La mayoría de las instituciones ha recibido el pago de IOMA correspondiente a noviembre

Tanto la Clínica Chacabuco como el Sanatorio cobraron el monto correspondiente a noviembre por parte de la obra social bonaerense. Esperan que diciembre sea saldado antes del 2 de marzo para no suspender el servicio.

El Eco

Ayer finalmente tanto la Clínica Chacabuco como el Sanatorio Tandil han cobrado por parte de IOMA el monto que condice con el mes de noviembre. Lo mismo ocurrió para la mayoría de las entidades que conforman el distrito octavo, aunque algunas solamente obtuvieron un pago parcial que terminaría de completarse en estos días.

Luego de semanas de conflicto, sin respuestas claras, reuniones y tras poner en marcha la primera medida del plan de lucha que los diferentes centros coordinaron junto a Fecliba, que consistió en un día de suspensión de los servicios de atención mediante esa obra social, los distintos sanatorios y clínicas han podido percatar en sus cuentas parte del monto atrasado. Aún sigue faltando saldar la deuda equivalente al mes de diciembre, que si no se efectúa antes del viernes procederán nuevamente al corte del servicio pero en esta será del 5 al 7 del mes que viene.

Pablo del Castillo, director médico del Sanatorio Tandil, contó que ellos registraron el pago a últimas horas de la noche del lunes. “Por el valor depositado, deducimos que es el que tiene que ver con la deuda de noviembre, pero como en estos días vence el plazo para diciembre, si no se abona como corresponde seguiremos con las medidas ya planteadas”.

Por su parte, el director médico de la Clínica Chacabuco, Ignacio Gilabert, también confirmó el saldo, aunque en su caso fue detectado ayer: “Si no pagan el mes que falta tendremos que suspender nuevamente el servicio a través de IOMA los tres días que anunciamos para la próxima semana”.

Los motivos del retraso estarían ligados a la falla en un sistema operativo de pagos de la provincia, que fue implementado para tener cierta trazabilidad y seguir los pagos evitando cualquier cuestión de corrupción. Lo que sucedió es que en IOMA no funcionó, ya que el nuevo modelo no permitía la carga de las órdenes de pago para abonar a los establecimientos médicos, es por eso que desde la prestadora aseguraban tener el dinero, pero se veían imposibilitados de cumplir por ese defecto de carga de las órdenes.

Lo que dice IOMA

Desde la obra social bonaerense sostienen que los pagos a los prestadores que han anunciado medidas de fuerza fue del siguiente modo: “A las agremiaciones médicas Fecliba y Acliba se les ha abonado más de 500 millones de pesos correspondientes a las facturaciones de noviembre y diciembre, lo que representa un monto muy significativo de todo lo facturado hasta el momento”.

Además, destacaron en su defensa que suelen observar que son las mismas entidades las que entregan facturación correspondiente a meses anteriores fuera del plazo habitual establecido, con lo que la dilación del pago de esos servicios prestados no se debe tanto a un atraso por parte de IOMA, como a posibles falencias en los sistemas de facturación de los prestadores.

Finalmente, trascendió que se están liquidando en forma equitativa las prestaciones realizadas en toda la provincia y que para facilitar el cobro por parte de sus prestadores, implementaron la modalidad «interbanking», es decir, que podrán acceder a sus liquidaciones incluso durante los días feriados y ante eventuales medidas de fuerza de las entidades bancarias.

Desde el Instituto aseguraron que “esta implementación contable garantizará los protocolos de control y monitoreo del importante movimiento financiero, como no se habían tenido hasta el momento, resultando en un beneficio para afiliados, prestadores y personal”.

El camino
para lograrlo

Centros médicos de toda la provincia de Buenos Aires se vieron afectados por el mismo asunto y desde el enero que vienen realizando reclamos de todo tipo a la Obra Social. Particularmente en Tandil, ante la ausencia de respuestas y continuando la falta de pago, miembros de la Clínica y el Sanatorio mantuvieron una reunión con el jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety; el presidente del Concejo Deliberante e intendente interino Juan Pablo Frolik; el subsecretario de Coordinación de Proyectos, Alejo Alguacil; y la cúpula del Sistema Integrado de Salud Pública, Gastón Morando y Matías Tringler. El objetivo fue informar sobre lo que estaban atravesando y buscar apoyo. Al día siguiente se concretó un encuentro en la sede de Fecliba La Plata en el que participaron la totalidad de las instituciones que componen al distrito octavo, allí analizaron la gravísima situación y establecieron el plan de lucha.

El primer paso ya se puso en marcha este lunes pasado a modo de “llamado de atención” y surtió efecto. Lo que prosigue comprende: “Suspensión de servicios para los días 5, 6 y 7 de marzo de 2018 si sigue sin saldarse la deuda al 2 de marzo”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario