fbpx La obra del shopping está paralizada y preocupa la ocupación de las veredas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La obra del shopping está paralizada y preocupa la ocupación de las veredas

El grupo inversor decidió poner un freno al avance de la obra en el exbanco Comercial. Hace varios meses que la estructura colocada dificulta la circulación de peatones en un punto neurálgico de la ciudad. Por esa ocupación del espacio público, el Municipio recibe del privado un canon mensual de acuerdo a lo que fija la ordenanza impositiva.

El Eco

En agosto del año pasado, la colocación de enormes estructuras frente al exBanco Comercial se observó como una señal de avance del proyecto que busca construir, en ese histórico edificio de Pinto y Rodríguez, un shopping.

Hace un mes, el contexto económico, con un tipo de cambio que sufrió modificaciones, volvió a causar impacto en el desarrollo de la iniciativa y el grupo inversor decidió poner un freno a las tareas hasta tanto la situación se normalice.

De acuerdo a lo informado por la directora de Desarrollo Urbano del Municipio, Victoria Deguer, el proyecto se encuentra “paralizado” pero aún se mantiene dentro de los plazos estipulados por el código de edificación.

Frente a este esquema requirieron un plano de seguridad e higiene y medidas preventivas, especialmente por los andamios de la vereda que se instalaron para reforzar y apuntalar la caja muraria del edificio declarado patrimonio histórico y para generar una protección sobre la vía pública.

“Es deseable que la obra continúe y pueda concretarse, pero depende de fondos privados”, aclaró la funcionaria.

La estructura que cubre todo el perímetro del inmueble ocasiona trastornos a los peatones que por allí transitan y se presenta como un nuevo obstáculo en el microcentro tandilense.

Por la ocupación del espacio público, el grupo inversor, Vialmani SA, paga un canon mensual al Municipio de cuatro mil pesos, “un costo exiguo para la utilización que se hace”, opinó el concejal de UCR – Cambiemos, Gabriel Bayerque.

 

Algunas precisiones 

En diálogo con el ciclo radial “Dulce o amargo” (104.1 Tandil FM), el edil del oficialismo también expresó su inquietud sobre el tema y en febrero pasado elevó notas a distintas dependencias para conocer el estado de situación de la obra, especialmente en cuanto a la enorme estructura que cubre la fachada del exbanco Comercial.

A finales de la semana pasada recibió un informe “bastante detallado” que determinó la confección de un expediente de 40 fojas que contiene fotos, actas de inspección e informes de la Secretaría de Obras Públicas y de la empresa respecto del proyecto.

De allí pudo establecer que en septiembre del año pasado se completó la colocación de los andamios con el objetivo de preservar el frente del edificio y también como elemento de seguridad por las tareas realizadas para apuntalar los cimientos ante la construcción del subsuelo donde se ubicarán las cocheras.

En paralelo, cada 15 días la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas realiza inspecciones dado que la empresa debe realizar una limpieza de las veredas que además deben estar descubiertas dado el paso peatonal restringido.

Las razones por las cuales se postergaron las tareas nuevamente apuntan a las condiciones macroeconómicas del país, especialmente por una abrupta subida del dólar, que pusieron en jaque los planes del grupo inversor.

“Por cuestiones como el aumento del dólar y los costos, tuvieron que parar la obra para ver si podían reactivarla o refinanciarla”, indicó el concejal, que aclaró que se trata de una “reestructuración” del esquema.

 

Un valor “controversial”

En tanto, la Dirección de Ingresos Públicos informó al concejal que la empresa “está al día con el pago del canon” por la utilización del espacio público de acuerdo a los metros lineales.

“Son alrededor de cuatro mil pesos mensuales los que el grupo inversor abona por ocupar la vereda”, de acuerdo a lo que establece la ordenanza impositiva, una suma “controversial” si se consideran los trastornos que ocasiona el montaje de toda la estructura.

Bayerque adelantó que seguramente realizará una nueva presentación por el valor que se percibe. “Tiene que regir el sentido común; hoy resulta irrisorio el costo que el Municipio cobra para la utilización de la vereda”, definió.

Si bien dijo entender la situación coyuntural “no podemos seguir esperando para ver si hay una mejora”, por lo que evaluará si el monto se condice con la utilización que se hace y la inversión que tendrá ese futuro paseo comercial.

“Soy bastante optimista y creo que a Tandil le vendría bien un paseo de ese tipo y que en algún momento la obra se va a finalizar. Vamos a trabajar para que eso ocurra, siempre monitoreando la situación”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario