“Hay un uso más racional de la energía eléctrica”

En función del sinceramiento tarifario se está aprovechando a cambiar todo lo que son protecciones de media tensión.

El cambio en las tarifas y su consecuencia en la facturación trajo aparejado un uso más racional de la energía por parte de los usuarios. Además, la inclinación al uso de lámparas de led y electrodomésticos adaptados para un menor gasto conllevan a que el consumo energético de 2017 haya sido casi igual al de 2016.

Así lo aseguró el ingeniero Fabricio Stampone de la Usina de Tandil: “En el período de noviembre de 2016 al mismo mes de 2017 se registró una variación positiva en el consumo de energía del 4,1 por ciento. Esto estuvo dado particularmente por las grandes demandas de consumo de las industrias, que creció en un nueve por ciento, mientras que la mediana demanda fue del 3,9 y lo residencial de 1,6 por ciento de crecimiento”.

Potencialmente, en lo que va del verano se están manteniendo los niveles del año pasado, con un mínimo aumento en el consumo de energía, pero con un mayor aprovechamiento.

“El consumo energético de 2017 no tuvo grandes diferencias con el de 2016”, aseguró Fabricio Stampone de la Usina.

Lo que se viene

“En función del sinceramiento tarifario estamos aprovechando a cambiar todo lo que son protecciones de media tensión, cambiando líneas, cables y postes que eran de madera por los de hormigón”, detalló el ingeniero.

Lo que se viene para los próximos meses tiene que ver con bajar a subterráneas las redes que van desde la Usina hacia el lado del centro, además de reforzar todo lo que implica la red de baja tensión. “El crecimiento es constante y no nos podemos quedar atrás”.

Las redes subterráneas significarían mayor seguridad tanto desde el punto de vista técnico y hacia terceros. Stampone explicó que “la ciudad tiene un crecimiento importante y eso hace que las distancias que antes estaban bien, ahora se vean achicadas”.

“Mientras no haya injerencia de ternas, como ser excavaciones no declaradas que puedan producir algún daño en las redes, todo lo que es subterráneo tiene mayor seguridad, porque estos cables de moderna tecnología son más confiables”.

Con respecto a los cortes programados, lamentablemente seguirán habituales y no hay muchas opciones por el momento, “porque el mantenimiento es permanente”. Según contó Stampone, los inconvenientes se suelen presentar mayormente en lugares con muchas plantas, como ser la zona de la Escuela Granja y La Elena. “Allí aprovechamos para trabajar en esta época en que no hay clases para no complicar el suministro”.