La Policía Rural se mostró expectante ante la llegada del drone para reforzar la seguridad

El coordinador zonal de Seguridad Rural Olavarría, comisario mayor Mario Busto, y el jefe del Comando de Prevención Rural -CPR- Tandil, subcomisario Alejandro Cepeda, realizaron un buen balance del año y compartieron con El Eco de Tandil los principales proyectos para 2018.

Ambos resaltaron la disminución de delitos rurales y de detenidos respecto a 2016, por lo que se dijeron conformes con el trabajo realizado. Ya de cara a lo que se viene, celebraron la pronta incorporación de un dron que contribuirá con el sistema de vigilancia en el campo.

En primer lugar, Busto resaltó la disminución del índice delictivo y de detenidos registrada en 2017 respecto al año anterior.

En el caso del abigeato, contó que en vísperas a las Fiestas se reforzaron las tareas preventivas en pos de evitar nuevos hechos y anunció que durante toda la temporada estival se mantendrán las recorridas habituales.

Sobre este tipo de ilícito, aseguró que ha bajado “mucho” la estadística respecto a 2016 y, de acuerdo al primer congreso nacional de policías rurales que se desarrolló hace un mes en Mar del Plata, “la provincia de Buenos Aires es la que menos delitos rurales tiene en todo el país”.

También aseguró que “ha disminuido totalmente el delito contra la propiedad o contra la persona. Respecto al año pasado, han disminuido los delitos y los detenidos. No tenemos más detenidos porque bajó el delito, producto de haber reforzado la tarea preventiva que ya se venía haciendo”.

“Un año
exitoso”

Concretamente, la estadística de aprehendidos y contravenciones de enero al 15 de diciembre de 2016 en los distritos que comprende la Coordinación Zonal de Seguridad Rural Olavarría –Tandil, Benito Juárez, Rauch, Azul, Las Flores, Alvear, Tapalqué, Laprida, Lamadrid, Bolívar y Olavarría- marca un total de 263 delitos, 231 esclarecidos, 345 aprehendidos y 3731 infracciones.

En tanto, en el mismo período de este año, se registraron 201 delitos, fueron esclarecidos 189, hubo 262 aprehendidos y se labraron 6542 infracciones.

“Ha comparación del año pasado, hemos redoblado el trabajo, lo que se ve reflejado en las infracciones, la baja de delitos y la suba en el esclarecimiento”, resaltó el coordinador zonal.

Aclaró que “hay menos aprehendidos porque tenemos menor cantidad de hechos acaecidos en los once partidos, pero tenemos muchos más esclarecidos que el año pasado. Por ello, para mí este año fue exitoso y espero poder en 2018 redoblar la apuesta, seguir bajando la cantidad de delitos; si tenemos, esclarecerlos, y tener los aprehendidos en cada delito que se cometa”.

Los recursos

En la actualidad, Busto precisó que la Superintendencia de Seguridad Rural cuenta con 106 CPR distribuidos en toda la provincia y un total de 3500 efectivos, por lo que resaltó que “es muy importante la tarea que se viene realizando”.

En cuanto a recurso humano y equipamiento, detalló que “el superintendente ha hecho un pedido de patrullas nuevas para toda la provincia por el propio desgaste que sufre el patrullero en los caminos rurales”.

En el caso del CPR local, el subcomisario Cepeda detalló que realizan tareas de prevención con siete patrullas que recorren las cuatro áreas que dividen el partido, con un total de 37 efectivos. “Recorremos diariamente en promedio 300 kilómetros por móvil. Alcanzamos a sacar cuatro porque obviamente siempre falta personal. Además contamos, desde el control que hace la Fundación de Lucha contra la Aftosa -Funtala-, con un sistema de seguimiento de los móviles, donde a este año se estima que se van a recorrer más de 450 mil kilómetros en zona rural en tareas de prevención”.

En ese sentido, señaló que “si hacemos un análisis de 2014, ese año se terminó con alrededor de 18 mil kilómetros al año, es decir, año tras año se fueron incorporando efectivos, móviles y, en consecuencia, los recorridos”.

Nueva
tecnología

Por último, ambos celebraron la idea impulsada desde el ámbito local para la incorporación de nueva tecnología, mediante la utilización de un drone, con el objetivo de reforzar los controles en la zona rural y brindar una respuesta más efectiva a la comunidad. “Se gana mucho tiempo con ello”, admitieron.

El jefe del CPR Tandil confirmó que “viene muy avanzado el tema. Lleva su tiempo, pero se trabaja mes a mes en las mesas de seguridad con la Sociedad Rural, la Coordinación, la Patrulla y el Municipio. En todas las reuniones se habla del tema, ya hace más de un año que se está trabajando, así que va a llegar. El drone nos permitirá recorrer a cien metros de altura y tener otra panorámica”.

Por su parte, Busto señaló que “el drone que va a comprar el Municipio, además, abarca un radio de 50 kilómetros, tiene una autonomía de 7 horas, así que es un trabajo muy importante el que se podrá hacer”.

Cepeda deseó entonces poder contar con este equipamiento el año próximo, aunque aclaró que su incorporación al CPR local implicará también capacitar personal en su manejo.

“Además, hay distintos elementos que hay que reunir para que esté todo legalizado porque hay que tener autorizaciones, faltan vehículos que van a acompañar para trasladarlo, carros y demás, es decir, falta la parte logística, pero se ha avanzado. En los próximos días lo tendremos y de ahí en más, la idea es fortalecerlo con cámaras y distintos dispositivos que faltan”, anticipó.

Por otro lado resaltó que también los ayudará mucho en los controles la puesta en marcha del sistema de videovigilancia en María Ignacia Vela, Gardey y el camino rural que conecta a ambas localidades. “Todo lo que es tecnología hoy ayuda”, admitió Busto.

Para cerrar, el titular del CPR local consideró que “desde el Municipio y las distintas entidades están muy comprometidos, así que estoy muy agradecido”.