fbpx Iparraguirre afirmó que la situación del exbasural de la Ruta 30 “desnuda la falta de política ambiental” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Iparraguirre afirmó que la situación del exbasural de la Ruta 30 “desnuda la falta de política ambiental”

Luego de que el OPDS ordenara al Municipio hacer los estudios de suelo y agua en el predio, el concejal Rogelio Iparraguirre, que fue quien llevó adelante la denuncia, puso en duda que el Ejecutivo “proceda como debería”. Y estimó que “probablemente va a encontrar alguna vuelta para dilatarlo o no hacerlo”.

El Eco

Tras la inspección realizada por  el Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS) en el exbasural clandestino que funcionaba en el predio de la Ruta 30 y Labardén y la orden al Municipio de hacer los estudios de suelo y agua en el predio, el concejal Rogelio Iparraguirre consideró que la situación “desnuda la falta de política ambiental del Municipio”.

Recordó que en 2017 alertados por vecinos de la zona se presentaron en el predio y había un “tremendo basural clandestino” donde el propietario “había hecho un acuerdo con empresas de contenedores, un acuerdo clandestino, ilegal, porque tienen que ir al relleno sanitario”.

“Lo que empezó a pasar con los años es que no sólo los contenedores sino que innumerable cantidad de gente llevaba sus residuos ahí, incluso fundiciones de Tandil con arenas fenólicas. Un desastre”, planteó.

Caso omiso

Lamentó que el Ejecutivo “hizo caso omiso a esto”, lo cual ocurría “en las narices” del Municipio. De hecho, recordó que el director de Medio Ambiente Héctor Creparula había hecho presentaciones internas porque en el expediente que se hizo tras la presentación judicial el magistrado le pidió al Municipio todos los antecedentes y saltó a la luz que “ya adentro del Municipio el director de Medio Ambiente venía advirtiendo del basural y del tipo de residuos que había pero tanto de Obras Públicas como de Inspección básicamente no le dieron bolilla”.

“Y se siguió tirando basura en un lugar donde al lado hay un predio de cabañas, atrás de eso están las huertas de los quinteros bolivianos que consumimos muchísimo los tandilenses, hay una amenaza ahí también para las napas muy seria”, remarcó.

En ese contexto, explicó que “como no nos dieron bolilla por primera y única vez en mi vida he recurrido a la Justicia. Yo soy un hombre de la política y creo firmemente en la posibilidad de agotar instancias en el marco de las instituciones de la democracia. Como esto no fue posible fuimos a la Justicia”.

“Se sentó un precedente importante porque de Tandil lo patearon a Azul, y de Azul a la Suprema Corte de Provincia que finalmente le dijo al Contencioso Administrativo de Azul que era competencia de ellos, con lo cual a partir de esa denuncia sabemos que los delitos ambientales tienen competencia en ese juzgado”, indicó.

Tiempos frustrantes

Consideró que los tiempos de la Justicia son “un poco frustrantes” porque “pasaron dos años y recién ahora el OPDS a instancias del juzgado le ordena al Municipio requerir de la contratación de profesionales. Nosotros pedimos que sea la Unicen , es una presentación nueva que hicimos en el Juzgado. Hay que hacer una catas, es un procedimiento sencillo, unos tubos que se entierran en el terreno hasta 30 metros para tomar muestras aleatorias, de suelo y agua”.

“En aquel entonces nosotros mostramos un video del basural, lo mandaron a tapar con tierra y el Municipio negó la existencia del basural. La primera medida del juez fue citar a las partes, nos pidió agotar la instancia del acuerdo, y nos dio un plazo de 60 días. El Municipio se negó”, recapituló.

Y agregó que “ahí el juzgado le pide al OPDS que obre con el poder de policía que tiene lo cual desnuda la falta de una política ambiental por parte del Municipio de Tandil, que tiene dos empleados que son excelentes personas, pero están todo el día sellando papeles en la oficina”.

“Esto se hubiese evitado por ejemplo si hubiesen aprobado el proyecto que presentamos de la mesa Girsu, del chipeado de los contenedores de las cinco empresas que existen en Tandil para garantizar la trazabilidad, por lo cual contenedor que termina su cometido con un cliente sí o sí tiene que terminar en el relleno sanitario, ese proyecto como todos los nuestros duerme en un cajón”, criticó.

Señaló que “se sabe por testimonios de los vecinos que el basural funcionó durante aproximadamente durante 4 años”.

“Ahora resta conocer el descargo que va a hacer el Municipio, porque a esta altura dudamos que proceda como debería, que ante el requerimiento del OPDS contrate a los profesionales y lo haga”, manifestó.

Y consideró que “probablemente va a encontrar alguna vuelta para dilatarlo o no hacerlo. Es tarea del juez garantizar y obligar al Municipio a hacer estas pruebas que le pide el OPDS, veremos en el transcurso de estos días semanas que novedades tenemos”.

“Esos estudios los debe encarar el titular del predio”, dijo el director de Medio Ambiente

Por su lado, el director de Medio Ambiente Héctor Creparula recordó que la denuncia se hizo hace cuatro o cinco años acerca de una vieja tosquera donde se arrojaban residuos.

“Desde la Dirección de Medio Ambiente nos presentamos en el lugar y pasamos la información a Inspección General que hizo en su momento la clausura. El titular presentó un plan de remediación ambiental, a la par se le informó al OPDS la situación para que vinieran a constatar porque al tratarse de una tosquera también tiene injerencia el organismo provincial”, detalló.

Expuso que “en teoría el propietario realizó una remediación, pero no está el grado de conocimiento acerca de si se hizo o no. A partir de la situación actual es que dentro del mismo expediente OPDS ha solicitado que se hagan estudios de suelo que es algo que le corresponde al titular del predio, quien debe demostrar que eso está saneado es el titular del predio haciendo un estudio de suelo, de agua”.

“Dentro de cualquier plan de remediación hay distintos pasos, uno es demostrar que lo saneaste, si hoy uno va al predio encuentra un lugar alisado con pasto y con uno o dos galpones construyéndose arriba. La manera de demostrar si realmente está saneado es haciendo análisis de suelo y agua, esos estudios los debe encarar el titular del predio”, sostuvo.

“No miramos para otro lado”

Y remarcó que “ya se le pidió al titular del predio, consta en el expediente que está en Legales”. “Lo que se hizo en su momento fueron las actuaciones normales ante una situación de denuncia. Nosotros recibimos el llamado y dimos aviso a Inspección que fue el que clausuró”, afirmó.

En tanto, resaltó que “no es que miramos para otro lado, cada área en lo que le tocaba hizo su actuación dentro de la velocidad normal. No es que nos encontramos con una denuncia, pasaron años y recién se empezó  actuar. La duda radica en si realmente el titular saneo o no el espacio, y no hay otra manera de demostrarlo que no sea con un estudio de agua y suelo”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

Deja un comentario