Estrellas, delfines y ballenas en la colonia de Independiente

Los chicos se divierten dentro y fuera del agua, los días de sol y los de lluvia también.

El Eco

Con el comienzo del año arrancó el segundo de tres contingentes que participarán de las colonias de vacaciones del club Independiente. Los 180 chicos del turno que va de 9.30 a 12.30 y los 150 que asisten a la tarde, de 15 a 18, superan al número registrado el verano pasado.

“Año tras año la cantidad fue subiendo, quiere decir que a la gente le gusta y eso nos pone muy contentos”, remarcó Javier Perotti, coordinador de esta colonia, quien junto a 10 profesores y ayudantes más se reparten la supervisión de los niños y las actividades del ciclo.

Cabe destacar que el primer grupo comenzó el 18 de diciembre y terminó el 29, ahora está viniendo el segundo, que empezó el 2 de enero y durará hasta el 26, y el tercero y último transcurrirá del 29 de enero al 23 de febrero.

Los colonos de 3 a 12 años pasan sus días realizando actividades tanto en el agua como en campo. Los más chiquitos tienen una pileta exclusiva, con unos 50 centímetros de profundidad, mientras que los demás se distribuyen en una más grande con forma de T, que les permite un mejor aprovechamiento por sectores y grupos.

Como ocurre generalmente, todo lo relacionado con la pileta se trabaja por niveles. “El primer día que los chicos ingresan le hacemos una evaluación y los separamos a los de preescolar en estrellita blanca, negra o roja; en lo que es escolar tenemos lobo negro o rojo, delfín negro o rojo y ballena que es el nivel más avanzado”, detalló Perotti. Explicando que abarcan todo, desde lo que es la ambientación a la pileta, los primeros pasos que da cualquier niño en el agua, hasta los grandes que ya nadan todos los estilos, dan vueltas olímpicas y realizan rescate subacuático.

Fuera del agua continúa la diversión, también por edades, ya que los chicos pueden entretenerse con los deportes del club practicados en forma recreativa y otros juegos al aire libre. Además, al contar con un gimnasio y otros espacios cerrados, la concurrencia no se interrumpe los días de lluvia. “Hacemos juegos con pelotas y colchonetas, y en los lugares interiores más reducidos hacemos papiroflexia y cocina con los pequeños”.

Pero no todo termina allí, ya que dentro de las actividades extra contempladas durante el ciclo también está previsto hacer un campamento de dos días en el mismo club y una jornada extendida. Mientras que al finalizar cada grupo los chicos hacen un muestreo para sus padres de todo lo que fueron aprendiendo.

Como cierre final de todas las colonias realizan una fiesta en el agua, alguna obra de teatro y también se les entrega un recordatorio a los niños.

“Todos los profesores estamos abocados a que los chicos pasen un verano diferente, que se diviertan y que aprendan algo de natación”, remarcó el coordinador Perotti.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario