Gestiones a contrarreloj para que Río Paraná se fusione con otras empresas de transporte

El Eco

El severo presente e incierto futuro de la empresa de transporte Río Paraná, que acaparó la opinión pública la semana, trajo aparejadas vertiginosas gestiones de un amplio abanico dirigencial que, a estas alturas e independientemente de lo que se resuelva sobre la nueva oferta de la firma Plusmar, pone todas sus fichas en un salvataje económico que garantice los puestos laborales pero también la calidad de un servicio ampliamente denostado.

La clave, concuerdan políticos, empresarios y trabajadores, es la renovación de los micros. Ante la inviabilidad de acceder a un crédito bancario (por un leasing de Provincia se recibió una lapidaria negativa) sólo queda una esperanza en la otra entidad estatal, una línea del Banco Nación.

Al respecto trascendió que no pocos consideraron también como poco probable ante la inhibición de la firma local, pero ante esto respondieron que los créditos están para aquellas empresas en crisis con posibilidad de recupero. Una empresa que está bien para qué solicitaría un préstamo.

De todas formas e independientemente de las lecturas que se realicen, también hay coincidencia en que será archicomplejo acceder a una línea de crédito si no aparece una fuerte intervención política.

Empresas interesadas

En paralelo, trascendió que se tejieron redes con otras empresas de transporte que podrían ser tentadas para compartir el mercado del circuito que actualmente explota Río Paraná. Es que aquí radicaría la salida más factible, señalaron sin titubear los actores intervinientes.

La información dio cuenta que el empresario Mario Morel habría ya mantenido una reunión con un de las potenciales empresas interesadas y hoy tendría otro encuentro con otra firma del rubro.

Se dejó trascender que una de las firmas consultadas contaría con capacidad para abastecer a la cuestionada flota de ómnibus locales unas siete unidades nuevas que actualmente no estarían cumpliendo recorridos.

De arribar a un acuerdo entre los empresarios, se trataría de distribuir los recorridos que actualmente monopoliza Río Paraná, de acuerdo al margen de negociación que exista entre los privados, para lo cual factiblemente Morel tendría que ceder circuitos como desprenderse de acciones de su agonizante empresa pero -creen- con potencial para recuperarse.

“Es mejor quedarse con el 60 por ciento de la empresa que con nada”, sentenció una de las voces que intervino en el acercamiento de las empresas foráneas capaces de aportar su capital para salvar a la empresa colega, con el rédito económico lógico que ello implicaría.

El escenario

Como se vino detallando, el desembarco de la empresa de transporte de larga distancia oriunda de Quilmes puso en duda la continuidad en la prestación del servicio y el futuro de Río Paraná. La incertidumbre y la eventual pérdida de cerca de 200 puestos de trabajo movilizaron a los representantes de la empresa y a las autoridades de la ciudad en busca de una alternativa a este esquema.

En efecto, tras un primer encuentro en la Cámara Empresaria, del que participó el propio intendente Miguel Lunghi y sus colaboradores, el jueves por la tarde se concretó una reunión en la Subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires gestionada por el director regional de Empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación, Gonzalo Santamarina.

La comitiva local, encabezada por el funcionario tandilense y por el propietario de Río Paraná, Mario Morel, fue recibida por Mariano Campos, responsable de la repartición dependiente del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos.

En ese contexto, la queja de la empresa estuvo direccionada al modo en que se otorgó la licencia para cubrir con el recorrido que une Tandil con La Plata. La presentación abrió un compás de espera hasta tanto la dependencia evalúe la situación y elabore una respuesta.

No obstante, mientras se resuelve esta acción, desde la empresa no descartan la vía judicial para evitar que la firma cumpla con ese recorrido turístico.

Otras acciones

Al trascender la noticia a partir de la publicación de este Diario, el concejal del bloque Integrar, Mauricio D’Alessandro, se hizo eco de la problemática y presentó una denuncia en la Subsecretaría de Transporte provincial y un recurso de amparo para frenar la irrupción de la empresa Plusmar al mercado de transporte de pasajeros de la ciudad.

Para justificar su accionar, advirtió, según voces consultadas, que el procedimiento de adjudicación se efectuó “demasiado rápido y sin escuchar a una de las partes”, que es un requisito “constitucional y que está en la ley de procedimiento administrativo”.

Mientras se sucedían los hechos, la opinión pública se volcó con comentarios a través de ElEco.com.ar y de las redes sociales que cuestionaban la calidad del servicio que brinda la empresa local, que el próximo 4 de abril celebra 99 años de su creación.

Más voces

En medio de la preocupación, otras voces sumaron su preocupación por el complejo escenario y las gestiones para evitar el cierre de la firma tandilense.

En ese marco, el director regional de Empleo, del Ministerio de Trabajo de la Nación, Gonzalo Santamarina, sumó su aporte para propiciar la audiencia que se celebró el jueves con el subsecretario de Transporte de la Provincia de Buenos Aires, Mariano Campos.

A la espera de una respuesta oficial a la presentación efectuada por Río Paraná, en la que objetó el mecanismo de adjudicación de ese tramo, el funcionario advirtió que bregarán por el mantenimiento de las fuentes de trabajo y que estarán atentos a las mejoras que se puedan implementar en la calidad del servicio que se brinda a los pasajeros.

Por su parte, el concejal de la UCR y presidente de la Comisión de Transporte, José Luis Labaroní, manifestó que desde el Concejo Deliberante observan con “mucha preocupación” la situación que atraviesa Río Paraná y se mostró dispuesto a implementar las medidas que estén al alcance para evitar que se pierdan las fuentes de trabajo.

Por lo pronto, aseguró que se encuentran a la espera de que la dependencia provincial determine la “legalidad jurídica” del decreto que le otorgó a Plusmar la posibilidad de cubrir ese recorrido.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario