Fueron atendidos luego de seis horas de espera en la Guardia del Hospital

Catia Medina, quien acompañó a su novio a realizarse unas curaciones en el Hospital Municipal Ramón Santamarina, denunció las falencias del servicio y manifestó los inconvenientes atravesados para lograr ser atendidos, luego de casi seis horas de espera.

El Eco

Días pasados, el novio de Catia sufrió quemaduras en su pierna, por lo que asistió al centro asistencial. Allí, fue atendido por la Dra. Benitez, quien le solicitó que regresara el lunes 15 de este mes para mantener el control de las heridas con infección, sin necesidad de solicitar un turno previamente. Por este motivo, a las 7 de la mañana la pareja estaba presente en la Guardia del Hospital para solicitar las curaciones requeridas. Luego de esperar 75 minutos, el muchacho fue ingresado por el personal de admisiones y le fue anunciado que la profesional que le debía realizar las prácticas no se encontraba, aunque se encargaría otra doctora del área.

El tiempo pasó y la espera se extendió hasta las 11, cuando les notificaron que la Dra. Martens no los iba a atender, por motivos que no fueron expuestos y fueron enviados hacia el área de Curaciones. Una vez allí, le fue informado que, sin la orden escrita del médico para que le realice las prácticas sería imposible atenderlos, por lo que debieron regresar a la Guardia. De vuelta en el lugar, les notificaron que serían atendidos por una médica residente luego de que pasaran tres personas que requerían atención urgente, aunque para aquel momento ya había pasado el mediodía y eran las 12.15.

Enojada por el tiempo perdido y la ausencia de atención médica, Catia se dirigió hacia la Secretaría de la Dirección del Hospital, donde fue recibida por el Director Médico Asociado, el Dr. Félix Gabriel Godoy, quien después de oír el relato de la mujer, la acompañó hasta la Guardia para ocuparse del asunto. Nuevamente en el área de emergencias, Godoy ordenó que el novio de Medina fuera atendido por el médico que se encontrara disponible. Luego de diez minutos de procedimiento, la pareja se retiró de las instalaciones del centro asistencial municipal a las 13, seis horas después del ingreso.

Disgustada con la mañana que debieron pasar, Catia aseguró que el martes se acercará nuevamente al Hospital para denunciar de manera escrita y detallada lo sucedido, y agradecer personalmente la preocupación del Dr. Godoy, ya que, de no haber sido por su intervención, asegura que aún estarían esperando.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario