Hay preocupación en María Ignacia porque no se abriría el primer año del bachillerato de adultos

El Eco

Un informe elevado por la Jefatura Distrital de Educación generó preocupación entre los habitantes de María Ignacia porque en el mismo se informa que las secciones de primer año de bachillerato para adultos no iniciarán las clases hoy, hasta tanto se defina la propuesta para los alumnos de 15 a 17 años a implementar en territorio.

El ex concejal Antonio Ferrer que además fue docente durante 30 años en la vecina localidad, consideró que es “una desprolijidad más que vulnera el derecho a estudiar, a las personas que viven en una localidad rural. El Bachillerato para Adultos en María Ignacia Vela es un espacio de aprendizaje heterogéneo que se viene desarrollando desde hace muchos años, donde cada alumno recibe el estímulo cognitivo que necesita, enriqueciéndose en la interacción con otros estudiantes de edades diversas”.

“La educación de adultos propicia oportunidades para que las personas desarrollen y amplíen sus habilidades en diversos ámbitos, aumenten y mejoren su capacidad de decidir por sí mismos, de evaluar y discernir, de expresarse libremente y de capacitarse para examinar posibles opciones de acuerdo con sus propias expectativas y necesidades, favoreciendo su integración al proceso más amplio de desarrollo”, manifestó Ferrer.

El ex concejal Tony Ferrer mostró su preocupación por la suerte del bachillerato de adultos en María Ignacia.

Y añadió que “se habla de transformación y calidad educativa; en verdad lo que se observa es un cierre para el primer año del bachillerato para adultos, donde se les coarta toda posibilidad a las personas que quieren terminar y/o continuar sus estudios, además de los muchos docentes que quedarán sin trabajo. La educación es una inversión, es futuro y estas conversiones que no terminan de entenderse, sólo generan precariedad, incertidumbre y más desigualdad”.

“CENS, Fines, bachilleratos juveniles, una gran mezcla que aún no pueden explicar con claridad, pero que apunta en el mientras tanto a cerrar cursos, a dejar gente sin posibilidades de estudiar y trabajar”, fustigó.

Frente a este adverso panorama, consideró que “la comunidad velense va a reaccionar ante esta medida no solo porque es capaz de hacerlo, sino porque saben lo que significa ese espacio de construcción colectiva para la localidad. Deseo que las autoridades educativas puedan explicarle a la gente de qué se trata esta improvisación que pone en riesgo el derecho a la educación”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario