En el desafiante contexto económico, una empresa local abrió su planta productiva en el Parque Industrial

La firma familiar abocada a la fabricación, comercialización y reparación de equipos y máquinas de panificación y pastas, formalizó la apertura de sus nuevas instalaciones apostando a la expansión. Es la primera de las ocho industrias que se localizarán hasta mediados del año que viene en el predio y contribuirán al desarrollo económico de la ciudad.

El Intendente y funcionarios acompañaron a la familia González en esta apuesta por el desarrollo productivo y económico de Tandil.

Rody Becchi

La firma Mafalu, propiedad de Mario González y familia, oficializó ayer la apertura de la planta radicada en el Parque Industrial de la ciudad. Con este desembarco la empresa pretende contribuir al desarrollo económico local y expandirse para lograr posicionarse en otros niveles.

Del encuentro participaron el intendente Miguel Lunghi, el propietario de la firma Mario González; su padre, Juan Mario González; el secretario de Desarrollo Económico Local, Raúl Moyano; el director de Industria, Comercio, Servicios y Emprendedores, Mauricio Madarieta; el titular del Ente Administrador del Área Parque Industrial, Fabián Oyarbide; empresarios, empleados de la firma y familiares y amigos de los propietarios.

La nueva planta de 600 metros cuadrados y una inversión de tres millones de pesos, permitirá mejorar las condiciones de producción y en el futuro sumar la fabricación de nuevas maquinarias como: trinchadores y  amasadoras de diferentes tamaños.

El emprendimiento que se dedica a la fabricación, comercialización y reparación de equipos y máquinas de panificación y pastas, comenzó hace 14 años arreglando maquinarias y desde entonces  fue creciendo hasta llegar a producir ellos mismos los insumos y artefactos, brindándoles respuestas a las demandas de los clientes.

El proceso de fabricación de maquinarias en serie engloba sobadoras, ralladoras, carros para hornos rotativo, mesa de trabajo (fabricadas en acero inoxidable), churreras, y algunos equipos especiales (corte y cerrado de milanesas de soja automática).

La tramitación de créditos para darle entidad a la idea se inició en  2015, a través de la gestión de un crédito perteneciente al fideicomiso del Banco Nación llamado Fondar, con tasas muy promocionales que cubrió sólo una cuarta parte de la inversión total y el resto se hizo con capitales propios.

El intendente Miguel Lunghi manifestó su satisfacción por el crecimiento y establecimiento en el agrupamiento industrial de una nueva empresa y desatacó que “esto es un avance más de los muchos a los que estamos acostumbrados en Tandil. Quiero felicitar a los propietarios de esta empresa porque hoy estamos viendo el resultado de mucho esfuerzo, trabajo, compromiso y  dedicación, siempre pensando en un futuro mejor”.

Por su parte, Mario González añadió que “mi padre me prestó sus instalaciones y empezamos reparando máquinas. Al tiempo fuimos comprando y vendiendo maquinaria hasta llegar a la comercialización de máquinas nuevas.  Con este proyecto arrancamos en 2014. Cuando  íbamos a buscar máquinas para vender, siempre teníamos que hacerles cosas para mejorarlas, entonces comenzamos a pensar por qué no hacerlas nosotros si teníamos los medios y los conocimientos, estábamos complicados con el lugar. Se presentó este proyecto y le dimos forma”.

El orgulloso dueño recordó el arranque del negocio en 2004, gracias a la iniciativa de una amiga de la familia que les propuso ofrecer sus servicios de reparación de máquinas de panadería. Desde entonces, la empresa progresó ostensiblemente hasta ver materializada la planta fabril que les permitirá mejorar su producción, que tiene una amplia zona de cobertura en la Provincia de Buenos Aires, mercado que quieren trascender para progresar, sumar más gente y colocar sus productos a nivel nacional. “La idea es crecer, lograr nuevos desarrollos, crear trabajo, nos gusta este desafío”, señaló González.

Una gestión exitosa a pesar del contexto

Mauricio Madarieta, director de Industria, Comercio, Servicios y Emprendedores del Municipio, expuso su alegría por el impulso a la industria que significa que una nueva planta se radique en el área productiva de la localidad, más teniendo en cuenta la complicada y recesiva coyuntura económica que rige en el país. “En este momento que inaugure una empresa está muy bien, tenemos varios proyectos, lo consideramos un éxito dentro de la gestión”, definió en conversación con El Eco Multimedios.

“La compañía tiene proyectos en evaluación, cobertura zonal importante y un amplio mercado. Es una empresa con gente de Tandil que apuesta a la ciudad y a seguir creciendo”, evaluó.

El funcionario reconoció que el desarrollo económico se halla inmerso en un contexto complejo, que tiene como resultado el cierre de empresas y negocios. Se refirió al reciente y dramático cese de la producción de Metalúrgica Tandil, y afirmó que desde la municipalidad  se encuentran trabajando para reubicar a los 100 operarios despedidos por Renault este mes. El Departamento Ejecutivo no permanece ajeno al plan de reorientación laboral ofrecido por la multinacional y se ocupa de hacer un seguimiento a las capacitaciones, cómo reinsertar a los exempleados en el mercado del trabajo y de reunirse  con las consultoras que vinieron desde Buenos Aires para operativizar las herramientas necesarias en esta transición.

Un Parque Industrial atractivo

La planta fabril emplea a siete personas de manera directa, pero son muchas más las que están relacionadas a la producción que sale de la empresa. Si bien las tareas o servicios agregados no forman parte de la  estructura habitual de una firma, generan un impacto positivo en lo atinente a otras áreas vinculadas.

“Estamos en una situación económica complicada, la industria tiene importancia por el efecto multiplicador por cada puesto industrial hay una serie de puestos de trabajo de tareas que se realizan, logística, administrativo, venta. Es la primera en este año que viene encadenado con una serie de inauguraciones  que se darán hasta mediados del año próximo. Es una apuesta importante a seguir trabajando y produciendo”, definió Moyano, el titular de la cartera de Desarrollo Local.

Las anunciadas ocho empresas que se van a inaugurar hasta mediados del año entrante, significarán  150 personas más trabajando en el predio del Parque Industrial, un número importante para el lugar, que lo vuelve un polo atractivo para las inversiones y diversificación industriales.

“Uno de los motivos que nos señalaban la gente del consorcio  del Parque es garantizar que cada vez  se hagan más inversiones en infraestructura y poder ir completando al predio con más empresas. Eso lo hace más atractivo, diversificado, mejora  el panorama, lo hace más seguro y son posibilidades de tener negocios en conjunto, sirve a todos”, ponderó el funcionario.

En tiempos adversos, invertir puede ser considerado como un acto desafiante y de fe, en lo que puede ser una apuesta riesgosa al sistema. No obstante, Moyano expresó su deseo de que en algún momento el Parque quede pequeño y siga creciendo la actividad hacia la zona norte, el lugar que el Municipio considera más conveniente para la radicación industrial.

“Los emprendedores asumen riesgos controlados, a partir de que tienen un conocimiento del negocio, pero también están  la fe y el espíritu emprendedor. Cuando se inauguró la sucursal de Monarca, el propietario señalo que su plan de negocios era su fe. Para el que estudió un plan es  un documento escrito con una serie de planteos, objetivos y proyecciones,  un empresario no formaliza tanto, va para adelante a generar esa actividad transformadora, que quienes no lo hicimos no podemos entenderlo”, sostuvo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario