luego del cambio, al tener un único sentido podría permitir lograr mayor agilidad en el tránsito. La dirección que propone la ordenanza sería desde Brasil hacia Bolívar por Larrea, mientras que Fugl lo haría en sentido contrario. En esta planificación está contemplada la instalación de semáforos que permitan los giros sobre la avenida. Por otro lado, la obstrucción que generan el “cerrito” y los macizos de calles por la zona hace que en ocho cuadras haya solamente dos pasos intermedios.

La alternativa

Cabe destacar que sobre la avenida Brasil ya se vienen realizando algunas obras de mejoramiento, como la semaforización de algunas cuadras. Según Lafosse, al igual que el plan de redirección de calles, tiene que ver con un distribuidor de tránsito que está en proyecto de Ejecutivo actualmente y se ubicará en lo que sería el acceso al Cementerio Municipal, además de un futuro Centro de Convenciones.

Asimismo, el creciente tránsito que hay por esa avenida y por la calle Fleming hacia el lado de Reforma Universitaria genera la necesidad de darle una mejor circulación.

Ahora, con el planteo de los vecinos, las variables que se presentan no difieren demasiado con la ya conocida, sino que es conceptualmente similar. Si bien todavía están pensando en una alternativa superadora para evaluar los pros y contras, la idea es tener una única mano en las calles, por lo menos en Larrea y Fugl. Una de las opciones sería cambiar el sentido que se había asignado, así se iría desde Brasil hacia Bolívar por Fugl, mientras que Larrea lo haría en sentido contrario. En cuanto a la calle Lobería, queda en el medio de las dos afectadas al cambio, todavía está siendo tema de estudio el sentido que será más conveniente.

Con respecto a las manzanas internas, el subsecretario dijo que habrá que poner el foco en buscar la forma de resolverlo de la mejor manera posible.

La cuestión es evitar la doble mano en calles que no están preparadas para ese tipo de tránsito, porque no solamente entorpecen el tránsito sino que resulta más peligroso.

El esquema propuesto establece la modificación del sentido de circulación de las calles Larrea, Lobería, Fugl, J. Martí y Martín Fierro, el que quedará establecido de la siguiente manera: Larrea entre Alvear y Azcuénaga: doble mano; Larrea entre Azcuénaga y Richieri: Ascendente; Larrea entre Sandino y Bolívar: Ascendente; Larrea entre Bolívar y Brasil: Descendente; Lobería entre Bolívar y Martín Fierro: Ascendente; Fugl entre Rondeau y Brasil: Ascendente; J. Martí entre Avellaneda y Roser: Descendente; J. Martí entre Gardel y Fugl: Ascendente; J. Martí entre Fugl y López de Osornio: Descendente; Martín Fierro entre Avellaneda y Gardel: Ascendente; Martín Fierro entre Lobería y Larrea: Ascendente y Martín Fierro entre Larrea y López de Osornio: doble mano.

Además se prohibirá el estacionamiento vehicular en la vereda impar de la calle Hansen entre Fugl y Barrufaldi.

Otras zonas a tratar

Estos cambios estarían dando lugar a los reclamos que tienen que ver con las calles Beiró y Quintana, donde también hay tramos de doble circulación. Sin embargo, el punto que aclaró Lafosse advierte que lo que complica como barrera urbana es la existencia de la vía.

En este sentido el funcionario dijo que están insistiendo con los pedidos que realizaron el año pasado a Provincia, ya que cada uno de los paso a nivel que se necesitan estaban presupuestados en entre siete y ocho millones de pesos cada uno en 2017.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario