fbpx Jubilados reclamaron frente a la delegación local de PAMI mejoras en los tiempos de atención y ampliación de cobertura – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Jubilados reclamaron frente a la delegación local de PAMI mejoras en los tiempos de atención y ampliación de cobertura

Jubilados y pensionados agrupados en el Sindicato de Trabajadores Pasivos de Tandil, entregaron un petitorio exigiendo celeridad en la asignación de turnos para atención médica y ampliación en la cobertura total de medicamentos, entre otros reclamos. Desde la entidad abrieron un canal de diálogo para vehiculizar las demandas del sector.

El Eco

Ayer, jubilados y pensionados nucleados en el Sindicato de Trabajadores Pasivos de Tandil, de reciente conformación, decidieron hacer un reclamo frente a la oficina local de PAMI, sita en Pinto al 800, para exigir mejoras integrales en el sistema de atención, con especial énfasis en lograr que no existan tantas demoras en la asignación de turnos para consultas médicas y realización de estudios.

Con el objetivo de entregar un petitorio a las autoridades pertinentes, una treintena de personas se convocaron para realizar la “marcha de los banquitos” en la delegación céntrica del organismo nacional que presta servicios de salud a los pasivos de Anses. De manera pacífica, se sentaron en el frente de la oficina para volantear y visibilizar su lucha, mientras compartían antes y bizcochos en la templada mañana otoñal.

El petitorio fue recibido por el titular local de PAMI, el doctor Pablo Díaz Cisneros, quien además se reunió con los delegados del sindicato, Ana María Lay y Roberto Caruso, y uno de los impulsores del espacio, el referente de Patria Grande, Juan Arrizabalaga, para escuchar sus demandas.

Bajo el lema “el PAMI es nuestro”, los jubilados y pensionados organizados solicitaron medicamentos gratuitos al 100 por ciento, atención adecuada en salud, viviendas en comodato para jubilados sin techo, la posibilidad de integrar el directorio  para tomar las decisiones que los afecten y que no se cierren 10 delegaciones de la entidad a nivel nacional.

“Queremos que nos devuelvan la dignidad”

Roberto Caruso, delegado de la entidad gremial, explicó que uno de los bastiones del reclamo es que vuelvan a entregarse medicamentos ambulatorios al 100 por ciento de cobertura, que en este momento sólo rige para tratamientos especiales y determinadas patologías. Además, cuestionaron la lentitud en las autorizaciones para la obtención de remedios.

El detalle de la cobertura actual es el siguiente: del 50 por ciento  al 60 por ciento de descuento para los medicamentos de patologías agudas; hasta 80 por ciento  de descuento para los medicamentos para patologías crónicas; cobertura total para hipoglucemiantes, insulina y tiras reactivas, medicamentos oncológicos, HIV y otros tratamientos especiales; medicamentos sin cargo para afiliados con discapacidad; y subsidio social para medicamentos ambulatorios.

“Se están entregando medicamentos al 50 por ciento de descuento y hay personas que no tienen ese dinero, ya sabemos la  crisis que vive el país. Venimos en son de paz, no queremos pelear con nadie, no pertenecemos a ningún grupo político”, señaló Caruso, jubilado y artesano joyero por pasión.

“Solicitamos que se les devuelvan los medicamentos a los jubilados como corresponde, que nos devuelvan la dignidad, trabajamos toda la vida para estar padeciendo carencias”, se explayó Ana María.

“Somos un grupo de gente  que está peleando por todo esto, hoy estamos en Pami y mañana estaremos en otro lado. Empezamos a juntarnos por el simple hecho de que hay muchos problemas a solucionar”, agregó.

Lay indicó que otra de las puntas importantes del petitorio entregado a Díaz Cisneros, se ancla en un problema que los jubilados tandilenses observan desde hace mucho tiempo: la demora en los turnos para recibir atención médica o realizar algún estudio o prestación. “Queremos que se acorten los tiempos de atención, no pueden dar turno dentro de algunos meses”, inquirió.

Con la premisa de ser la voz de los que no pueden, los jubilados presentes anticiparon que van a organizar los problemas que tenga cada uno para canalizar las demandas, en pos de obtener respuestas concretas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de todos.

“Estamos en plena formación pero la aceptación es muy buena, la gente joven también nos acompaña. Después vamos a preparar un petitorio en Anses para varias cosas que están retrasadas”, adelantó Ana.

La soluciones posibles

Como PAMI es un organismo nacional, hay ciertas cuestiones que no son potestad de la delegación local y los actores implicados no poseen la capacidad de decidir o de generar un cambio inmediato. No obstante, ratificaron que, a pesar de las limitaciones, sí hay temas que pueden solucionarse o mejorarse desde Tandil.

“Hay cosas que se pueden solucionar desde acá, la atención local tiene carencias, no pedimos que reintegren el porcentaje de los medicamentos porque no pueden decidirlo ellos o cambiar el sistema de autorizaciones, pero algún punto se tiene que solucionar a nivel local, no puede ser que tengamos que esperar meses para tener un turno, cuando otras personas lo consiguen en una semana”, aseguraron desde la organización sindical.

“No sé  si faltan profesionales o ganas de atender a los abuelos. Tenés que tener dinero para que te atiendan como corresponde”, opinó Ana María.

La acción no se llevó a cabo solamente en Tandil, sino que formó parte de una iniciativa promovida a nivel nacional por el Sindicato de Trabajadores Pasivos, que tiene representación en varios niveles, y se replicó en diferentes distritos.

Por último, invitaron a todos los que quieran sumarse a ser parte de la organización a que concurra a las reuniones semanales que se desarrollan todos los lunes a las 17  en el Club Gimnasia y Esgrima, Sarmiento 139.

“Invitamos a todos para que se acerquen, somos un lindo grupo, la pasamos bien. Invitamos a jubilados y pensionados de todos lados, familiares de alguien que no pueda concurrir, para que sea parte nuestra y vea lo que estamos haciendo”, cerraron.

Gestión de puertas abiertas

Pablo Díaz Cisneros, recibió a los manifestantes para conversar acerca de todos los puntos sobre los que tenían dudas, aparte del petitorio general que  circuló en todas las dependencias de PAMI incluyendo la sede central.

“Hablamos sobre algunas cosas que a ellos les preocupan y estamos trabajando en eso. Aclaramos algunos temas y vino muy bien esta charla para poder hacerlo. Como  son parte de organizaciones que trabajan en territorio, detectan necesidades, entonces  cuando surja algo pueden trasladar las inquietudes, que en la medida de lo posible vamos a tratar de resolver o mejorar”, refirió en comunicación con este Diario.

El médico devenido funcionario enfatizó que las puertas de la entidad  están siempre  abiertas y abrió el canal de diálogo para continuar con las reuniones y charlas que puedan derivar en cambios ostensibles que faciliten la vida de los jubilados.

En concreto, precisó que “se pueden mejorar las demoras de los turnos, tengo reuniones en los próximos días y podremos tratar ese tema también. En cuanto a la demora en las autorizaciones para la compra de medicamentos,  uno de los puntos  esgrimidos, Díaz Cisneros apuntó que “en realidad eso se cumple, no existe mucho retraso para la autorización, puede haber problemas puntuales pero en general en cuanto a eso estamos bastante bien, no obstante  siempre se puede mejorar”.

“Ellos tienen una función de servicio a la comunidad como nosotros, y esto es justamente lo que trabajamos articuladamente con todas las organizaciones, para tener mejores soluciones, acá atendemos a todo el mundo y volveremos a conversar”, expuso.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario