La ONG Tránsito entre Todos solicitó la Banca XXI para impulsar la emergencia vial

Su titular, Juan Larraburu, presentó el pedido formal en el Concejo Deliberante. El objetivo central de la iniciativa es poder materializar acciones para concientizar a la comunidad sobre la importancia del respeto a las normas y así evitar nuevos accidentes. Posiblemente, el pedido le sea concedido en la sesión del jueves próximo.

uan Pedro Larraburu, de Tránsito entre Todos, opinó que la normativa debería extenderse a todos para que realmente tenga un impacto positivo.

El Eco

El responsable de la ONG Tránsito entre Todos, Juan Larraburu, formalizó en el Concejo Deliberante el pedido de la Banca XXI para solicitar que se decrete la emergencia vial. El objetivo central de la iniciativa es poder materializar acciones para concientizar a la comunidad sobre la importancia del respeto a las normas y así evitar nuevos accidentes. Posiblemente, el pedido le sea concedido en la sesión del jueves próximo.

En diálogo con El Eco de Tandil, el titular de la organización confirmó que efectivamente solicitó la Banca XXI ante la compleja situación que atraviesa la ciudad con un importante número de víctimas fatales en accidentes de tránsito.

Manifestó que es tiempo de empezar a tomar acciones vinculadas a capacitaciones y sanciones, entre otras, que puedan ser pensadas en conjunto por los distintos sectores involucrados con la problemática vial en Tandil.

Recordó luego que en su momento, desde Tránsito entre Todos, se intentó impulsar un Consejo Consultivo Vial, que en su primera reunión convocó a unas treinta personas. Hoy, a más de un año de aquel entonces, apostó a poder reflotar esa propuesta para avanzar en una mirada integral sobre el tema y buscar soluciones.

“Lo más preocupante son los jóvenes que se nos están muriendo. Acá no hay otra situación, ni mentiras ni estadísticas irreales, sino verdad, familias que están perdiendo a sus hijos, a sus amigos, en un accidente de tránsito y me parece que se puede evitar. Hay que tomar el toro por las astas y empezar a trabajar en serio”, enfatizó Larraburu.

“Hay que

salir a la calle”

Entre las acciones a corto plazo, consideró que “hay que salir a la calle y empezar a concientizar nuevamente. Hay personas que no lo están y hay que tratar de llegar a ellas. Hay que cambiar una conducta social, trabajemos en eso. Sumemos a algún psicólogo o sociólogo para que nos diga cómo cambiamos en poco tiempo las conductas sociales. Hace años se fumaba en los bares y hoy ya no. Bueno, veamos cómo podemos, a través de la insistencia en las acciones, lograr que usemos el casco y el cinturón. Y, sobre todo, hay que trabajar con los jóvenes en las escuelas para que no sigan sucediendo estos accidentes”.

Remarcó que “hay que salir, pararse en una esquina y concientizar, ir a la salida de los colegios. Hay mucho por hacer. Desde Tránsito entre Todos podemos aportar acciones, después, el control y el poder de policía lo tiene el Estado, que seguramente no tiene ganas de que sucedan estas situaciones, que los adolescentes y los jóvenes se mueran. Veremos cómo lo podemos llevar adelante”.

Emergencia vial

Como primer paso, Larraburu confirmó que la idea es “declarar la emergencia vial y sentarnos a conversar para ver qué se puede solucionar”.

Concretamente, explicó que “la emergencia vial son acciones. Los beneficios tienen que ser ahora y tienen que ver con que dejen de suceder accidentes, con que haya controles más exhaustivos, con que las sanciones sean más eficientes y con que empecemos a cambiar la conducta social de la gente, ya que es lo que se está pidiendo. La idea es ver de qué manera podemos lograrlo, trabajando todos los días”.

Contó luego que, tras entregar el pedido, había hablado con el presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Frolik, quien le dijo que posiblemente le concedan la Banca XXI el próximo jueves. “Ellos también están preocupados, no creo que nadie tenga ganas de que un hijo, un sobrino o alguien se muera en un accidente de tránsito. Es la muerte más repentina que tenemos, no nos avisa. Han quedado muchos chicos lesionados también en lo que va del año”, expuso.

Insistió entonces en que “hay que trabajar en esas situaciones. Salir y controlar, a la salida del boliche, de un restaurante o de las escuelas. Hay cientos de acciones para hacer para mejorar todo esto”.

Las cifras

Consultado por las estadísticas, el titular de Tránsito entre Todos lamentó el número de víctimas fatales en accidentes de tránsito registrado en lo que va del año. “Estamos muy mal. Ya son 15 los fallecidos. Es cierto que hubo un siniestro con cinco muertos en la ruta que elevó las cifras, pero llevamos 7 jóvenes muertos en la ciudad en accidentes de moto y hay un joven de 23 años peleando por su vida. Esas cosas nos hacen muy mal”, expresó.

Sumado a ello, marcó que “hay muchos casos más de chicos muy jóvenes que quedaron lesionados después de un siniestro vial y, a su vez, la familia de los que han fallecido. Lo veo a través de Estrellas Amarillas, con quienes hacemos cosas juntos. Hay mucha familia que ha quedado destruida y que no sabe cómo va a salir adelante”.

“Hay que trabajar”

Finalmente, Larraburu hizo referencia a las últimas declaraciones del director de Control Urbano Vehicular, Walter Villarruel, quien volvió a llamar a la comunidad a tomar conciencia y apostó a un cambio cultural respecto al tránsito. “Me parece buenísimo, hay que cambiar la conciencia social de la gente, pero para eso hay que trabajar. Si no hacemos acciones, estamos en el horno. Entonces, vamos a trabajar, a eso venimos, a traer propuestas”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario