La Clínica y el Sanatorio suspenderán la atención con IOMA por tres días ante la falta de pago de diciembre

El Eco

Ayer comenzó un nuevo paro de los centros de salud privados que no han recibido por parte de la obra social IOMA el importe equivalente al mes de diciembre. Esta vez, tal como lo establecieron en su plan de lucha, será por 72 horas, o sea que hasta el miércoles inclusive no habrá servicio a través de la prestadora bonaerense. Como ocurrió en la primera ocasión, se seguirán atendiendo casos de urgencia.

Tras haber saldado la deuda de noviembre el 27 de febrero, las instituciones que componen el Distrito Octavo pusieron como fecha límite para el próximo pago el pasado 2 de marzo, ante el nuevo incumplimiento de IOMA recurrieron al segundo paso de las medidas de fuerza programadas.

Luego de semanas de conflicto, sin respuestas claras, reuniones y tras poner en marcha la primera medida del plan de lucha que los diferentes centros coordinaron junto a Fecliba, que consistió en la suspensión de los servicios el 26 del mes pasado, los distintos sanatorios y clínicas han podido percatar en sus cuentas parte del monto atrasado. Como habían advertido si no se completaba el monto faltante antes del viernes 2 de marzo, proceden nuevamente al corte del servicio, pero en esta ocasión por tres días.

Aún no se sabe cuál será el nuevo plazo que le darán a la obra social ni qué medidas tomarán en caso de que el endeudamiento persista. “Hasta ahora no tenemos nada definido, nos vamos a reunir a lo largo de la semana con el resto de las clínicas de la zona para ver qué determinamos”, contó el director médico de la Clínica Chacabuco.

Un tema de facturación

Los motivos del retraso seguirían ligados a la falla en el sistema operativo de pagos de la provincia, que fue implementado para tener cierta trazabilidad y seguir los pagos evitando cualquier cuestión de corrupción. Lo que sucedió es que en IOMA no funcionó, ya que el nuevo modelo no permitía la carga de las órdenes de pago para abonar a los establecimientos médicos, es por eso que desde la prestadora aseguraban tener el dinero, pero se veían imposibilitados de cumplir por ese defecto de carga de las órdenes.

Sin embargo, desde la obra social bonaerense aseguraron que los pagos a los prestadores que han anunciado medidas de fuerza fueron del siguiente modo: “A las agremiaciones médicas Fecliba y Acliba se les ha abonado más de 500 millones de pesos correspondientes a las facturaciones de noviembre y diciembre, lo que representa un monto muy significativo de todo lo facturado hasta el momento”.

Además, destacaron en su defensa que suelen observar que son las mismas entidades las que entregan facturación correspondiente a meses anteriores fuera del plazo habitual establecido, con lo que la dilación del pago de esos servicios prestados no se debe tanto a un atraso por parte de IOMA, como a posibles falencias en los sistemas de facturación de los prestadores.

Finalmente, trascendió que se están liquidando en forma equitativa las prestaciones realizadas en toda la provincia y que para facilitar el cobro por parte de sus prestadores, implementaron la modalidad «interbanking», es decir que podrán acceder a sus liquidaciones incluso durante los días feriados y ante eventuales medidas de fuerza de las entidades bancarias.

Desde el Instituto aseguraron que “esta implementación contable garantizará los protocolos de control y monitoreo del importante movimiento financiero, como no se habían tenido hasta el momento, resultando en un beneficio para afiliados, prestadores y personal”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario