El Sindicato de Madereros proyecta para agosto el inicio del barrio de unas cincuenta viviendas

El secretario general del Sindicato de Madereros en Tandil, Daniel López, lamentó la compleja situación que se está viviendo en el sector.

El Eco

El Sindicato de Madereros de Tandil avanza con las gestiones tendientes a materializar el proyecto para la construcción de unas cincuenta viviendas de madera en un predio cercano al barrio La Elena. El emprendimiento, anunciado a fines del año pasado, arrancaría en agosto próximo y tiene un plazo de ejecución de cuatro meses.

El secretario general del gremio, Daniel López, destacó que es una iniciativa innovadora para Tandil que apunta no solo a facilitar el acceso a la vivienda a muchas familias, sino también a la generación de empleo calificado, con una considerable reducción de costos y tiempos.

En diálogo con El Eco de Tandil, detalló que las últimas gestiones impulsadas para la concreción del proyecto estuvieron enfocadas principalmente al tema del reglamento de construcción que rige para toda edificación barrial.

“En estos casos es necesario reglamentar una serie de normas relativas al loteo, el uso de suelo, la edificación y el mantenimiento, entre otras cosas más, sobre todo cuando un barrio se encuentra bajo la jurisdicción municipal. Por consiguiente, toda obra de urbanización y edificación tiene que regirse con las disposiciones vigentes que establece el código de zonificación y de edificación de la Municipalidad”, explicó.

Por lo tanto, contó que desde el sindicato decidieron conformar “un consejo directivo, donde hay ocho futuros propietarios del proyecto urbanístico, y entre todos estamos poniendo en vigencia un conjunto de normas específicas que constituyen un reglamento interno para la edificación. Somos además quienes estamos en permanente contacto con los distintos colegios -técnicos, ingenieros, arquitectos y agrimensores- para tener el Certificado de Aptitud Técnica -CAP-“.

A partir de ello, indicó que “se elabora un expediente que es presentado no solo en el Municipio, sino también en el Instituto Provincial de la Vivienda, donde hemos avanzado con la comisión central del sindicato en conversaciones para poder conseguir financiación porque estamos hablando de madera, que es mucho más económico que los materiales tradicionales que se utilizan en otro tipo de construcción. Por los costos que sacamos, según qué tipo de vivienda quiera cada propietario, el valor mínimo es de 450 mil y 500 mil pesos. Mucho más barato que una construcción tradicional”.

La adquisición
de la tierra

Consultado sobre el predio donde se alzará el barrio, el dirigente sindical precisó que “pertenece a un empresario de Tandil que tiene una amistad personal conmigo desde hace muchísimos años y se acercó a ofrecérmelo. Es un conjunto de lotes que están ubicados a unas diez cuadras de donde termina la avenida Juan B. Justo, camino a La Elena, justamente donde está el tanque de agua que puso el Municipio para abastecer toda esa zona. Estamos negociando el valor y la subdivisión del terreno para ponerle un precio razonable”.

“Una vez que tengamos los precios, que seguramente será en los próximos diez o quince días, elevaremos la información al consejo directivo nacional del sindicato para que pueda aportarnos una ayuda en la compra de los lotes; no así con aquellos particulares que no entrarían como afiliados directos. El que es afiliado directo tendrá que pagar el valor del terreno y se le dará a pagar en cinco años, que es lo que sacamos de cálculo”, explicó.

Las ventajas
del proyecto

Con buenas perspectivas, entonces, López deslizó que “si tenemos todo certificado como corresponde y recibimos ayuda a nivel nacional del sindicato, estamos en condiciones de decir que en agosto podremos empezar la construcción de las viviendas y terminarlas en menos de cuatro meses. Esa es la ventaja de una construcción en madera”.

En cuanto a las características de las casas, confirmó que “no serán todas iguales porque lo lindo es que cada una tenga características distintas. Además, la madera se tornea de diferente forma, a diferencia del material de construcción tradicional”.

Remarcó que “es el primer emprendimiento de estas características que estamos impulsando desde nuestra institución y además con capacitación, ya que en articulación con el Centro de Formación Profesional 403, hace un mes iniciamos un curso de construcción de viviendas en madera, al que asisten casi 30 alumnos. De ahí seguramente vamos a sacar a la gente para poder hacer las distintas edificaciones”.

Más vivienda
y trabajo

Por último, el secretario general de los madereros anunció que una vez cumplimentados los pasos legales y administrativos que restan, la idea es solicitar una reunión con el Departamento Ejecutivo porque la intención no solo es poder acercar una solución habitacional a los trabajadores del sector, sino también dar respuesta a más familias tandilenses que sueñan con la casa propia.

“Vivienda y trabajo son las demandas más grandes que tenemos en Tandil. Por lo tanto, la idea es ofrecer la posibilidad de hacer más casas y que esto pueda generar también más trabajo”, destacó.

En definitiva, aseguró que están “trabajando para que la actividad de la construcción en madera siga para adelante y que no se caiga porque vemos preocupación de los empresarios del sector frente a todos estos cambios económicos que ha habido. Estoy en permanente contacto con ellos y me están mostrando un futuro muy preocupante, así que tenemos que activar el movimiento antes de que pase una crisis”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario