La nueva concesión prepara la inauguración de las obras en la cima del Parque Independencia

El Castillo Morisco volverá a funcionar como un restaurante a partir de la nueva concesión.

El Eco

La nueva concesión completa la remodelación y puesta en valor del Castillo Morisco y la construcción de un área de servicios ubicados en la cima del Parque Independencia, intervención que demandó una inversión de más de cinco millones de pesos por parte de una firma local, que se hará cargo de la explotación comercial durante doce años.
El proceso de licitación por el restaurante, el bar y el kiosco se inició el año pasado y se adjudicó el 30 de junio a partir de la rúbrica del contrato con el único oferente que presentó una propuesta integral para el lugar.

Las tareas comenzaron semanas después con las reformas en el emblemático edificio y la renovación del sector de servicios y del estacionamiento, y los responsables del lugar planean inaugurar las obras en los próximos días.

La intervención

El coordinador del área de Concesiones del Municipio, Bernardo Loustalot, brindó a El Eco de Tandil detalles del proyecto y consideró que “la ciudad y el turismo merecían que el lugar esté en funcionamiento”, a la vez que adelantó que el grupo inversor proyecta concluir con las tareas prontamente y efectuar la presentación formal en los próximos días, con fecha tentativa el viernes 12, aunque ello dependerá del avance de la obra.

El área de servicios incluirá un espacio para la venta de productos regionales.

En primer término contextualizó que ese punto emblemático de la ciudad requería una puesta en valor de las estructuras ya que “desde la última concesión habían pasado dos años y no se encontraba a nadie que tuviera una propuesta para intervenir el lugar”.

Fue a partir de allí que el Municipio comenzó a diagramar el pliego con los requisitos para concretar el llamado a licitación. Tres empresas mostraron interés en la convocatoria pero solamente una presentó una propuesta económica. Tras el análisis correspondiente, el Municipio adjudicó a Macael SA, una firma integrada por inversores tandilenses, la concesión del espacio.

El pliego, que requería una inversión de cerca de cinco millones de pesos, determinaba la autorización para explotar la plataforma superior por doce años (el Castillo, el sector de servicios y estacionamiento).

A más detalles sobre la pretensión para el lugar dijo que se apuntó a generar una atención “más rápida” al turismo y que en la histórica estructura se brindara un servicio de restaurante o bar.

El edificio “realmente necesitaba una intervención”, aspecto que obligó a generar algunos “replanteos” a lo largo de los trabajos por las características propias del inmueble y su emplazamiento.

En el otro sector, en tanto, las tareas tuvieron por objetivo mejorar los baños públicos, y la propuesta incluyó la construcción de un espacio moderno para la comercialización de productos regionales, que además contendrá un puesto de información al turista, entre otros servicios.

Por último Loustalot celebró el hallazgo de una nueva concesión que decidió apostar por el lugar para el disfrute de los tandilenses y turistas.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario