La fusión con otra empresa sería la única salida para destrabar el conflicto en Río Paraná

El Eco

Este jueves por la tarde se reunieron el Delegado Regional de UTA, Gustavo Morales, y trabajadores de la empresa Río Paraná. En diálogo con el programa “No hay dos sin tres” de 104.1 Tandil FM, Morales señaló que “el estado de situación es incierto. Faltaría que se decidieran las cosas en otro nivel, tanto político como gremial. Se venía avanzando con una fusión, Río Paraná presentó eso en La Plata, en la Subsecretaría de Transporte y estamos esperando que tomen una decisión. Si le dan el visto bueno a esta fusión, el problema estaría solucionado porque se pagarían los sueldos y se saldría a trabajar con la llegada de 20 nuevas unidades.”

Remarcó que la prioridad es que se garanticen los puestos de trabajo, si se hace la fusión (que no es lo mismo que venta) los empleados podría conservar su lugar de residencia en Tandil.

“Los trabajadores saben que Río Paraná tiene una problemática desde hace años.  Aquí siempre se pagaron los sueldos de la manera en que cobraban los empleados y no se había notado. Cuando vino la gente de la fusión pagó la mitad de los salarios al contado, entonces los trabajadores cobraban todos los días, les pagaban el sueldo antes del día 20 y, lamentablemente, no se terminó con esto de pagar los salarios en fecha porque se fue al paro de vuelta. El dinero para pagar los sueldos estaba la semana pasada. Están conformes con eso y están reclamando la parte que falta de los salarios. Hoy la empresa está parada. Estamos esperando la solución que va a llegar en estos días”, manifestó ante las versiones de que había trabajadores que no se sentían representados por la UTA.

Hay unidad entre los empleados porque quieren defender sus puestos de trabajo. “Si la fusión no avanza, Morel se quedará con una empresa vacía porque le caducan las líneas y se reparte el personal a varias empresas. El personal sigue pretendiendo trabajar en Río Paraná y nosotros vamos a apoyar esa decisión hasta donde podamos”, sostuvo Morales.

La UTA reafirmó su interés y preocupación en  garantizar las fuentes de trabajo para todo el personal, tanto si Río Paraná sigue adelante fusionándose -en el mejor de los casos- u otra compañía se hace cargo de la empresa tandilense.

“Este miércoles se reunieron en La Plata la Subsecretaría de Transporte Provincial y UTA Nacional. A mí no me llegaron notificaciones de lo que van a decidir, pasaron a cuarto intermedio y lo que decidan ellos es lo que va a valer acá”, finalizó el delegado.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario