fbpx El Tribunal de Trabajo falló a favor del Sindicato Municipal en el conflicto con un grupo de médicos – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Tribunal de Trabajo falló a favor del Sindicato Municipal en el conflicto con un grupo de médicos

La Justicia reconoció la legitimidad de la aplicación de la cláusula de usufructo establecida en el Convenio Colectivo de Trabajo, por la que un grupo de profesionales del Hospital Santamarina inició un expediente el año pasado. El tribunal tandilense justificó que "los logros y avances en las condiciones de trabajo obtenidas por la asociación sindical con personería gremial, se extienden, por el efecto, a todos". Los médicos no aceptaban el descuento salarial en base a este artículo y no reconocían la representatividad del gremio municipal.

El Eco

El Tribunal de Trabajo de Tandil integrado por los jueces Virginia Persson, Marcelo Molina y Néstor Soria, le dio la razón al Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) en torno a la legalidad, legitimidad y vigencia de la cláusula de usufructo establecida en el Convenio Colectivo de Trabajo.
El expediente fue iniciado el año pasado por una asociación de profesionales del Hospital Municipal “Ramón Santamarina” referenciados en una organización gremial provincial (Cicop). De hecho, se generó un conflicto en ese entonces frente a la aplicación de ducha cláusula -mediante la cual se les descontó  el uno por ciento del salario básico- y los médicos llevaron adelante un  “paro de lapiceras”.
“Debemos aclarar que la pretensión de un conjunto de trabajadores que impulsaban la demanda no sólo era que se decidiera la ilegalidad del usufructo, también del CCT en general, atacando dos de los artículos y solicitando su nulidad”, expresaron desde la entidad.
Los médicos en discordia 
Uno de los fundamentos esgrimidos por los profesionales en cuestión era que el convenio no “incluía ninguno de los temas de su interés y que en nada específico se ha mejorado su situación”. 

Vale aclarar que el artículo de usufructo hace referencia a que las mejoras salariales o de cualquier tipo conseguidas por la entidad gremial alcanzan a todos los trabajadores aunque que no están afiliados, entonces cada empleado no afiliado debe entregar el uno por ciento del salario básico al sindicato.

Sin embargo, desde la Cicop entendían es aquel momento que “el mismo artículo 319 abre la posibilidad de que cada trabajador pueda renunciar expresamente, mediante una carta, a que se le realice el descuento, y que esa negativa tiene una duración anual, debiendo renovarse cuando el convenio sufra alguna modificación en su articulado, donde debería realizarse el trámite de nuevo. Pese a haberse presentado esta nota de renuncia al descuento ante la oficina de Recursos Humanos, el Ejecutivo hizo caso omiso y liquidó el mismo”.
El fallo del Tribunal 
Ahora, el fallo judicial da por probado que no sólo se beneficiaron con temas generales como los aumentos de salario, sino  también lo hicieron en temas puntuales de ese colectivo de trabajadores ligados a pases a planta permanente, beneficio antes negado.
Además, el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, como autoridad de aplicación, ya había determinado que el Sindicato Municipal es el único que puede negociar en paritarias, excluyendo a cualquier otra institución por no cumplir con nada de lo establecido en el marco normativo vigente.
En cuanto al usufructo, se cita que se justifica ”porque los logros y avances en las condiciones de trabajo obtenidas por la asociación sindical con personería gremial, se extienden, por el efecto a todos”.
La resolución del Tribunal también alega que “es razonable exigir a los trabajadores no afiliados una contraprestación por esa suerte de gestión de negocios de carácter legal, que representa para la entidad sindical y sus integrantes una labor, un costo y todo aquello que conlleva la militancia sindical en su faceta de acción” y que “la posición descripta coincide con la interpretación del Comité de Libertad Sindical de la OIT, que sostuvo, de una manera clara el pago obligatorio de una suma de dinero por parte de los no afiliados al ente, a cambio de los beneficios que les aporte el contrato colectivo.
Finalmente la cláusula de usufructo que se aplicará cumple con la restricción en cuanto que el monto aportado es menor a la cuota de los afiliados que sostienen la institución y que la misma es temporal.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario