Hubo un cacerolazo contra las reformas impulsadas por el Gobierno

En la jornada de ayer en la ciudad volvieron a sonar las cacerolas, en la esquina de Rodríguez y Pinto, como señal de protesta a lo resuelto en la Cámara de Diputados de la Nación al transformar en ley la reforma tributaria.

La congregación de pacíficas personas lejos estuvo de ser masiva, como la que acompañó la movilización del Sindicato de Trabajadores Municipales o la de la Mesa Intersindical, ambas desarrolladas el lunes en distintos horarios.

El ruido al golpear algunas cacerolas, acompañado con aplausos y cánticos fue la manera de expresar la bronca generada tras las últimas resoluciones políticas adoptadas por el gobierno de Mauricio Macri.

Uno de los presentes sostuvo que “estoy en contra de la reforma tributaria que fue convertida en ley. Nos están acorralando, sumado a los recortes y el ajuste. A esto se le agrega la reforma laboral, ahora Cambiemos va por eso.
A la gente vinculada a la bancaria ya entró la ley en Diputados y están tratando de estirarle la jubilación. Todas son cosas en contra del pueblo, derechos que nosotros tenemos ganados y adquiridos y los están pisoteando. Nos manifestamos contra esa situación y en lo que les han sacado a los jubilados, con medidas antipopulares”.

Los manifestantes interrumpieron el tránsito por Rodríguez para visibilizar su reclamo, permitiendo solo el paso de los micros del transporte público ya que había pasajeros que aguardaban en la garita. Ante esta situación, que duró varios minutos, se generó un caos de autos en la zona céntrica.

Por último, un joven se mostró molesto y le expresó a este medio “deberíamos ser muchos más los que participáramos de esta protesta, porque estas resoluciones que toman los políticos afectan a todos. Pero Tandil parece una isla donde no pasa nada”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario