La Asamblea Ciudadana advirtió que las sierras más antiguas del país “no son piedra para moler”

“No son piedra para moler” Las sierras “más antiguas de la Argentina no son piedra para moler”. Sin embargo, “las canteras en actividad siguen depredando a ritmo creciente. Canteras cerradas por ley (de Paisaje Protegido) han estado vendiendo piedras y sobrecargando camiones”. “Canteras cerradas por ley reclaman en la Justicia una indemnización. No solo no corresponde en el marco de la ley que les dio la opción de reconversión que no tomaron. Basta mirar los huecos gigantescos en las sierras, esas amputaciones eternas, para preguntar: ¿Quién le debe a quién?”, plantearon frente al nuevo impulso que tomó la causa contra la Provincia y el Municipio por el cese de la actividad minera. E insistió que “los responsables de esa destrucción irreversible le deben a las generaciones actuales y futuras, le deben a Tandil, el inmenso daño ambiental producido”, a la vez que agregó que “quizá pretendan usar ese juicio como la moneda de cambio para obtener nuevos privilegios. Quizá apuesten a encontrar funcionarios que les hagan el juego. En cualquier caso, es inaceptable”. En ese sentido la organización preservacionista enfatizó que “las ganancias fueron suyas, la responsabilidad por los daños al patrimonio tandilense también. Aunque sea tan trabajoso para esta Justicia reconocerlo y para la mayoría de la dirigencia política exigirlo, son quienes saquean y degradan quienes están en deuda con Tandil”. “Perder naturaleza” A su vez expusieron que “esta gestión de las sierras, las cuencas hídricas y la ciudad, nos condena a sufrir las consecuencias, perder naturaleza y pagar la cuenta de las obras que intentan mitigar en parte los desastres que crean”. “¿Hasta cuándo, vecinos? Si no despertamos a tiempo Tandil habrá perdido su identidad y su calidad ambiental. Nuestros hijos y nietos ya no disfrutarán de la naturaleza extraordinaria de las sierras”, alertaron desde la Asamblea Ciudadana. Y para finalizar planteó como interrogantes: “¿Estará a la altura de estos problemas el nuevo Concejo Deliberante? ¿Se decidirán los funcionarios a cuidar el patrimonio fundamental de la ciudad? ¿Quién piensa en las generaciones futuras? Se necesitan hechos, no solo palabras”. ]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario