Las Llamadas celebraron el comienzo del nuevo año con espíritu de “paz, trabajo y buena onda”

El Eco

En la tarde de ayer, las céntricas calles de la ciudad volvieron a vestirse de fiesta, en el marco de la 24ta. edición de las Llamadas de Año Nuevo, la ya tradicional propuesta de los hermanos uruguayos para recibir 2018 con los mejores augurios.

Con sus tambores y coloridos vestuarios, los participantes comenzaron el desfile alrededor de las 20 desde la esquina de 9 de Julio y Sarmiento, y avanzaron por 9 de Julio hasta Pinto, donde deleitaron a grandes y chicos con su murga y candombe.

En diálogo con El Eco de Tandil, el fundador de la iniciativa en la ciudad, Milton Trasante, compartió su alegría de poder realizar una vez más las Llamadas.

“Es un día muy especial y, como siempre, invitamos a toda la comunidad a acompañarnos a celebrar la llegada del nuevo año con alegría, paz, tranquilidad y mucha fuerza para que haya buenas ondas”, manifestó.

Desde la colectividad uruguaya, deseó que este 2018 llegue con “trabajo, salud y esperanza para todos los vecinos de Tandil, y que tengamos un buen año”.

web_Llamadas (10)

Seguidamente y con gran emoción, Trasante recordó los inicios de las Llamadas, aquel 1 de enero de 1994, donde con un grupo de uruguayos liderado por él y Walter Barboza salieron con sus instrumentos a la calle, dándole inicio a la ya tradicional festividad en la ciudad.

Reconoció que para la colectividad uruguaya es “un orgullo poder estar todos los 1 de enero de cada año y poder convocar a toda esta gente que con mucho esfuerzo, ganas y buen sentimiento sale a festejar”.

Resaltó que “la idea es mantener un espíritu de paz, trabajo y buena onda porque más allá de la difícil situación que está pasando la Argentina, lo que queremos es mantener el espíritu festivo”.

La alegría
del Carnaval

Por su parte, el director y creador de Flor de Murga, Dardo Casal, contó que siempre salen a dar la bienvenida al nuevo año. “Hay veces que nos fue bien, otras no tanto, y este año la verdad es que no sé, pero nosotros salimos igual por la costumbre que trajeron los hermanos uruguayos desde hace ya unos cuantos años para todos los tandilenses, así que acá estamos dándole rienda suelta a la alegría y ya pensando en lo que se viene en el Carnaval”, expresó.

Seguidamente, detalló que Flor de Murga está integrada por vecinos de distintos barrios, todos unidos por el mismo sentimiento: la alegría. “El mensaje para este año es: `qué tal si salimos todos a bailar´. Con alegría, vamos a superar la crisis”, confió.

Por último, Casal confirmó que siguen alzando la bandera para pedir la vuelta del tren. “Es algo que hay que llevar como estandarte cada vez que salimos porque también sabemos lo que se sufre porque no lo tenemos. Después de muchos años, hubo un gobierno que lo trajo y éste se lo llevó, y estamos esperando que vuelva. El Presidente le prometió al padre Troncoso (Raúl) que lo iba a traer, pero me parece que se olvidó”, criticó.

Los inicios

Cabe recordar que la primera edición de las Llamadas se realizó el 1 de enero de 1994. Por entonces, un grupo de uruguayos que residía en la ciudad, liderados por Walter Barboza y Milton Trasante, organizaron una movida con la participación de una murga, una comparsa y un conjunto de candombe de corte montevideano, que integraban ellos mismos.

web_Llamadas (14)

Los tres grupos partieron de lugares distintos y convergieron en la Plaza Independencia. Luego, en la glorieta, se presentaron con sus instrumentos y fue así como crearon un marco de fiesta y baile popular.

A partir de ese año, las Llamadas no se interrumpieron y hoy por hoy constituyen un producto cultural típicamente tandilense, sin dejar de reconocer que se trata de un regalo de Año Nuevo de los hermanos uruguayos.

El concepto

Las Llamadas tienen sus raíces en la esclavitud africana. Allí en la inmensidad de los desiertos, en las contadas ocasiones en que los amos otorgaban un día libre a sus siervos, estos se llamaban para festejar a través de los ruidosos tambores.

En Uruguay, los afro montevideanos retomaron aquella costumbre ancestral y salen a desfilar en Carnaval y otras jornadas festivas.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario