La titular del balneario negó responsabilidades por la nena que el padre se llevó de la colonia

Fue citada como “tercero de intervención obligada” en la causa civil por la niña que su padre retiró de la colonia municipal sin autorización. Sostuvo que la seguridad de los colonos “está a cargo exclusivo” de profesores y personal contratados por el Municipio. El 23 de enero de 2015, en medio de un conflicto familiar, un padre se llevó a su nena de 8 años. Su madre reclama una indemnización de 500 mil pesos.

El Eco

La concesionaria del Balneario del Sol respondió a la demanda de María Laura Reynoso, la mamá de la nena que el 23 de enero de 2015 fue retirada sin autorización por su padre de la Colonia Municipal. Horas después, tras un operativo de búsqueda, la pequeña fue hallada en La Matanza en perfectas condiciones. En tanto, en diciembre de 2016 la progenitora inició un reclamo ante el Juzgado en lo Contencioso Administrativo de Azul por una indemnización de 500 mil pesos.

Al contestar la demanda, el Municipio le solicitó al juez Pablo Gabriel Quaranta que citara a Balneario del Sol, complejo que era sede de las actividades de la Colonia Municipal de Vacaciones cuando se desarrollaron los hechos.

En su escrito, la titular de la concesión, Magdalena Magneres, aclaró que “la seguridad de dichos colonos, al tratarse de una colonia de vacaciones organizada exclusivamente por el Municipio de Tandil, la seguridad aquí planteada en el hecho está a cargo exclusivo de esta, por sí y por los hechos de sus dependientes como personal afectado. Esto es profesores de educación física y demás personal contratado para la colonia; desde el transporte de la casa de los colonos, de las actividades que realicen dentro del complejo, por estar a cargo de dichos profesores, y del regreso a sus viviendas”.

El 23 de enero de 2015, una nena de 8 años desapareció de la Colonia Municipal de Vacaciones, de la sede del Balneario del Sol. La pequeña se fue con su padre, en mitad de la jornada, sin autorización, situación que motivó la presentación de la madre, casi dos años después del hecho que mantuvo en vilo a la comunidad.

 

Los argumentos

 

En principio, le achacó a la madre de la niña un “actuar antijurídico” a partir de los conflictos familiares y la sentencia que dictó el Juzgado de Familia 1 de Tandil, a través de la cual le otorgó la tenencia de la menor al padre.

En esa línea, remarcó que la demandante “construye su argumento con la intención de atribuir responsabilidad al Municipio desde una situación de vulnerabilidad, y como si ello pudiera justificar el actuar antijurídico de la contraria y/o endilgar reproche al Municipio por hipotéticos hechos que, de haber existido, se produjeron en otra localidad”.

Por otra parte, el estudio azuleño que representa a Magdalena Magneres negó “terminantemente que corresponda a mi persona y/o al Balneario del Sol abonar monto alguno a la actora en carácter de indemnización por daños y perjuicios” y definió como “infundado y desajustado a derecho el monto indemnizatorio de 500 mil pesos reclamado por la contraria”.

En relación a los hechos denunciados por la madre, rechazó que “por un descuido del personal y cuerpo docente de la Colonia de Vacaciones la menor haya sido raptada por un tercero extraño”, como así también “que esta parte haya incurrido en un incumplimiento del deber de custodia con respecto a la menor”.

Además, dejó expresado que “negamos terminantemente que exista responsabilidad objetiva y directa de mi persona y/o del Balneario del Sol, como pretende encuadrarlo el Municipio de Tandil, el cual nos citara como terceros de intervención obligada”.

En tanto, deslindaron responsabilidades sobre un incumplimiento de la obligación de preservar la integridad física y moral de la niña, y por no haber tomado las medidas de diligencia, cuidado y prevención pertinentes respecto de las obligaciones asumidas en relación a la colona.

 

Los hechos

 

Magneres informó que posee la concesión del uso y la explotación del actual Balneario del Sol producto de la licitación pública 06-01-93, que fue prorrogada en 2011 hasta el 31 de diciembre de 2019. También consignó que la Municipalidad organiza las colonias de verano descentralizadas en varios clubes y que también tiene como sede al Balneario del Sol, ya que anualmente firma un convenio para admitir una cierta cantidad de colonos durante enero y febrero.

Y en esa instancia, aclaró que “la seguridad de dichos colonos, al tratarse de una colonia de vacaciones organizada exclusivamente por el Municipio de Tandil, la seguridad aquí planteada en el hecho está a cargo exclusivo de esta, por sí y por los hechos de sus dependientes como personal afectado. Esto es profesores de educación física y demás personal contratado para la colonia; desde el transporte de la casa de los colonos, de las actividades que realicen dentro del complejo por estar a cargo de dichos profesores y del regreso a sus viviendas”.

Con respecto a lo que ocurrió el viernes 23 de enero de 2015, describió que “la menor, habiendo concurrido a la Colonia Municipal de Vacaciones en el Balneario del Sol, fue retirada de dicho predio sin aviso ni autorización alguna”. La situación se registró alrededor de las 12, cuando el docente a cargo del grupo constató que faltaba una alumna, al momento de realizar el conteo de los asistentes para acompañarlos a la parada del colectivo, luego de finalizada la jornada.

Al detectar la ausencia, “inmediatamente” dieron aviso a la policía que, “con el apoyo del servicio de seguridad municipal”, inició la búsqueda de la niña. “A pocos minutos del suceso, la policía dio aviso de que la menor se encontraba con su progenitor, quien, a través de una comunicación telefónica, reconoció estar en viaje hacia la localidad de La Matanza con la misma y manifestó que se presentaría en la comisaría más cercana”.

 

Las cámaras

 

Por otro lado, la representante legal de Magneres describió que en las filmaciones de las cámaras de seguridad se constató que un amigo del padre de la nena, con otros dos menores, “a través de un ardid y obrar totalmente premeditado, encubierto y disimulado”, retiró a la pequeña a espaldas del profesor a cargo y evitando al personal del Municipio, para luego entregársela a su progenitor.

A las 12.22 del 23 de enero de 2015 quedó registrado el hombre de musculosa negra, junto a dos niños, que entró al complejo de piletas sin abonar la entrada ni registrarse, y minutos después salió con esos chicos más la colona, que estaba vestida con la ropa de uno de los pequeños. “Cabe mencionar que en la imagen se ve retirarse al adulto y todos los menores de manera ‘natural’, displicente, lo que permite presumir que (la niña) conocía a este señor o que su padre la aguardaba fuera del predio”, concluyó en el descargo.

 

“Indelegable responsabilidad” del Municipio

 

En relación a los argumentos de la madre en torno a una convivencia familiar complicada, sostuvo que “no puede atribuirse responsabilidad a la Municipalidad de Tandil por la vida que la actora dice haber padecido en el partido de la Matanza” y manifestó que esas situaciones que narra “como punto de partida para llevar adelante su reclamo no deben tener relevancia jurídica para los hechos ventilados en este proceso”.

Por otra parte, alegó la “inexistencia de responsabilidad de esta parte por el retiro de la menor del predio del Balneario del Sol”, teniendo en cuenta que fue el “obrar totalmente ilegítimo premeditado” de un tercero el que habría causado el daño. En ese sentido, describió que el amigo del padre de la niña se sacó la remera que llevaba, vistió a la menor y cambió las musculosas de los chicos que lo acompañaban, lo que “demuestra, sin más, el ardid en que incurre este sujeto para disimular y ocultar a la menor tanto de su grupo de contingentes como de su profesor a cargo”.

Y resaltó que “el hecho de que este señor fuere conocido de la niña fue determinante para que la misma fuera retirada del predio bajo su compañía, con la naturalidad con que se observa en los videos salir a los cuatro”.

Además, le apuntó a la Municipalidad por su “indelegable responsabilidad”, ya que “el no control adecuado por parte del personal del Municipio hizo que sucediera el retiro de la menor en forma ilegítima”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario