La familia del joven que murió sin ver a su hija lucha para volver a ver a la pequeña

La familia de Nicolás Befumo, el joven de 23 años que se murió tras meses sin poder ver su hija, continúa luchando para que les permitan volver a tener contacto con la menor, porque la madre de la pequeña no deja que la vean.
Nicolás Befumo murió el 5 de agosto por un paro cardíaco y su familia aseguró que el mismo sucedió por la terrible angustia que atravesaba porque la madre de la nena no le permitía verla.

El abogado de la familia, Juan González Guerra, brindó detalles de la causa. Explicó que Nicolás Befumo “no tenía respuestas en cuanto a poder ver a la nena. Se iniciaron expedientes separados de un régimen de comunicación por un lado, y por el tema de la tenencia también, que en realidad nunca llegaron a un acuerdo, quedó todo en la nada. El tema es que una vez que Nicolás falleció, todos esos procesos culminaron”.

“La causa de la muerte no se sabe todavía”, señaló y sostuvo que “estuvo 5 meses sin ver a la nena. El estaba con una angustia terrible porque no podía verla, pero no sería apropiado afirmar que murió por eso porque no tenemos certezas”.

La lucha por
volver a verla

El abogado aseguró que “hoy lo único que la familia busca es poder verla, porque hasta el día de hoy no la vieron nunca más”.

“La familia de la mamá no lo permite, de hecho la madre de la nena generó un expediente de violencia que supuestamente recibía de mis clientes, lo cual no está comprobado, son solo afirmaciones de ella. El juzgado hizo una orden de restricción de acercamiento en un domicilio con un escribano y nos dimos cuenta de que no vive más ahí, entonces empezó más la desesperación de la familia de no saber dónde estaba”, expuso.

Luego, les dieron una fecha de audiencia pero no se pudo notificar a la madre de la menor porque no estaba en el domicilio que decía estar.

“Luego se presentó con su abogada y manifestó que no está viviendo en Tandil, lo que complicó aún más las cosas, porque la familia entró en una desesperación total, porque no sabían cómo estaba, dónde, si tiene para alimentarse”, sostuvo.

Después la jueza de familia Silvia Monserrat los atendió y “les dio la tranquilidad de que ellos se van a ocupar del tema, que van a tratar de conciliar o llegar a un acuerdo aunque sea que vaya a una audiencia la madre de la menor y que puedan verla, y después se establecerá o no un régimen de visitas”.

“Se postergó la audiencia para el 11 de octubre, pero ahora al menos ya tenemos un contacto porque se presentó una abogado, todavía no la pudieron ver pero se quedaron más tranquilos de que el juzgado dijo que va a hacer lo posible para que la chica vaya a la audiencia y ver a la nena. Hasta ese momento era un silencio total, antes era la lucha de Nicolás por verla y murió sin verla”, manifestó.

Cuestionó que la Justicia “no ve un realidad, que es que si un padre o una madre quiere ver a su hijo y una de las partes manifiesta que hay violencia está bien que haya una restricción, pero si yo me encuentro que tengo que ir a ver a mi hijo que lo tiene la madre y es imposible ver mi hijo, hay que buscar herramientas más útiles para que lo pueda ver”.

“Había restricciones de acercamiento de Nicolás hacia la madre de la nena, habían puesto un tercero, después denunció al tercero y de esa manera logró que no la pudieran ver más. Es más, después de que falleció Nicolás, hizo una presentación a los pocos días hacia toda la familia de él para que no se le acercaran a ella, y de ese modo prohíbe que vean a la nena”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario