Guadagna estimó que el corrimiento de la Ruta 226 va a “acelerar el desarrollo urbano hacia ese sector”

El secretario de Obras Públicas Roberto Guadagna estuvo en el programa Tandil Despierta de El Eco Multimedios hablando de varios temas, entre los cuales estuvieron las obras que realizará el Gobierno nacional en la Ruta 226, que afectará a esta ciudad. Además, se refirió al centro de transferencia de cargas y descargas.

Respecto a la ruta, Guadagna explicó que aún no consiguieron una reunión con Vialidad de Nación para obtener detalles del proyecto que incluye esta ciudad.

“A esta altura del año en función del calendario del proceso licitatorio y antes de la presentación del proyecto que está publicado hacia el 15 de diciembre cualquier reunión que tengamos va a ser de carácter informativo sobre la decisión que haya tomado Vialidad nacional”, sostuvo.

En tanto, admitió que a modo informal tampoco obtuvieron información alguna, salvo por lo que está publicado en el sitio web de Vialidad, donde estructura dos grandes tipos de intervenciones en rutas nacionales: “uno es el sistema de autovías y otro de lo que denominan rutas seguras en el que se inscribe el corredor de la Ruta 226, se habla siempre del tramo Mar del Plata-Olavarría, en rigor el tramo a intervenir es Azul-Balcarce que actualmente es de ruta simple”.

Estimó que eso va a implicar la ampliación de carriles para permitir sobrepaso de camiones en algunas curvas, aunque no están determinadas cuáles, pavimentación de banquinas, y todo el sistema de señalización. “Eso es lo que puede verse como concepto en esquemas en el sitio web de Vialidad. El tramo en cuestión que interesa a la ciudad es cuando la ruta atraviesa precisamente la planta urbana”, indicó.

Corrimiento
de la ruta

Cabe recordar que Guadagna había presentado un proyecto para llevar adelante una autopista manteniendo la traza y elevándola entre la rotonda de Reforma Universitaria y el puente ferroviario de La Blanqueada.

“Ese estudio y otro de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Centro llevó adelante que preveía trabajar sobre la misma traza, sobreelevada y corrimientos de ruta hacia la Circunvalación, todos esos estudios fueron presentados en Vialidad sobre qué es lo que la ciudad pensaba para el corredor, lo que sabemos hasta ahí más allá del concepto de ruta segura, es que aparece como tramo singular a proyectar el tramo urbano”, indicó.

Si bien aseguró que no conocen aún detalles del proyecto, saben que hay un corrimiento de la Ruta 226 hacia Circunvalación, pero desconocen “qué alcance tiene, cómo son las superposiciones en la Ruta 30 que es el lugar de desvío, sobre todo porque hay superposiciones no solo físicas sino también jurisdiccionales, Ruta 30 es provincial y Ruta 74 también y hay cruces ferroviarios en Circunvalación”.

Reestructuración

“Lo más trascendente que necesitamos saber es qué pasa con la ruta cuando atraviesa la ciudad y si hay corrimiento obliga también a pensar cómo es el escenario de reestructuración actual entre la ruta y la Circunvalación pensando en que hay que resolver la accesibilidad por los flujos, más allá que existen, pero hay que repensarlas del mismo modo que los desarrollos urbanos que van a venir de la mano de que la ruta quedó en un lugar distinto al actual”.

Frente a ese panorama, recordó que el Plan de Desarrollo Territorial ya establece que la ciudad se va a desarrollar hacia el arco noroeste, noreste, que es precisamente ese sector de la Ruta 226 y hacia la Ruta 30.

“Ahora hay que usar el territorio, densificarlo, eso va a generar probablemente mayor velocidad de expansión en función de que la ruta estará desplazada, va a acelerar el proceso de desarrollo urbano hacia ese sector. Lo más transcendente es la accesibilidad, pavimentación, desagües pluviales, pensando la depresión del territorio y todo lo que significa el Langueyú para nosotros”, manifestó.

Y consideró de vital importancia que se resuelva el problema que es el cruce de la ruta hoy, y el riesgo que implica.

Centro de
transferencia

Por otro lado, Guadagna se refirió al centro de transferencia de cargas y descargas. Al respecto, afirmó que “llevamos trabajando más de un año, en primer lugar en una serie de indicadores de evaluación para seleccionar el sitio donde se iba a instalar. Es un trabajo conjunto entre la Secretaría de Obras Públicas y la de Desarrollo Local”.

“A través de gestiones de la Secretaría de Desarrollo Local, el Estado nacional y con un decreto del Presidente del 3 de abril de este año se pone a disposición de la Municipalidad una parte del predio de lo que se denomina La Huerta, que es dependencia del Ejército”, contó.

Allí, empezaron a trabajar en “el desarrollo del polo logístico porque incorpora más cosas que el viejo centro de distribución urbana y playa de camiones, incorpora eso a un centro de logística donde todas las actividades de fletes, almacenaje transitorio, transferencia simultánea de carga de transporte pesado y mediano para ingresar a la ciudad se resuelve en un mismo lugar”.

“Eso lleva tiempo de trabajo, hubo reuniones con distintos sectores, el proyecto no está cerrado, se va modificando”, indicó y expuso que el costo más importante es el acondicionamiento del suelo, el escurrimiento de las aguas y pavimento.

“Es lo mínimo que hay que hacer y es lo que el Estado municipal va a encarar”, afirmó pero admitió que la concreción del proyecto llevará años de trabajo.

“Generar el lugar para los camiones va de la mano de la norma que regule el acceso al área urbana de los vehículos pesados, para eso hay que crear la infraestructura. Los camiones son parte de la logística del sistema productivo que le agrega valor a esta ciudad”, enfatizó y aseguró que si bien se habla del tema hace 8 años, la tierra “apareció ahora”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario