La Sala de Elaboración Comunitaria de Tandil y La Compañía expusieron sus variados productos

Productores de las salas elaboradoras de alimentos del Municipio y de la Asociación Civil La Compañía expusieron ayer sus productos, en una feria que se realizó de 8 a 13, y de 16 a 20, en las instalaciones de avenida Colón 1112.

La actividad, organizada por la Secretaría de Desarrollo Económico Local, tuvo como objetivo dar a conocer y ofrecer a la comunidad productos naturales y artesanales elaborados en un espacio que reúne todos los requisitos establecidos en el Código Alimentario Argentino y cumpliendo con las máximas exigencias de inocuidad.

En los diferentes stands, se pudieron encontrar panificados, productos regionales, dulces, lácteos, licores, conservas y productos saludables con precios directos del productor.

Las salas elaboradoras de alimentos son espacios comunitarios a partir de los cuales se reúnen diferentes emprendimientos relacionados con la producción de alimentos que cumplan con los requisitos sanitarios exigidos por las normativas vigentes.

Visibilizar
el espacio

En diálogo con El Eco de Tandil, una de las trabajadoras de la Sala Comunitaria de Panificados, Ana Graciela Poulsen, explicó que el propósito de la feria fue mostrar los productos a la comunidad, difundir el espacio y dar a conocer el trabajo que realizan a diario.

Según detalló, de la actividad participaron: “Atma Rama, que hace barritas de cereal; Maná de las Sierras, que hace panificados, tartas, pizzas, budines y pan dulces; la Abuela Tere, que hace alfajores, chocolates y también budines; Doña Nilda, que hace pastas; y la cooperativa de Trabajo Savia Serrana, que hace licores, conservas, mermeladas y frutas en almíbar; entre otros. Todos productos elaborados en estas instalaciones”.

En vísperas a las Fiestas, Poulsen invitó a toda la comunidad a que se acerque y conozca el trabajo que realizan. “La idea es que vengan y puedan disfrutar de nuestras elaboraciones porque todavía hoy nos están diciendo que no saben que existe este lugar, por eso queremos darle un poco más de visibilidad y nosotros ir mejorándolo año a año”, manifestó.

web_elaboradores (7)

“Un año
de pelea”

Por su parte, Patricia Montero, de la Sala Elaboradora de La Compañía, ubicada en Alsina 1242, agradeció la invitación de la Sala de Elaboración Comunitaria de Tandil.

“Nosotros elaboramos mermeladas, conservas, cereales, panificados, alfajores, hamburguesas veganas y pastas. Y ahora además hemos armado una canasta navideña”, contó.

Según detalló, el equipo de elaboración está conformado por alrededor de siete personas y los productos son comercializados en la feria que realizan todos los sábados, de 10 a 14.

Ya en el cierre del año, Montero dijo que fue un 2017 “de pelea, de poder darse a difundir y promover. El hecho de que la gente cambie su forma de alimentarse, nos lleva a que se acerque un poquito más al lugar y nos conozca. Fue un año de mucho esfuerzo y trabajo. Vamos a ver qué pasa con el próximo, pero tenemos esperanzas de que la situación mejore”.

web_elaboradores (22)

Un espacio de
compañerismo

En tanto, Silvia Gerez, de la cooperativa Savia Serrana, contó que ellos fueron los primeros en comenzar a elaborar sus productos allí cuando el edificio de avenida Colón al 1100 se recuperó como espacio público.

“Nos dedicamos a hacer licores, conservas y mermeladas. Estamos aquí desde 2007, con el tiempo se puso a punto lo que hoy es la Sala Elaboradora de Pastas y Panificados, y finalmente se completó el círculo con un espacio de comercialización para mostrar y vender todos los productos que hacemos”, explicó.

Remarcó luego que “aquí no hay trabajo esclavo ni explotación, hay compañerismo y se trabaja de manera armónica, acompañados por las distintas instituciones como el Municipio, que nos ayuda en capacitaciones, el espacio y la difusión. Hay que destacar el enorme apoyo que recibimos para que este tipo de producciones salgan adelante”.

Para cerrar, detalló que quienes quieran adquirir los productos de la cooperativa Savia Serrana, como así también de los otros emprendimientos, pueden acercarse a las instalaciones de avenida Colón al 1100, de 8.30 a 13, y de 16.30 a 21.

“Nosotros ya tenemos clientes fijos, principalmente todas las casas de artículos regionales, dietéticas y algunas carnicerías, y ahora estamos luchando para expandirnos, en un momento en el que todo empieza lamentablemente a restringirse”, reconoció Gerez.

En ese contexto, volvió a agradecer al Municipio por darles la posibilidad de contar con un espacio para poder visibilizar el trabajo que realizan a diario.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario