fbpx La ciudad celebró los 209 años de la gesta de Mayo con el tradicional desfile que reúne a los tandilenses – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La ciudad celebró los 209 años de la gesta de Mayo con el tradicional desfile que reúne a los tandilenses

El clásico evento reunió a más de un centenar de instituciones y entidades de la localidad, que aportaron su impronta para festejar un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo. Por segunda vez, la Avenida del Encuentro fue el escenario de la actividad que se desarrolló con fluidez y que, pese al frío otoñal, convocó a los tandilenses a festejar una vez más la gesta patriótica de 1810.

Rody Becchi

Los festejos por los 209 años  de la Revolución de Mayo atravesaron la jornada de ayer, en la que Tandil recordó la conformación del primer gobierno patrio y el primer atisbo de libertad en este suelo.

Las actividades oficiales comenzaron el viernes a la noche con el  espectáculo “Esperando el 25”, frente al Municipio. Además del tradicional chocolate que se sirvió a los presentes para amenizar la ocasión, el evento contó con la actuación de la agrupación folclórica Kisiwen, el grupo folclórico La Cañada y la Banda Municipal. A la medianoche, Jorge Romero interpretó el Himno Nacional Argentino.

Siguiendo con el cronograma establecido, ayer a las 8.55 se izó el pabellón nacional en la explanada de la municipalidad y luego se realizó el tradicional Tedeum en la Parroquia del Santísimo Sacramento.

Febo no asoma 

El sol del 25 de mayo estuvo esquivo en la mañana del sábado, pero el frío otoñal no opacó la celebración patriótica con epicentro en la Avenida del Encuentro, donde por segunda vez se llevó a cabo el clásico desfile cívico criollo militar, denominado “Tandil Desfila 2019”.

Más de 100 delegaciones recorrieron el espacio delimitado desde Del Valle y Moreno hasta Nigro y Del Valle, para aportar la calidez de la gente de Tandil y el color local a la conmemoración de la gesta revolucionaria, que permitió comenzar a escribir la historia de un país emancipado a través de un arduo proceso de descolonización.

El palco oficial, ubicado en la puerta del Club Ferro, estuvo encabezado por el intendente Miguel Lunghi, el comandante de la Primera Brigada Blindada, general Norberto Pedro Zárate; y el jefe de  la VI Brigada Aérea, comodoro José María Greissing; además de otras autoridades municipales, integrantes de los servicios militares y policiales, y veteranos de guerra.

Como todos los años, representantes y miembros de instituciones educativas y deportivas, peñas, colectividades, sociedades de fomento, murgas, agrupaciones tradicionalistas, fuerzas de seguridad y demás entidades de la ciudad fueron los principales protagonistas de un espectáculo que ya es un clásico.

Rotas cadenas

El acto comenzó con puntualidad a las 10, recordando la gesta patriótica, cuando el 17 de mayo de 1810, el Virrey Cisneros le comunicaba al pueblo la caída de Andalucía en poder de los franceses. “Pasaron días de intensos encuentros y conversaciones, y tras el pedido de jóvenes militantes de ese tiempo que se reunieron en la casa de Rodríguez Peña, el 22 tuvo lugar el Cabildo Abierto. Finalmente el 23 de mayo la gente por primera vez participó públicamente de una elección que dejó afuera al Virrey”, fueron las palabras que sonaron en la voz de los locutores. La breve reseña recordó que, hace 209 años, Argentina empezó a comandar su propio barco con la Primera Junta de Gobierno al mando de Cornelio Saavedra.

Luego, el jefe de tropas, teniente coronel Pablo Petrocelli, presentó la Agrupación Conjunta 25 de Mayo al general Zárate, quien luego de saludarlos conminó a la agrupación a hacer lo propio con el jefe comunal. Por su parte, la Primera Brigada Blindada ejecutó los acordes del  Himno y los presentes entonaron el “grito sagrado” que dio pie a al esperado desfile.

Cuestión de organización

Aunque este año se registró menor cantidad de público que en otras oportunidades, los vecinos se acercaron en familia a acompañar la propuesta y disfrutar del espectáculo. La concentración y marcha de las delegaciones se desarrolló de manera fluida a lo largo de las tres horas que duró la actividad, y el caudal de público se halló bien distribuido a lo largo de las cuadras asignadas, evitando de este modo aglomeraciones innecesarias.

El año pasado hubo quejas por las dificultades en la concentración y las dilaciones sufridas. Para mejorar la organización, el Ejecutivo decidió que las instituciones se concentraran en cuatro puestos diferentes, desde donde partieron. El primero ubicado en Del Valle y Moreno, reunió a jardines y escuelas primarias y secundarias. En el segundo puesto (Moreno y Machado) se ubicaron los terciarios, escuelas artísticas, clubes, agrupaciones tradicionalistas, colectividades y asociaciones civiles.

En el tercero, dispuesto en Del Valle entre Moreno y Primera Junta, se aglomeraron los veteranos de la Guerra de Malvinas, Fuerzas Armadas, Policía, Bomberos, y los vehículos de estas instituciones. El último, en Primera Junta y av. Del Valle,  fue para las agrupaciones automovilísticas y las agrupaciones de criollos a caballo.

Tal como se anunció en su momento, por cuestiones organizativas se dispuso un plazo para la inscripción de las delegaciones, y las entidades que no lo cumplimentaron quedaron afuera de la convocatoria.

¡Viva la patria!

Tras las marcaciones protocolares, el desfile comenzó con la intervención de los más pequeños. Los jardines maternales y luego los de infantes se abrieron paso en la avenida con toda la ternura de la niñez. Mientras los niños blandían sus banderitas con entusiasmo, escoltados por docentes y padres, la narración de fondo remarcaba la importancia de la participación colectiva para  igualar las oportunidades educativas.

Seguidamente, llegó el turno de los clubes, centros artísticos y deportivos, que coparon con los colores representativos de cada institución la avenida. Algunos regalaron un momento de coreografía, muestra en patines y saludo referencial.

Posteriormente, la Unión de Colectividades de Tandil hizo su pasada con los atuendos típicos  y referenciales de cada país. Las voces en off de los conductores, destacaron que las 23 colectividades que forman parte de la agrupación son herederos de una tradición que contribuyó a la consolidación de la identidad nacional. Alemania, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Croacia, España, Dinamarca, Israel, Lituania, entre otras naciones, dieron el presente. Chicos y grandes danzaron al son de la música en vivo que ejecutaron los integrantes de las colectividades  con los instrumentos representativos de cada país.

Luego, las diferentes guarniciones militares y de la VI Brigada Aérea recorrieron la Avenida del Encuentro, flanqueada por los vagones y la geografía del barrio de la Estación. A su paso, los excombatientes del Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas de Tandil cosecharon numerosos aplausos.

El despliegue de personal y armamento castrense incluyó vehículos militares, armamentos, banderas y medallas al mérito obtenidas en combate. “Toda vez que una avión surca el cielo de la patria es porque  el personal en tierra lo hizo  posible”, describieron los locutores.

Hombres y mujeres enfundados en sus uniformes marcharon al ritmo de las piezas musicales acordes interpretadas por la banda de la Primera Brigada  Blindada, que se despachó con la ejecución de “Héroes de Argentina”, “Hombres que pelearon por su Nación” y “Marcha de las Malvinas”, entre otros temas del repertorio habitual.

Los sucedieron los efectivos de las diferentes fuerzas policiales del distrito, Local, Bonaerense y Federal. El personal del Cuartel Central de Bomberos y de Villa Italia también fue de la partida, como partícipes activos en la tarea de salvaguardar las vidas y efectuar labores de prevención en la sociedad.

El gran final

Promediando el cierre, arribaron las agrupaciones motorizadas, que exhibieron ante el público una variedad interesante de motocicletas y vehículos antiguos en impecable estado de conservación.

El broche de oro llegó con la presencia de las agrupaciones tradicionalistas que desfilaron a caballo por la cinta asfáltica, con la animación de Jorge Villalba, para ponerle punto final a los actos festivos por la fecha patria fundacional de la historia del país.

La caravana formada por la agrupación Moto Sierras Tandil irrumpió en la avenida para mostrar la utilización de las motocicletas con fines turísticos, recreativos, solidarios y culturales que promueven.

A su turno, rugieron los motores de los Amigos de Vehículos Militares de Tandil, grupo dedicado a preservar vehículos utilizados en las Fuerza Armadas.

En impecable estado de conservación, los autos y motos clásicos de Tandil desfilaron en perfecto estado de conservación, para  fascinación de los aficionados y el público.

El broche de oro llegó con la presencia de las agrupaciones tradicionalistas que desfilaron a caballo por la cinta asfáltica, con la animación de Jorge Villalba, para ponerle punto final a los actos festivos por la fecha patria fundacional de la historia del país.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario