La Cruz Roja celebra la Semana de los Primeros Auxilios, con charlas y una jornada lúdica

Se extenderá hasta el 15 de septiembre. Pía Calderón, coordinadora de la filial Tandil, anunció que se enfocarán en la seguridad vial. Ofrecerán charlas en las escuelas y harán un cierre el domingo próximo, con una jornada lúdico recreativa. Además, está abierta la inscripción para el curso de primeros auxilios.

El Eco

La Cruz Roja Argentina Filial Tandil anunció que hasta el 15 de septiembre celebrará la Semana de los Primeros Auxilios con distintas actividades de concientización. Pía Calderón, coordinadora de la ONG, explicó que este año trabajarán con la concepción del PAS, que consiste en protejo, aviso y socorro como los pasos a seguir ante una situación de emergencia.

“Estamos planteando desde la filial hacer alguna actividad lúdico recreativa con enseñanza de primeros auxilios, con un montón de trabajos en seguridad vial, qué podemos hacer si tenemos un siniestro vial, etc. para el domingo 16, no tenemos definido dónde lo vamos a hacer, pero probablemente en la Plaza de los Troncos”, adelantó en una entrevista en “La ciudad”.

También anunció que “toda esa semana vamos a estar abiertos a que cualquier institución educativa que quiera tener alguna charla de primeros auxilios junto con seguridad vial se pueda acercar a la filial o nos escribe un correo electrónico, y coordinamos para poder ir”.

La charla que brindan en escuelas dura una hora y media aproximadamente, donde enseñan conceptos de seguridad vial y las principales técnicas de primeros auxilios. Está abierta la propuesta a los docentes que estén interesado en trabajar la temática durante la Semana de los Primeros Auxilios.

En relación a los temas que se tratan, Pía Calderón explicó que en prevención refuerzan el uso del cinturón de seguridad y la conducción sin sustancias psicoactivas en el cuerpo, y los primeros auxilios, la maniobra de RCP, dónde se realiza, cuándo sacar o no a la víctima del vehículo, cómo asegurar la escena del siniestro, entre otros.

Con respecto a los consejos sobre en qué ocasión retirar al accidentado del vehículo, dijo que es una decisión complicada, pero “en general nunca se va a sacar, a menos que la persona entre en un paro cardiorrespiratorio, porque ahí tengo que hacer RCP y no lo puedo hacer sentado. Es una línea muy compleja porque si saco a la víctima del vehículo, puedo empeorar la situación”.

Nuevo curso

Por otra parte, Pía Calderón informó que el próximo lunes comienza un nuevo curso de primeros auxilios, que se extenderá por tres semanas y se dictará lunes, miércoles y viernes, de 20.30 a 22.30.

“Está abierto a cualquier persona mayor de 18 años que lo quiera hacer. Vamos a trabajar todas las técnicas que siempre enseñamos, que son controles de heridas y hemorragias, RCP, prevención de obstrucciones de vías aéreas, convulsiones, partos, situación de emergencia. Un poco de todo”, explicó la coordinadora.

Agregó que la capacitación “es la versión más pequeña en tiempo que tenemos” e invitó a todos los que quieran inscribirse a que aprovechen esta oportunidad para formarse en primeros auxilios.

En cuanto a la metodología, describió que “en general, en todos nuestros cursos, tratan de incorporar un alto contenido de práctica, sea cual fuere el tema que se trabaje. La teoría es importantísima para todos los aspectos que vamos a trabajar, pero sí o sí tenemos que saber cómo llevarla y qué sucede en el día a día frente a esas cuestiones”.

Por caso, indicó que “podemos enseñar cómo es un botiquín de primeros auxilios, qué cosas deberían llevar siempre en una mochila o cartera, en la guantera del auto; pero qué pasa si ocurre algo en la playa un día, donde la persona está con el traje de baño y nada más, entonces qué podemos hacer con esas situaciones también”.

Sobre la dinámica de las clases, detalló que “hacemos la práctica con un desconocido, con esa otra persona que viene al curso, que es algo similar a lo que puede pasar en la vía pública”.

Para todas las edades

La coordinadora de Cruz Roja consideró que todas las personas deberían hacer el curso. “Hemos tenido diferentes interacciones en jardines, en escuelas, con adolescentes, con adultos y adultos mayores. Realmente todas las personas son capaces de aprender alguna temática específica en primeros auxilios”, dijo.

Describió que en los jardines de infantes, les enseñan a los chicos cómo llamar al 107, qué decir ante un pedido de auxilio y cuáles son los mensajes importantes. En estos casos les transmiten que deben decir dónde viven o la ubicación en donde se encuentran, y qué le está pasando al adulto que está con ellos. Además, los capacitan con un teclado grande para que sepan la ubicación de los números que deben digitar para el llamado de alerta.

“Hemos tenido muy buenas repercusiones con eso. Se estuvo trabajando en ese proyecto específico con el llamado al 107 posterior a una emergencia vial, y muchos padres nos comentaban después que los chicos les decían que se tenían que poner el cinturón de seguridad, que les mostraban en el teléfono cuál era el número y que, incluso, se habían vuelto una pequeña molestia con el ‘ponete el cinturón, ponete el cinturón’”, manifestó la referente de Cruz Roja.

Los mitos

Por otra parte, indicó que en los cursos para mayores de 18 años, “empezamos a trabajar más que nada con los mitos” y puso como ejemplo la indicación de Platsul para las quemaduras, cuando no sabemos si un desconocido puede ser alérgico.

“En primeros auxilios nunca trabajamos con medidas invasivas ni medicaciones, porque no sabemos con la persona que estamos interactuando”, dijo y sostuvo que en el caso de una quemadura, si aplicamos Platsul, podemos hacer una reacción alérgica que obstruya las vías respiratorias.

Y en el caso de las quemaduras, descartó la pasta de dientes y recomendó el agua, con la cual se obtendrá el efecto refrigerante tanto para lesiones por calor como por fuego.

Otros mitos aparecen en relación a los torniquetes, que en primeros auxilios los descartan debido a que es complejo hacerlos y se podría dañar alguna de las extremidades, porque lo que hace es cortar la circulación.

Entre las dudas que surgen, Pía Calderón marcó que las más comunes son a partir de las mordeduras de ofidios y las convulsiones, inquietudes que sirven como disparadores para el trabajo de los instructores.

Para agendar

Por informes o inscripción, los interesados pueden dirigirse a la sede de la Cruz Roja, ubicada en San Martín 452, llamar al 442-2746 o escribir a tandil@cruzroja.org.ar.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario