Funcionarios recibieron a vecinos del Procrear por el problema de la falta de agua

Vecinos del desarrollo urbanístico Procrear, situado en Quintana y Pujol, se reunieron el viernes con funcionarios del Municipio para pedirles ayuda en la gestión de respuestas por parte del fideicomiso de Procrear respecto al problema de la falta de agua que padecen en la barriada.

Los frentistas salieron a plantear la problemática en los últimos días en diálogo con El Eco de Tandil, cansados de no obtener respuestas de las autoridades. Si bien el inconveniente existió siempre, se agravó con la llegada de más propietarios que residen en la flamante barriada. Continuamente sufren de cortes de agua, lo que afecta con mayor magnitud a los dueños de las viviendas construidas por la empresa Coarco porque no tienen tanques en cada una de las unidades.

La reunión

Del encuentro que se llevó adelante en el Municipio ayer en horas del mediodía, participaron vecinos del barrio, el secretario de Obras Públicas Roberto Guadagna, el director general de Obras Sanitarias Guillermo Allasia, el gerente operativo del área de Agua Corriente de Obras Sanitarias, Jorge Mathiasen, y Marcela Vairo, como abogada del Municipio.

Mariana Aguerriberry, vecina del barrio, explicó que “nos contaron un poco las gestiones que hicieron ellos hasta ahora con el fideicomiso. Hay dos proyectos que vienen de larga data. Uno de ellos implica colocar el generador y el otro hacer un cableado de la cisterna hasta el tanque. Con estas dos obras la gran mayoría de cortes estarían solucionados”.

Asimismo, los funcionarios reconocieron todos los errores que hubo hasta el momento con el tema del agua.

“Los dos proyectos ya están aprobados por el fideicomiso, que va a poner la plata para comprar todo eso, pero se están aprobando presupuestos, yendo y viniendo y se está dilatando un poco. Los funcionarios del Municipio se comunicaron el martes, y les dijeron que está bastante avanzado todo y que supuestamente la semana que viene compran las cosas, que la toma de decisión para la orden de compra estaba resuelta”, expuso.
No obstante, no les precisaron la fecha en que comenzarán las obras.

El petitorio de
los vecinos

En cuanto a las restantes obras de infraestructura que quedaron sin terminar o que están mal hechas, desde el Municipio se comprometieron a encargarse del mantenimiento del barrio una vez que la empresa haga entrega de la obra finalizada al fideicomiso.

En tanto, explicó que la semana que viene los funcionarios viajarán a Buenos Aires y presentarán un petitorio firmado por todos los vecinos para que les comuniquen una fecha certera de comienzo de obra y saber un plazo aproximado de finalización.

Aguerriberry explicó que buscan estar seguros de que antes del verano van a “tener una solución”.

“Ellos están en gestiones continuas con el fideicomiso, Guadagna viaja la semana que viene y se comprometió a enviar una nota nuestra”, indicó.

La vecina confió que se quedaron conformes con la reunión porque desconocían “cuál era la problemática y nos permitió saber bien qué es lo que se necesita, qué es lo que se habló, lo que falta, cómo vienen los plazos, y se notaba que sabían de lo que estaban hablando. Estaban empapados del tema, se acordaban las fechas, se nota que realmente vienen trabajándolo”.

“Nosotros, que pagamos las cuotas, queremos exigirle al fideicomiso que cumpla con obras porque ya pasaron tres veranos con errores y al haber cada vez más gente se nota más”, manifestó.

Otra reunión

Luego, tuvieron otra reunión solo con Marcela Vairo, pero como titular de la Oficina de Defensa al Consumidor, que les explicó cómo hacer una presentación a través de la oficina.

“Estamos evaluando hacer una presentación por todos los errores de infraestructura del barrio, como las lomas de burro, rampas para discapacitados mal hechas, queremos hacer el reclamo conjunto de infraestructura y el reclamo individual por cada una de las propiedades que tienen filtraciones y errores de construcción”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario