Investigadores retomarán las excavaciones en busca de los restos del Fuerte Independencia

Tras las tareas en el Templo Danés, los investigadores continuarán con las excavaciones por la zona de la plaza Moreno.

El Eco

Tras la primera experiencia desarrollada en octubre pasado en el patio del Templo Danés, en las próximas semanas el equipo de la Facultad de Ciencias Sociales de la Unicén -con sede en Olavarría- retomará las excavaciones en busca de vestigios del Fuerte Independencia, que dio origen a la fundación de Tandil.

La actividad se enmarca en un Convenio Específico de Asistencia Técnica rubricado en septiembre del año pasado con el Municipio, mediante el cual los investigadores de esa unidad académica se comprometen a realizar relevamientos arqueológicos del Fuerte Independencia así como también de los posibles túneles ubicados en las manzanas 41, 42, 43, 50, 51, 58, 59 y 60 de la Circunscripción I, Sección A de la ciudad.

En esta segunda etapa, los trabajos se enfocarán en la zona de la plaza Moreno en función de los indicios con que cuentan los investigadores a cargo de la actividad sobre la existencia del fuerte.

Sin embargo, restará definir el proyecto en función de una segunda línea de acción que apunta a determinar el origen real de los túneles existentes debajo de lo que fue la casa de Juan Fugl, propiedad donde funciona la Escuela de Artes Visuales 1 “Vicente Seritti”.

En ese sentido se aguarda por la presentación de un cronograma de intervención a la Jefatura de Gabinete y a la Subsecretaría de Coordinación para determinar el avance.

Nuevas
excavaciones

El arqueólogo Julio Merlo, que se encuentra al frente del equipo junto a María del Carmen Langiano, adelantó a El Eco de Tandil que las perspectivas apuntan a retomar este año las tareas en otra zona de la ciudad, en el marco del acuerdo rubricado el año pasado con el Gobierno comunal.

“La idea es coordinar, incluso con el Municipio, para hacer nuevas excavaciones en otros lugares que ya detectamos que aparecen materiales”, y avanzar en la difusión de los resultados de los materiales hallados en la primera experiencia, sostuvo el profesional.

Si bien aseguró que no cuentan con una fecha precisa para iniciar las tareas, ya que resta precisar el cronograma de trabajo y las líneas de acción, estimó que deberán efectuarse en las próximas semanas, entre los meses de marzo y abril, para aprovechar el clima y las jornadas más extensas.

“Tenemos que prever que los vecinos puedan recorrer el lugar y ver cómo se trabaja pero además coordinar el tiempo de excavación, que es lo más complicado de establecer porque no sabemos con qué nos podemos encontrar abajo”, repasó el doctor en arqueología.

Mientras buscan definir esos aspectos, Merlo confirmó que la zona a intervenir será en cercanías a la plaza Moreno, que sería “la parte posterior del Fuerte Independencia”.

En esta oportunidad se sumarán físicos que analizarán los ladrillos y metales y antropólogos sociales que evaluarán el concepto que tiene la sociedad actual sobre el Fuerte Independencia y los mitos en torno a la relación entre los criollos y los pueblos originarios. “Hay mucha evidencia de que en realidad los criollos y los indios convivían, con sus diferencias”, expresó el docente e investigador de la Facultad de Ciencias Sociales de la Unicén y del Incuapa (Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Paleontológicas del Cuaternario Pampeano).

Materiales arqueológicos

La intervención comenzó con un incentivo al producirse los primeros materiales arqueológicos. En concreto, con las tareas en el patio del Templo Danés se encontraron dos trozos de una pipa de cablín francesa que dataría de finales de 1700, gres que pertenecería a botellas de ginebra, fragmentos de boleadoras y de instrumentos de piedra que utilizaban las comunidades originarias.

“Tenemos los resultados pero esto continúa, no se concluye, porque inclusive detectamos piso que podría ser del Fuerte pero tenemos que excavarlo con más tiempo y tranquilidad”, expresó Merlo.

En el Templo Danés abrieron tres cuadrículas. En una alcanzaron los 60 centímetros de profundidad y en las dos restantes llegaron hasta los 30. El trabajo resultó lento y minucioso, sobre estas superficies acotadas.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario