fbpx La Escuela de Cerámica prepara 2 mil azulejos para intervenir las escalinatas de Villa Italia – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Escuela de Cerámica prepara 2 mil azulejos para intervenir las escalinatas de Villa Italia

El proyecto de arte colectivo transformará las míticas escaleras de Quintana y Vigil. Se gestó en la cátedra Cerámica IV, pero se amplió a toda la institución, involucra a exalumnos y exdocentes, a estudiantes de otras casas y a artistas. Con un diseño inspirado en las banderas de Italia y Argentina, emplazarán las piezas durante la Semana de las Artes. Será un legado para toda la barriada, que colaboró con la propuesta.

Rody Becchi

Las tradicionales escalinatas de Quintana y Vigil, un espacio emblemático de Villa Italia, se transformarán a partir de la intervención que llevará adelante la Escuela de Cerámica, con la colaboración de artistas y vecinos. A partir de un proyecto de arte colectivo, revestirán los frentines de los escalones con azulejos realizados a mano, piezas únicas y donaciones con gran valor histórico y afectivo para la comunidad.

Por estos días, la Escuela de Cerámica está en asamblea permanente. Recepciona azulejos y vajilla en desuso pero con valor afectivo para las familias del barrio, crea diseños únicos para cada pieza de 15 por 15 centímetros y lleva adelante jornadas maratónicas donde se respira arte, trabajo y comunión entre alumnos de hoy y ayer, profesores y exdocentes, artistas y estudiantes de otras instituciones como Polivalente.

La propuesta nació en la cátedra de Cerámica IV, en la carrera del profesorado en artes visuales con orientación en cerámica. La profesora a cargo, Nora Lía Mendivil, había viajado a Calamuchita, Córdoba, donde vio una escalera con una intervención de mosaicos y pensó en la posibilidad de hacer algo igual en Tandil. Le comentó a su ayudante de cátedra Nancy Salle, quien le dijo que en su barrio, Villa Italia, tenían escalinatas y empezaron a gestar el proyecto.

La materia Cerámica IV contempla una intervención en el espacio público, entonces transmitieron la idea a las doce alumnas. Ahora, cada una de ellas deberá crear cien mosaicos para los frentines de las míticas escalinatas de Quintana.

Ya con el aval de la inspectora de artística, mantuvieron una reunión con la subsecretaria de Cultura Natalia Correa e iniciaron el expediente para solicitar la autorización del Municipio, que fue aprobado por la Dirección de Obras Privadas.

En cuanto al diseño del mosaico, la cátedra de Cerámica IV pensó en representar al barrio con las banderas de Italia y Argentina. Por eso trabajan con cerámicos rojos, verdes, blancos, celeste y la gama de los azules. Además colocarán el nombre Villa Italia, como es tradición en todas las escaleras intervenidas en distintos países.

Junto a la comunidad

Para cumplir con la misión de reunir unos 2 mil azulejos para los 180 escalones de las dos estructuras, solicitaron el apoyo de la comunidad. Desde Villa Italia, donde también viven algunas alumnas, los vecinos respondieron con cerámica de vajilla rota, antigua, con valor afectivo. La intención de las artistas es que los habitantes de la barriada puedan inmortalizar a sus ancestros en esos objetos que tanto querían, que atesoraban o que utilizaban a diario.

Por ese motivo, aquellos que quieran donar azulejos o vajilla y cerámica rota, aún pueden llevarlos a la Escuela de Cerámica, ubicada en 9 de Julio 276, de 9 a 13 y de 17 a 21, o a la sede de Unión y Progreso, de 10 a 12.

“Los que tengan fotos de lugares emblemáticos que nos alcancen, porque con otra técnica de cerámica que son calcos, los vamos a imprimir en una técnica gráfica que va a quedar”.

“Es un barrio que cuida un montón su patrimonio y está orgulloso”, dijo Nancy Salle sobre la propuesta que embellecerá uno de los lugares emblemáticos de Villa Italia. Es que en esas escaleras, los padres esperan a que sus hijos practiquen deportes en Unión, los vecinos toman mate, los adolescentes se reúnen y las parejas se besan.

Múltiples técnicas

Las ceramistas trabajan con distintas técnicas para concretar los 2 mil mosaicos. Por caso, recurrieron a la sobre cubierta, donde primero pintan el diseño sobre el azulejo y luego cubren la superficie con un esmalte, entonces va al horno durante varias horas. También usaron bajo cubierta, donde de manera inversa, primero se pinta y luego se cocina el azulejo.

Otro de los recursos empleados fue el modelado, con moldes y diseños en relieve, y las técnicas de impresión, donde dejarán plasmadas fotos del barrio y de sus habitantes que acercaron los vecinos.

Además, pidieron a la comunidad vajilla rota o cachada, con valor sentimental, para incorporarla a la obra de arte, a partir de la técnica trencadís.

Nancy Salle, quien también dicta clases en la Escuela Polivalente, contó que sus estudiantes trabajaron con la técnica cuerda seca que tenían que estudiar como parte del programa y la aplicaron en los azulejos para dejar sus obras en las escalinatas.

La colocación

En la Semana de las Artes, del 30 de septiembre al 4 de octubre, llevarán adelante la colocación de los azulejos, donde participarán todos los alumnos de la Escuela de Cerámica que son cerca de 120. Además de los exalumnos y exdocentes que participaron y que deseen asistir para colaborar, esperan que los vecinos los acompañen en este proceso.

A ellos se sumarán las escuelas de arte, que están invitadas para participar durante esos días en la obra de arte colectiva.

Van a utilizar pegamento para cerámicos y tomarán la junta con pastina o cemento. El Municipio se encarga de retirar la laja de los frentines y de preparar la carpeta para la instalación. Para esa tarea previa, Materiales Tandil donó la arena y cemento.

El bosquejo está centrado en las banderas de Argentina y de Italia, por eso predominarán los azules, blanco, rojo y verde, aunque aparecerán detalles de otros tonos, e incorporarán el nombre de Villa Italia, como ocurre en todas las escaleras intervenidas que se han hecho famosas en el mundo. “El sábado antes de emplazarlos, los vamos a presentar para armar el diseño”, contó Nora Lía Mendivil.

En tanto, cada uno de los 2 mil azulejos tendrá el sello de su autor. “Cada uno tiene el gesto de la persona que lo hizo, la pincelada, están hechos a mano y van a ser únicos”, destacó Nancy Salle y explicó que se sumaron muchas artistas que ya tienen un recorrido y un estilo de trabajo.

“Empezó siendo un proyecto que era nuestro, de esta cátedra, después se amplió a los demás cursos, se sumaron exdocentes y exalumnos y a la ciudad”, contó la ayudante de cátedra y, como ejemplo, agregó que les donaron 130 azulejos de vidrio que eran de la confitería Dionisio.

Por otra parte, Camila Arispe, otra integrante de la cátedra, explicó que reciben obras de diversas artistas, pero además invitaron a ceramistas de la talla de Graciela Olio, Silvia Barrios, Graciela Barreto y Carlota Petrolini, con quienes se pusieron en contacto y van a aportar sus piezas.

Además, en dos jornadas, esta semana convocaron a exdocentes y exalumnos que fueron a trabajar a la institución. A ellos se suman otras personas que pasaron por la escuela y mandaron material, y otras que aportaron creaciones desde sus talleres.

Por caso, el viudo de Silvia Segurola, una reconocida exprofesora, entregará algunos azulejos, ya que desde la institución pidieron que estuviera representada, “porque fue para la escuela muy importante”.

En ese sentido, Camila Arispe resaltó el espíritu colectivo de la obra sobre las escalinatas, teniendo en cuenta la amplia participación y el vínculo con el barrio.

El proyecto, original y que deja un aporte para toda la ciudad, unió a la comunidad educativa y artística, y sirvió para el reencuentro con otras generaciones e instituciones. Se calcula que unas 300 personas dejarán su impronta en las escaleras y otras tantas lo harán con donaciones de vajilla y cerámica, colaborando para contribuir al desarrollo y enaltecer la historia de Villa Italia.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario