La Cámara de Transporte trabaja en un estudio para evaluar las necesidades del sector en Tandil

El presidente de la Cámara de Transporte de Tandil, Daniel Albanese, se refirió a la situación actual del sector en la ciudad y vaticinó un 2018 “mucho más difícil” que este año, con preocupación tras el anuncio del Gobierno nacional de un fuerte recorte en los subsidios al transporte público de pasajeros, reducción que impactaría directamente en las tarifas.

Por lo pronto, detalló que desde la entidad están trabajando en un estudio propio, que abarca tres ejes centrales: el proyecto que beneficiaría a los pasajeros frecuentes; la racionalización de servicios improductivos y la evaluación de los costos, teniendo en cuenta también el posible nuevo incremento del precio del combustible.

Adelantó que la idea es tenerlo listo en los próximos días para poder acercárselo a las autoridades comunales a mediados de enero próximo.

En diálogo con El Eco de Tandil, Albanese admitió, en primer lugar, que están cerrando un año difícil, aunque con cierto equilibrio, en el que más allá de la compleja situación económica del país, particularmente en la ciudad hubo un leve descenso en la cantidad de usuarios de colectivo.

“La medición que tenemos, si bien no está cerrada, ronda en una disminución en la cantidad de pasajeros del transporte público del 1 a 1,5 por ciento, que es muy pequeña. Prácticamente se ha mantenido el número y eso es bueno”, afirmó.

Por otro lado, remarcó que han podido renovar unidades, aunque no en la cantidad y la calidad que hubieran deseado. “Hemos mantenido el nivel de renovación, con lo cual, hemos llegado a un año que ha sido muy duro, con muchas complicaciones, pero con un cierto equilibrio, por lo que no deja de ser positivo para nuestra evaluación”, manifestó.

El recorte
de subsidios

Ya de cara a 2018, el presidente de la Cámara de Transporte local pronosticó un escenario mucho más complejo, ya que confirmó que “se habla de recortes en los subsidios para todos los servicios, incluido esta vez el transporte público de pasajeros. Lo que no sabemos es el monto y si va a ser una cuestión de shock o gradualista”.

Más allá de ello, admitió que “esto genera preocupación porque para nosotros en Tandil el subsidio representa el 40 por ciento del total de los ingresos de las empresas”.

En consecuencia, Albanese adelantó que “sin lugar a dudas, esto va a tener un impacto en la tarifa del boleto, dependiendo del grado de reducción que plantee el Gobierno y si esto va a ser gradual o no”.

Reiteró que desconocen cuándo tendrán novedades al respecto aunque, por lo que tienen entendido, sería a principios del año próximo. “Hasta ahora, no se nos han dado datos certeros respecto del monto en que tienen pensado reducir los subsidios. Sí nos han confirmado que va a haber una reducción, pero no nos dan una información concreta, así que veremos si a mediados de enero o principios de febrero tenemos ese dato”, estimó.

El estudio de
la situación

Mientras tanto, el titular de la Cámara de Transporte local anunció que se encuentran trabajando en un estudio para definir las necesidades generales del sector y, a partir de allí, presentárselas a las autoridades comunales.

“Estamos trabajando en un estudio propio, que incluye el proyecto de pasajeros frecuentes, como así también una racionalización de servicios improductivos que permitan, de alguna manera, atender algunos de los pedidos de alargue de recorridos que se hacen, pero todo tiene que ser en ese marco porque, de lo contrario, es imposible sostener esto para las empresas”, precisó.

Al respecto, ratificó que “hoy por hoy se están haciendo servicios improductivos, en el sentido de que circulamos sin pasajeros, sobre todo, a altas horas de la noche. Hay muchos servicios en algunos lugares donde no hay una tasa de uso importante y, en ese marco, lo que planteamos es una racionalización para poder atender los pedidos que han ingresado al Municipio respecto a alargue de recorridos”.

Por otro lado, detalló que el estudio también incluye una evaluación general de los costos. Contó que están “cerrando diciembre para ver el número final, pero estamos avanzando con los datos hasta noviembre para después cargar lo que falta”.

Albanese aseguró que están avanzando en ese sentido con la idea de poder terminarlo para los primeros días de enero y luego presentárselo al Municipio.

“Ya ha habido una primera reunión con el intendente Miguel Lunghi, donde planteamos nuestro proyecto de pasajeros frecuentes, fue bien recibido y nos pidieron que lo transcribiéramos en un proyecto”, recordó.

La expectativa
para el 2018

Por último, el presidente de la Cámara de Transporte local insistió en que el panorama que se presenta para el 2018 es complejo, ya que están “previendo que va a haber recorte de subsidios y también se habla de un aumento de combustible, dos elementos que preocupan porque claramente generan tracción sobre la tarifa”.

Desde la entidad, admitió que les gustaría “poder decir alguna vez que el año próximo no tenemos necesidad de aumentarla porque o la inflación es poca o el subsidio aumentó, de tal manera de poder compensar los costos”.
Sin embargo, reiteró que se espera “un recorte de subsidios y ya se está hablando de algún aumento de combustible, así que veremos cómo termina conformándose esa ecuación”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario