fbpx En Tandil aumentaron la cantidad de consultas y vasectomías realizadas en el sistema público – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En Tandil aumentaron la cantidad de consultas y vasectomías realizadas en el sistema público

Aunque las cifras aún son bajas, se observa un creciente interés por el procedimiento anticonceptivo para hombres, en consonancia con lo que sucede a nivel nacional. La práctica -que está garantizada por ley- es segura y ambulatoria.

En el Hospital Santamarina se incrementó el número de intervenciones y consultas sobre vasectomías.

El Eco

En el último año emergió un debate público sobre el uso de métodos anticonceptivos y el rol de los hombres en la prevención de los embarazos no deseados, circunstancia que hizo que se empezara a hablar de la vasectomía con menos tabúes y que la información comenzara a circular de manera más horizontal.

Para conocer de qué se está hablando, la vasectomía es un procedimiento médico anticonceptivo para hombres que consiste en ligar el conducto deferente, un “tubito” por el cual los espermatozoides van del testículo al semen, con el propósito de que no haya espermatozoides en el líquido seminal y por ende, en la eyaculación.

Según el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, entre 2017 y 2018 el número de procedimientos aumentó en un 312 por ciento y de 181 operaciones pasó a 565. De acuerdo a datos aportados por el Sistema Integral de Salud Pública de Tandil, en el año 2015 se realizaron en el nosocomio local 6 vasectomías, en 2016 la cifra se redujo a 3 y en 2017 no se realizó ningún procedimiento de esta naturaleza. Pero en 2018 se registraron 7 intervenciones y según la información de este año, hasta el 30 de junio se efectuaron 6 operaciones y todo parece indicar que la cifra irá en ascenso.

En la ciudad, la comparativa entre 2017 y 2018 arroja un incremento del 700 por ciento. Cabe indicar que la población masculina que se ubica entre los 20 y 64 años asciende a un total de 34.227 personas  en la ciudad, según el último censo.

Un tendencia en alza 

El médico Luciano Rojas, especialista en urología, confirmó que, aunque tímidamente, es una tendencia en alza y son cada vez más los hombres y las parejas que se acercan a los consultorios a preguntar al respecto. “En este último año, hicimos más procedimientos y las consultas son cada vez más”, ratificó.

“Es una práctica sencilla, casi ambulatoria, con una pequeña sedación el paciente queda una hora internado y se va a la casa”, explicó.

Consultado sobre el carácter reversible del procedimiento, el especialista apuntó que, si bien es reversible, la persona debe  tener en cuenta que la reversibilidad implica una cirugía mayor y la tasa de efectividad no es tan alta. “Lo que se puede hacer es la inseminación artificial porque los testículos no dejan de producir espermatozoides”, afirmó.

El profesional, que se desempeña tanto en el Hospital Santamarina como en el sistema privado, aclaró que solamente se busca que no haya espermatozoides en el eyaculado y que no hay en absoluto repercusiones en otros aspectos de la vida sexual, porque la testosterona en ningún momento se ve afectada por este tipo de cirugías ni tampoco el volumen del líquido seminal.

Planificación familiar 

Rojas aseguró en el último tiempo recibió varias consultas de parejas de entre 40 y 50 años que deciden no tener más hijos, con el fin de que la mujer no tenga que tomar más anticonceptivos orales. “Está bueno que el hombre también ponga el cuerpo”, valoró.

El urólogo caracterizó a la población de pacientes con los que se encuentra y aseveró que llegan al consultorio definidos porque leyeron sobre el tema y van en busca de información profesional. Si bien observó que la gran mayoría de las veces son decisiones que se toman en pareja, también hay pacientes jóvenes que no tienen hijos ni pareja estable que consultan.

“El más chico que llegó  tenía 19 años, me parece demasiado joven, pero está buena la consulta y que evacúe todas las dudas para tomar una decisión consciente”, expuso, y sostuvo que siempre se debe consultar al médico para sacarse todas las dudas y elegir lo que sea mejor para la vida de cada uno. “No estamos para juzgar a la gente, sino para informar de la mejor manera”, destacó.

La gratuidad del procedimiento

Desde el 2006, año en que la vasectomía se transformó por ley en un procedimiento anticonceptivo gratuito, que el interés de los varones por este método ha crecido de manera exponencial. La vasectomía está dentro del plan médico obligatorio y es un derecho reproductivo acceder de manera gratuita a este método de tipo quirúrgico y que todas las obras sociales y prepagas están obligadas a realizar. Quien no cuente con una obra social o prepaga, se lo puede realizar en un hospital público o un centro de salud. El único requisito que tiene que cumplir la persona es ser mayor de edad -el nuevo Código Civil establece en este caso que es a partir de los 16 años- y además debe tener un consentimiento informado.

“Está garantizado tanto en el sistema público como privado. Un hombre puede dirigirse al Hospital a solicitar el procedimiento sin problemas”, precisó Rojas.

Prevención de enfermedades 

Como la vasectomía es solamente un método anticonceptivo, el paciente no debe dejar de cuidarse al mantener relaciones sexuales  porque no previene ninguna infección de transmisión sexual, sólo tiene efectos en la prevención de un embarazo no deseado y la planificación familiar.

“Hay que hablarlo bien, asesorar, a veces lo hacen porque no se quieren cuidar más y no es así, porque no se previenen las enfermedades”, expresó.

“Están en aumento enfermedades que no se veían tan seguido y ahora resurgen llamativamente, se ve en todas las clases sociales. No hay suficientes campañas, no hay conciencia del sexo seguro. No hay acciones para que los jóvenes puedan entender que deben cuidarse más allá de la planificación familiar, cuidar la salud y el cuerpo por las infecciones”, puntualizó.

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario