Hacia un abordaje integral, se consolida el servicio de atención domiciliaria

La coordinadora de enfermería, Gabriela Sewalt, y el vicepresidente del Sistema Integrado de Salud Público, Matías Tringler. 

El Eco

En medio de un proceso de consolidación que dará la base para su crecimiento, el servicio de internación domiciliaria del Sistema Integrado de Salud Pública aspira a sostener una perspectiva integral en la atención de los pacientes en el marco de una política sanitaria que se presenta como una tendencia.

El servicio presenta beneficios para el paciente y su familia pero también para el sistema de salud y desde su creación, en julio de 2015, brindó atención a cerca de un centenar de personas.

En diálogo con El Eco de Tandil, la coordinadora de enfermería, Gabriela Sewalt, y el vicepresidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Matías Tringler, trazaron un positivo balance a casi tres años de su puesta en marcha y proyectaron el crecimiento del servicio con vistas a un abordaje integral del paciente.

El proceso se consolida a diario a partir de la experiencia y el aprendizaje, ya que, un abordaje que marcó un “cambio de paradigma” en la atención del paciente llevará un tiempo. Así, los equipos se fortalecen y el servicio se pone a disposición de todo el sistema público de salud.

Esto significa que puede ingresar a una internación domiciliaria un vecino derivado por el médico de un Centro de Salud Comunitario, aunque también apunta como objetivo la reducción del tiempo de ocupación de las camas en los hospitales. “Necesitamos un giro/cama rápido y eficiente”, resaltó Tringler.

“Mirada integral”

En definitiva definió que las perspectivas giran en torno a “seguir aprendiendo y generando experiencias para modificar y agregar servicios, con la incorporación de una mirada integral” que no demande una visita únicamente del médico o del enfermero sino que atienda otros aspectos de la vida del paciente.

Por su parte, Sewalt destacó la importancia de la atención domiciliaria para una persona que cursa un evento de salud. “No es lo mismo transitar un proceso de recuperación o por una enfermedad en un hospital que en casa”, por eso la atención domiciliaria resulta “tan importante para el paciente”, a la vez que representa “el futuro”.

Tringer abonó esta mirada, señaló que “los hospitales están cada vez más ocupados” y que esta herramienta se presenta como necesaria para evitar esta tendencia, a la vez que ratificó la decisión política de fortalecer el sistema.

El equipo está conformado por el médico coordinador, Marcos González, por las enfermeras Gabriela Sewalt y Carolina Mataluna, por el chofer Mario Conti, y por los integrantes del servicio de kinesiología y de trabajadoras sociales del Hospital.

Equipo de trabajo

-¿Cómo está conformado el equipo?

M.T.: -El concepto del sistema integrado de salud hace que tengamos recursos humanos a disposición. Somos más de mil trabajadores en salud disponibles a ser convocados. El servicio tiene un equipo pero con posibilidades de incorporar al actor que necesitamos. Son cuestiones que se van trabajando y puliendo.

G.S.: -Lo bueno es que todos saben cómo es nuestro sistema de trabajo, a pesar de que vamos creciendo. Aunque en este momento no tengamos un equipo fijo, si se necesita alguna interconsulta con alguna otra especialidad está a disposición.

M.T.: -El proyecto, que trabajamos desde diciembre, es cómo poder optimizar los recursos humanos que tenemos, que son muy valiosos y variados, para poder fortalecer la atención domiciliaria integral de los pacientes.

-¿Qué cantidad de pacientes pasó por el servicio?

M.T.: -Alrededor de un centenar de pacientes fue atendido por el servicio durante estos casi tres años. Si uno lo compara con la internación del Hospital “Ramón Santamarina” es muy poco pero no es comparable. Es un servicio a la población que está empezando.

G.S.: -Tenemos un criterio de ingreso, que tratamos de armarlo distinto al privado. Primero se pone en marcha el equipo porque una persona que está en una internación o en su domicilio tiene involucrado no solo el diagnóstico clínico sino también todo su entorno familiar.

Un cambio de paradigma

-En materia de política pública, ¿la tendencia es avanzar en esta línea?

M.T.: -Está demostrado que el sistema no solo disminuye la cantidad de camas ocupadas sino también que el paciente no vuelve a reinternarse cuando tiene un seguimiento domiciliario. Desde el punto de vista del sistema es altamente beneficioso para mejorar la capacidad de los hospitales pero también para la persona.

G.S.: -El paciente que vuelve a su domicilio, aun cursando un problema de salud, y se reencuentra con su hábitat, las cosas cambian y se nota.

M.T.: -Es una tendencia y en el futuro va a ir creciendo; es un cambio de paradigma.

-¿Cuál es la proyección de crecimiento que tiene el servicio?

M.T.: -La aspiración es crecer convocando a los actores que ya tenemos para ver qué necesidades reales de cargos fijos se generan en el equipo. Me parece que será más práctico y efectivo de este modo, y en base a la experiencia que vamos juntando, ver cuáles van a ser requeridos “full time” al servicio de atención domiciliaria. En cuanto a prestación, no tenemos límite porque está más que demostrado que es importante para el paciente, para la familia y para el sistema de salud. Tenemos mucho personal en el Sistema de Salud Pública y lo vamos a ir convocando para aumentar las prestaciones y sobre la base de crecimiento vamos a ir incorporando personal fijo al equipo.

G.S.: -La idea es que se está gestando un cambio, paulatino. La atención domiciliaria es dinámica, cambia todo el tiempo. Todos los pacientes son distintos y sus contextos también lo son.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario