La comunidad del IPAT le pidió al Consejo Escolar que actúe ante el retraso en el comodato de la estación de trenes

El Eco

Este miércoles, docentes y miembros del Centro de Estudiantes del IPAT (Instituto del Profesorado de Arte 4 de Tandil) se convocaron en la puerta del Consejo Escolar para solicitarle a las autoridades educativas que intervengan a efectos de acelerar la firma del comodato de las instalaciones de la estación de trenes -que fueron cedidas el 18 de septiembre-, pero aún no pueden ser usadas para desarrollar las actividades curriculares de la institución.

El IPAT acordó con las autoridades educativas hacer uso del espacio de la estación ferroviaria

En la reunión de UEGD (Unidad Educativa de Gestión Distrital) celebrada en septiembre, el Municipio se comprometió a gestionar y realizar los arreglos correspondientes en la estación ferroviaria para continuar con el ciclo lectivo. El inconveniente se generó luego de la clausura por deficiencias en la infraestructura, el 31 de agosto, de la sede principal del IPAT que funcionaba en un antiguo edificio de Alem y Pinto. A raíz de esto, la matrícula fue repartida entre la sede anexa de Alem 448, la Escuela Primaria 37 y el mencionado espacio, que pertenece a la empresa Ferrosur.

Luego de casi dos meses, todavía no cuentan con la firma del permiso para hacer uso de esas instalaciones y por lo tanto, la inspectora de la modalidad artística, Mariela Thesz, prohíbe usar el lugar para cualquier actividad institucional.

Los docentes y estudiantes fueron recibidos por el presidente del Consejo Escolar, Cristian Cisneros, y consejeros escolares, quienes se comprometieron a concretar la rúbrica del contrato de comodato entre hoy y mañana.

La demora se debe, en principio, al retraso de Ferrosur en el envío de los papeles correspondientes, que llegaron hace 15 días. Por otra parte, desde el Consejo Escolar también esgrimieron la falta de recursos humanos para abordar cuestiones de este tipo, por lo que el acuerdo debe ser revisado por personal del área de legales del Municipio, según las declaraciones de Adrián Botella, docente del establecimiento, quien resaltó que “entienden nuestra urgencia de resolver el problema lo antes posible”.

El vicepresidente del Centro de Estudiantes, Emiliano Invernizzi, señaló que también solicitaron un plazo para  las obras que ya están encaminadas, como la de la instalación eléctrica, “fijamos un plazo  de 15 días con fecha de inicio este jueves,  eso también es un compromiso asumido, necesitamos funcionar de forma inmediata allá porque tenemos un problema de matrícula, este conflicto deja sus huellas y queremos salir de eso”, cerró.

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario