En el último trimestre de 2017, se registraron cerca de 90 accidentes viales en la ciudad

Según el Observatorio de Seguridad Vial, en el último trimestre de 2017 se registraron 91 siniestros de tránsito. Las motos son protagonistas de estos eventos.

El Eco

En un inicio de año signado por la muerte de tres jóvenes en incidentes viales, la preocupación sobre el estado del tránsito volvió a ganar espacio en la agenda de la ciudad.

En ese marco, emerge el Observatorio Municipal de Seguridad Vial, espacio impulsado por la Provincia que tiene por finalidad recolectar datos, registrarlos, sistematizarlos y generar una estadística local, con el objetivo de analizar y monitorear los hechos, causas y acciones posibles, vinculados a la seguridad vial y los índices de siniestralidad en la comuna.

Mientras mantiene la incorporación de datos para el primer mes del año, en el último trimestre de 2017 las cifras indican que se registró un total de 91 siniestros de tránsito, con 203 víctimas, de las cuales una resultó fatal.

Fue el caso del niño de ocho años que fue atropellado el pasado 22 de noviembre en Beiró al 600. Debido a la gravedad de las heridas, el menor fue trasladado al hospital Materno Infantil de Mar del Plata, donde falleció horas después.

De octubre
a diciembre

Según se desprende del relevamiento, las cifras reunidas permiten establecer que el mayor porcentaje de incidentes son protagonizados por personas de entre 20 y 39 años. En concreto, en el 30,05 por ciento de los incidentes las víctimas fueron personas de entre 20 a 29 años, mientras que en el 23,15 por ciento de entre 30 a 39 años.

En el caso de colisiones en las que hay motos involucradas, durante ese período solo el 20 por ciento de los accidentados utilizaba casco, mientras que el 80 por ciento restante carecía de protección, lo que representa un “índice altísimo” en este rango.

En autos, en tanto, el 87,5 utilizaba cinturón de seguridad al momento del hecho, mientras que el 12,5 por ciento no lo hacía.

Los siniestros por tipo de vehículo arrojan que en un 46,31 por ciento de los casos hay motocicletas involucradas, en un 38,42 por ciento automóviles particulares y en un 8,88 por ciento camionetas.

De acuerdo al horario, el 62 por ciento de los choques se registraron durante el día y el 37 por ciento durante la noche, mientras que según el tipo de colisión, un 25,27 fueron de tipo frontal, un 19,78 por ciento fueron por alcance, un 6,59 por ciento lateral, un 10 por ciento en ángulo y un 13 por ciento por roce lateral.

Al estudiar las causas, se desprende que del total de los hechos relevados, un 16,48 por ciento fue por maniobras riesgosas, un ocho por ciento por distracción, un 2,2 por ciento por consumo de alcohol o estupefacientes, un 2,2 por ciento por exceso de velocidad, un 2,2 por ciento por cuestiones meteorológicas, un 1,1 por ciento por mal estado del vehículo, mientras que en un 68 por ciento se ignora por no tener acceso a los peritajes.

El subsecretario de Protección Ciudadana, David Tifner, compartió las cifras del Observatorio de Seguridad Vial y el trabajo de la Dirección de Tránsito.

Carga de datos

El subsecretario de Protección Ciudadana, David Tifner, analizó los datos recolectados por el espacio y ratificó la carga “permanente” de datos en el sistema que utiliza el Observatorio de Seguridad Vial a través de planillas que reciben a de las actuaciones policiales y de la Dirección de Control Urbano Vehicular.

En ese caso, precisó que la estadística se toma desde el 1 de octubre al 31 de diciembre de 2017, en función de los primeros meses de puesta en marcha del espacio, que tiene por objetivo obtener una perspectiva sobre la situación actual y adoptar políticas públicas.

“Hay muchos accidentes graves con motociclistas, esa es una constante, y las camas en terapia intensiva no dan abasto”, evaluó y marcó además que la mayoría de los hechos de esta naturaleza ocurren “por la ausencia de casco”.

Trabajo de
Control Urbano

Frente a este escenario, el subsecretario compartió las cifras que hacen al trabajo impulsado por la Dirección de Control Urbano Vehicular durante 2017.

Así, precisó que el año pasado se efectuaron 234 operativos de control y fiscalización a cargo de personal del área y policial, de los cuales 191 fueron diurnos y 43 nocturnos.

En ese marco se labraron 5.624 infracciones a la ley de tránsito y se detectaron 64 casos de alcoholemia positiva. En tanto, se retuvieron 165 licencias de conducir por distinto tipo de infracciones y se secuestraron 1.058 vehículos, de los cuales 436 fueron motos, 547 automóviles, 67 camionetas y los ocho restantes de otro tipo.

Por último, se cubrieron 117 eventos entre instituciones públicas y privadas, 41 sociales, 46 deportivos, 31 culturales y nueve escolares.

El área, a cargo de Walter Villarruel, cuenta con 32 inspectores, divididos en dos grupos, dos grúas, tres camionetas y seis motos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario