fbpx La autora Alejandra Chiodi representa a Tandil en el Mundial de Escritores – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La autora Alejandra Chiodi representa a Tandil en el Mundial de Escritores

Presentó un poema inspirado en el águila mora, que vuela en las alturas de estas sierras, y otro sobre América. Entre mañana el miércoles, defenderá sus producciones en una sala virtual. “Voy a poner toda mi responsabilidad y mis ganas para dar a conocer mi ciudad”, anticipó.

El Eco

Seducida desde chica por las palabras, Alejandra Chiodi se subió al tren de la escritura. Hoy aguarda en la interesante estación del Mundial de Escritores para representar a Tandil con dos poemas, uno sobre la ciudad y otro acerca de América. Entre el 21 y el 23 de septiembre, encarnará la misión de defender sus producciones literarias y de dar a conocer esta localidad que la cobijó hace 16 años.

Alejandra Chiodi, exinspectora de Educación de Nivel Primario, dialogó con El Eco de Tandil sobre el certamen para el que fue seleccionada, es decir forma parte del selecto grupo de 267 escritores de todo el planeta que accedió a la instancia internacional.

El domingo 13 de septiembre se realizó la presentación virtual, en un encuentro en donde se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y proyectaron un video con las fotos de los participantes y de las ciudades de procedencia. Entre mañana y el miércoles, la escritora tendrá un horario para ingresar a la sala de Zoom, donde defenderá sus poemas que podrán escuchar en todo el mundo por una emisora online internacional.

“Siempre fui de escribir, pero estaba como trucada esa faceta de mi vida en relación a la cantidad de trabajo que tenía por parte de la responsabilidad que requiere la educación”, contó en relación a su trayectoria como docente y los 9 años en el cargo de inspectora.

Nacer y aprender

Ahora, en su nuevo rol, contó que la escritora Mónica Lagos leyó sus escritos y la alentó a presentarlos en distintos espacios. De ese modo, fue convocada por una revista literaria de Buenos Aires, que se llama Treinta Mil Veces Mujeres, dirigida por Ricardo Montarte.

Alejandra Chiodi escribe poemas, ensayos y narraciones. “Hay una disyuntiva o discusión sobre si poeta se nace o se hace. Yo considero que tengo de las dos partes, los dos caminos. Me nace escribir, poner lo que tengo en alma en palabras. Soy una amante del arte en todas sus dimensiones. Pero también tengo nociones, he hecho diferentes capacitaciones que tienen que ver con narrativa y la lengua, soy alfabetizadora. Entonces tengo las dos partes”, confió en una amena charla.

Además, expuso que “si bien tengo mucho por aprender y un camino por recorrer, considero que estoy en camino a eso”.

Al Mundial

En cuanto a su arribo a este concurso internacional, indicó que “mis escritos fueron leídos por la embajadora cultural de Río Tercero, la señora Teresa Ávila, y fui convocada para entrar en este certamen que nuclea a 267 escritores de todos los continentes, para representar a esta ciudad. El lema es `Los pueblos unidos por la paz´ y el certamen se llama ‘América madre’”.

La poeta y ensayista anticipó que “voy a poner toda mi responsabilidad y mis ganas para dar a conocer mi ciudad. Escribí un poema de Tandil. Me inspiré en un ave grande que vuela sobre las sierras de Tandil, que es el águila mora. Me sentí identificada y por eso realicé este poema”.

En simultáneo, presentó otro poema sobre América, “como un todo de donde parto para hablar de la paz del mundo”, dijo y agregó que en su ponencia tendrá cinco minutos para defender sus textos.

“Los escritores consideramos que es la palabra la que puede unir a los pueblos. La palabra como fuente de belleza, de poesía, de creación, de amor, de vida, de alimento al alma, de positivismo. No hay que olvidar que cuando sale de nuestra boca tiene valor y dependiendo de cuáles son las circunstancias de la comunicación, lo más pequeño o insignificante puede hacer un gran daño”, definió.

Por otra parte, contó que una de sus temáticas recurrentes es la exaltación de la mujer e invitó a los tandilenses a disfrutar de sus producciones en su canal de YouTube. Incluso, señaló que el poema sobre Tandil lo subió en la voz del locutor internacional, el tandilense Marcos Degó, quien lo interpretó para compartirlo con sus seguidores.

El poder de las palabras

Alejandra Chiodi nació en Olavarría, pero se crió en Chillar. Hace 16 años se radicó en Tandil, donde terminó su carrera en la docencia y ahora hace sus armas en la literatura.

Como exdocente, en la era de lo visual, de la imagen y de lo digital, analizó que “Borges dijo que para ser un buen escritor, tenés que haber leído mucho. En realidad, comencé mis primeras palabras, de hecho tengo los cuadernos guardados de la escuela primaria, donde en aquellas épocas mías, que eran de redacción, llegabas a la clase y la maestra te decía que tenías que hacer una redacción, por caso de la vaca. Tenías que abrir tu imaginación y escribir un montón de cosas de la vaca. Eso, si bien no está muy a tono con las políticas del presente, a nosotros ya grandes, creo que a todos nos ayudó. Esto de hacer borradores, de volver a escribir, de poner adjetivos, de contar las palabras. Hay tantas palabras bellas”.

Al volver al presente, lamentó que “hoy, por desgracia, cada día parece haber más voces que intentan que su mensaje quede por encima del resto, elevando su tono de voz, con acciones que lo respaldan. Es tan rico nuestro vocabulario y las formas con las que nos comunicamos, los tonos, las expresiones, los silencios, es como un desafío de vida, como tratar de vivir de otra manera, tratando de usar estas palabras como lo siento, perdón, el no, estoy agradecido, vamos, date permiso, que están como olvidadas”.

Con esa filosofía, está cerca de publicar su primer libro, las crónicas de su vida, que se llamará “Tres pétalos y cuatro espinas”. Aguarda el momento oportuno, tal vez superada la pandemia, para para poder editarlo y presentarlo en público.

“Trato de reinventarme, de volar. Siempre llegamos a un punto en la vida que por ahí nos toca estar abajo por algún motivo, por algún dolor, alguna angustia, por un desencanto. Tenemos esto de resurgir. Las oportunidades están ahí para todos los que quieran tomarlas, y más para las mujeres. No estoy con eso de que el tren pasa una vez”, manifestó sobre su espíritu emprendedor.

Para cerrar, expresó que “me subí al tren de la escritura y acá voy marchando. La verdad, es un viaje incierto, pero siempre, como lo dije en todos lados, en educación y ahora, para mí es tan interesante el destino como el recorrido”.

 

////secundaria////////

Tandil, mi nido seguro

Por Alejandra Chiodi

Avatares de mi vida.

Mis sueños…

Dolores en mi alma…

Injusticias lanzadas sobre mí…

No hubo impedimento en cruzar las fronteras de los pueblos para poder vivirte.

 

Tandil… Ave protectora.

Tramas cada rama de tu nido en un lecho, que mecen mis días a partir de mi llegada.

Tálamo que entrelazas cada hoja acolchonando mis dolores.

Me siento aventurera.

 

Tandil… Ave protectora.

Tus refulgentes plumas me abrazan entre lienzos curando mis heridas.

Alimentas al que viene de lejos, como a tus crías. Te veo buscando mi providencia y volver por mí.

Me siento cuidada.

 

Tandil… Ave protectora

Tu calor de animal grande, refleja en mis sonrosadas mejillas una mujer resiliente.

Me llevas cada amanecer a la sima de tus sierras inspirándome a soltar mis propias alas.

Me siento confiada

 

Tandil… Águila Mora

Planeas sobre mi figura y te atreves a desafiar mis tormentos.

Arrasas las nubes  estrechando al sol en nuevos amaneceres.

En tu amplia visión, majestuosa, penetras en mi mente y me enfrentas a un proceso de renovación.

Me siento victoriosa.

 

Tandil… Ave protectora

No solo proteges.

Me  enseñas a volar.

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario