En un abrazo a los adolescentes y los niños, las diferentes ONGs exigieron la normalización de los fondos

“Los jóvenes no somos peligrosos, estamos en peligro”, “Nadie se atreva a tocar a los pibes” e “Inseguridad es no incluir a los pibes y pibas”, fueron algunos de los carteles de apoyo.

El Eco

Con emoción y a la vez con determinación y convencimiento, miembros del Foro de Niñez y Adolescencia de la ciudad presentaron ayer en el Municipio un documento exigiendo “la inmediata normalización de los fondos que garantizan el desarrollo pleno de las actividades”. Mediante las voces de los miembros de cinco organizaciones no gubernamentales y ante un salón lleno de gente, de apoyo y aplausos adhiriendo al reclamo, se llevó adelante un encuentro que terminó en puras coincidencias y tirando hacia un mismo fin: “Que ningún centro se cierre”.

Silvia Fernández Soto del Centro Social y Cultural La Vía, Cristina Roteño trabajadora social del Centro de Día Mailén, Silvina Guaita directora de Sala Abierta de Lectura, Petra Marzocca por Memoria por la Vida en Democracia, Silvana Cetrone coordinadora técnica del Centro de Referencia La Tribu y Noel Sipitria, presidente de la Fundación Pequeños Hogares, fueron los responsables de transmitir el momento de tristeza y preocupación por la que están atravesando todos los que de alguna u otra manera trabajan en pos de los niños y adolescentes de la localidad.

El Municipio pedirá explicaciones a la provincia sobre la baja de convenios a ONGs tandilenses

Contaron que como foro tuvieron la necesidad de redactar un documento, que además ayer mismo fue presentado para tratamiento en la sesión extraordinaria del Concejo Deliberante de hoy. “Lo hicimos con el convencimiento de lo que significa proteger la niñez y estos espacios que los acobijan y lo que significan dentro de la sociedad”.

Dicho texto fue leído pausada y tranquilamente por cada una de esas cinco voces, como así también el sin fin de entidades que firmaron el apoyo. Entre otros aspectos, apuntaron a que este “desmantelamiento impacta directamente no sólo a los niños, niñas y adolescentes de diferentes barrios de la ciudad, profundizando la vulnerabilidad de los mismos, sino también a los trabajadores y las trabajadoras de la niñez que sostienen cotidianamente los sistemas de promoción y protección de derechos”. Por esto es que exigieron a las autoridades municipales el posicionamiento en la defensa de los derechos de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, manteniendo plenamente todos los lugares que cotidianamente trabajan para garantizarlos. Además, solicitaron una reunión con autoridades municipales de carácter urgente y que se convoque a asamblea de Consejo Local de Niñez para abordar este y otros asuntos que se vienen suscitando en materia de niñez, adolescencia y juventud.

“Lo vamos a pelear a muerte, cambiaremos la estrategia, pero sabiendo que como sociedad retrocedemos”, exclamaron los miembros del Foro.


No se resignará futuro

Los carteles en apoyo, como sostén y reivindicación de la necesidad de mantener estos espacios para la niñez y adolescencia se alzaban bajo el claro concepto de no soltarle la mano a los pibes.

Las noticias comenzaron a llegar el lunes por la mañana: a partir del primero de junio se darán de baja los convenios provinciales a cinco programas de esta ciudad.

“Lo primero que quisimos es hacerlo público para que toda la sociedad esté al tanto”, se adelantaron los miembros del Foro de Niñez y Adolescencia.

Es que al momento de recibir esa información, a cada uno se les pasó por la mente todo el trabajo realizado a lo largo de los años, el esfuerzo viendo evolucionar a las familias y el significado de cada una de las ONGs para esos chicos y la comunidad en general.

El mayor problema que avizoran es que no se habla de una reprogramación de las becas, sino que “serán quitadas para derivarlas al conurbano bonaerense”.

Si bien no saben concretamente quién tomó la decisión de los recortes, la realidad es que está ocurriendo en otros lugares, de hecho durante la misma reunión de ayer informaron que la organización Unicornio de Mar del Plata también ha sido víctima de esta medida.

Con la esperanza de que para el primero de junio se pueda revertir, las voces se alzaron enfatizando que “esto es mucho más profundo que un recorte de subsidios”.

“No es que vayamos a cerrar, en todo caso nos convertiremos en un espacio de resistencia en la calle”, advirtió Mario Raimondi de La Tribu. “Lo vamos a pelear a muerte, cambiaremos la estrategia, pero sabiendo -y haciendo saber- que como sociedad retrocedemos”.

Todos sintieron y coincidieron en que justamente lo que hay que hacer es lo contrario: abrir espacios de niñez “porque son lugares de construcción de seres humanos, donde se trabaja cotidianamente para la sociedad”. La necesidad, opuestamente a lo que está sucediendo, se centra en mayor presencia del Estado, ahora y siempre, y que además sea capaz de garantizar la continuidad. “En este presente no estamos dispuestos a resignar un futuro de esperanza”.

Apoyando

Desde Unidad Ciudadana, estuvieron brindando su apoyo los concejales Rogelio Iparraguirre, Silvia Nosei y María Eugenia Poumé.

Iparraguirre reafirmó y confirmó que el tema se tratará en la sesión extraordinaria de hoy. “Pedimos incluir un proyecto de resolución muy respetuoso solicitando tanto la reversión de la medida, como saber cuáles serían las que la suplirían esta determinación. Pretendemos que se dé tratamiento sobre tablas”. “Este es un tema que nos atraviesa a todos”, agregó Nosei.

En tanto que Poumé, desde el punto de vista docente y haciendo referencia al cierre de los bachilleratos para adultos, aseguró que se trata de una resistencia en conjunto. “Si no damos batalla, esto nos pasa por encima”. u

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario