Las fuertes ráfagas ocasionaron voladuras de techos y otros daños en distintas viviendas

El temporal de viento, que persistió durante toda la jornada de ayer, provocó serios inconvenientes en distintos puntos de la ciudad. Desde la Dirección de Defensa Civil, precisaron que tuvieron que asistir a cinco familias que sufrieron voladuras de techos, entre otros daños materiales. Afortunadamente, no hubo heridos ni evacuados.

El Eco

Las fuertes ráfagas de viento, que persistieron durante toda la jornada de ayer, ocasionaron en horas de la mañana la voladura de techos en cinco viviendas de la ciudad. En todos los casos, las familias afectadas fueron asistidas por personal de la Dirección de Defensa Civil, conjuntamente con Bomberos y Policía. Afortunadamente, no hubo heridos ni evacuados.

Uno de los casos ocurrió en una casa ubicada en la esquina de Dante Alighieri y Salta, en el barrio La Movediza. Su propietaria, Erica Verea, contó detalles de lo sucedido a El Eco Multimedios.

“Me encontraba trabajando en casa y de repente se me desprendió el techo y terminó en la parte de atrás. Se rompió parte de la medianera también”, relató.

Precisó que rápidamente se comunicó con personal de la Dirección de Defensa Civil municipal, que concurrió a su domicilio y ya la estaba asistiendo. Agradeció además a sus vecinos porque también se acercaron a ayudarla. “Por suerte no estaban los nenes. Me asusté mucho, me quedé helada, no sabía lo que pasaba y vino un vecino a ayudarme”, detalló la mujer.

Describió luego que “el techo se desprendió hasta la mitad porque es una casa con dos aguas. Vinieron los chicos de la Municipalidad, pusieron bolsas de arena, pero igualmente esa es una solución para el momento”.

Las paredes de su vivienda también sufrieron las fuertes ráfagas de viento, ya que según detalló Verea “se rajaron y están desprendiéndose, así que tendré que ver cómo soluciono eso”.

Aclaró que “igualmente la gente de la Municipalidad me dijo que iba a venir Desarrollo Social, así que ahora estoy esperando en lo de mi vecina que me está ayudando. Tengo tres nenes, que estaban en la escuela cuando pasó esto, así que le pedí al padre que los fuera a buscar. Tengo que solucionarlo lo más rápido posible porque quiero estar en casa con ellos”.

Volvió luego a recalcar la solidaridad de sus vecinos, quienes no dudaron en acercarse a su vivienda para ayudarla. “Todos fueron muy solidarios conmigo, no me puedo quejar”, manifestó.

 

Otra casa

 

Otra de las viviendas afectadas por el temporal está ubicada en calle Alonso al 800, en el barrio La Florida. Su propietario, Miguel Andrade, detalló que también se le voló parte del techo, pero pudo solucionarlo rápidamente.

“Se levantó el techo y lo pudimos contener de alguna manera. Le pusimos unas grampas como para poder sostenerlo y ya vino Defensa Civil y nos ayudó a terminar, por lo menos hasta que calme el tiempo y podamos repararlo”, contó el vecino.

Destacó luego la rápida respuesta del personal municipal, como así también de Bomberos. “Se comportaron muy bien, dentro de todo vinieron muy rápido, así que pudimos solucionarlo en parte. Esperemos ahora que calme el viento y creo que va a ser así”, confió.

 

Más casos registrados

 

Según se informó desde la Dirección de Defensa Civil municipal, otras tres viviendas situadas en las calles Entre Ríos 642, detrás del barrio Arco Iris; Palacios 1750, en el barrio Palermo; y Del Medio 2216, en Villa Leonor, sufrieron voladuras de techos.

En todos los casos, que fueron solucionados rápidamente, se procedió a la colocación de bolsas de arena sobre la estructura para fortalecerla. Afortunadamente, no hubo personas heridas ni familias evacuadas.

 

Rotura de vidrieras

 

Por otro lado, el temporal también provocó la rotura de vidrieras de dos locales en la zona céntrica. Uno de ellos fue un comercio de venta de ropa para niños, ubicado en calle San Martín al 700; y el otro de venta de muebles y decoración, situado en San Martín al 400.

Desde la comuna se precisó que estos incidentes se sumaron a otras múltiples intervenciones realizadas a lo largo de la jornada por personal municipal, conjuntamente con Bomberos y Policía, en su mayoría por la caída de postes de telefonía, luz, cables y árboles, en diferentes puntos de la ciudad.

Tal como mencionó el Servicio Meteorológico Nacional a través de una alerta emitida ayer para Tandil y la zona: “El desplazamiento de un frente frío a través del área de cobertura provoca vientos del sector sur, con velocidades entre 40 y 60 km/h, con ráfagas”. El informe aseguró, además, que se preveía que los vientos cambiaran la dirección al sector sur e incrementaran su intensidad, alcanzando valores entre 40 y 70 km/h, con ráfagas.

 

Cortes de luz

A raíz del fenómeno climático se registraron inconvenientes con ramas caídas y cortes de luz. En Fugl y Hansen, un gajo de eucaliptus  cayó sobre la cinta asfáltica obstaculizando el tránsito. La misma situación se replicó en diferentes áreas de la planta urbana.

El titular de Espacios Verdes Públicos, Luciano Jaureguiber, informó a este medio que desde el área intervinieron ante la caída de dos pinos en el anillo principal del Parque Independencia, de un gajo de eucaliptus en la calle Don Segundo Sombra, un gajo de pino sobre Labardén y otro en Ricchieri. También se detectaron inconvenientes con el arbolado en las inmediaciones del Centro Complementario 801, y con un gajo de sauce en el Paseo de los Españoles, sobre la calle Lola Mora.

Además, un árbol de eucaliptus en calle Los Ceibos -de gran tamaño- fue asegurado oportunamente y hoy continuarán las tareas para bajarlo de altura, ya que implicaba un riesgo para el operario que ayer realizó la tarea.

El suministro de energía también se vio afectado, registrándose cortes en la zona de La Pampa y Laprida por la caída de postes del tendido eléctrico. Los barrios Procrear, La Movediza, Maggiori, Arco Iris y una parte de Villa Italia reportaron problemas y las cuadrillas de la Usina trabajaron durante la jornada para reponer el servicio de manera progresiva. De acuerdo a lo informado por la empresa a El Eco de Tandil,  en Hudson y Tamarindos, al norte de la Ruta 226, hubo un corte de servicio por caídas de árboles sobre líneas de media tensión. En Villa Italia y el barrio Mirage, la voladura de techos generó que las chapas cayeran sobre las líneas ocasionando interrupciones.

Además, las autoridades educativas decidieron suspender las clases en todas las escuelas del distrito en el turno tarde, tanto de gestión estatal como privada, para resguardar la seguridad de los estudiantes y evitar el tránsito en horarios pico.

Según la información relevada, no se registraron heridos ni evacuados como consecuencia de las circunstancias antes mencionadas.

El informe de Defensa Civil 

Desde Defensa Civil informaron que recibieron muchos pedidos de asistencia por diversos inconvenientes, tanto en viviendas particulares como en la vía pública y trabajaron a lo largo de todo el día en concordancia con otras dependencias, como Espacios Verdes Públicos, bomberos y policía local, para brindar respuestas a las necesidades de los ciudadanos.

“Las ráfagas de casi 50 km/h provocaron daños materiales en diferentes puntos de la ciudad. Recibimos llamados en forma permanente. Se registraron cuatro propiedades con techos afectados, intervinimos en todos los casos y Desarrollo Social hará un seguimiento”, declaró David Tifner, subsecretario de Protección Ciudadana del Municipio.

Con respecto a la caída de postes y árboles, refirió que “es una cuestión persistente en diferentes partes de la ciudad. La Usina y Telefónica trabajaron para resolver los problemas. Y Espacios Verdes en particular con todo lo que es árboles y ramas, retirando lo que podía ocasionar interrupciones en el tránsito y afectar viviendas”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario