Los bancarios se manifestaron en reclamo de las paritarias y contra la ley jubilatoria

El Eco

Trascurrió ayer una nueva jornada de paro bancario a nivel nacional en reclamo a las paritarias que aún no cerraron y afecta a todas las entidades. En Tandil además se realizó una manifestación en la esquina de Pinto y 9 de Julio, para insistir sobre la problemática que enfrenta el Banco Provincia en referencia a la nueva ley de jubilación, que de acuerdo a las palabras de la secretaria general de la comisión gremial interna del Banco Provincia Seccional Tandil, Claudia Gaurys, lleva a que el banco se desfinancie.

Advirtió que ya en el primer trimestre del año se ha tenido que depositar una suma de dinero en la caja de jubilación, lo cual no le corresponde y no lo venía haciendo, dando como resultado un balance negativo.

“Nosotros lo denunciamos y nuestra propuesta no tenía que ver con modificaciones referidas a la edad, porque eran discusiones que estábamos dispuestos a dar, sino que lo  más importante era cómo se subvencionaba el déficit de la caja”, explicó. Esta nueva ley lo que dice es que es el empleador el que tiene que poner el dinero, eso alerta a los trabajadores porque si la situación continúa de la misma manera “van a empezar a dar balances negativos”.

“Por eso nos manifestamos, una vez más, pidiéndole a la Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires que decida la cuestión de fondo de la Ley de Jubilaciones. Mientras la Corte no se expida, vamos a seguir haciendo acciones que no son únicamente paros, sino que como lo hemos hecho en otras ciudades, nos acercaremos a los concejos deliberantes e intendentes con la intención de solicitarles que en el rol de representantes nuestros le pidan explicaciones al presidente del Banco Provincia sobre lo que pasa con el dinero”.

En lo que respecta a lo paritario, la Bancaria para la semana que viene estará llamando a un paro nacional de 48 horas, aunque con la expectativa de que antes el Ministerio de Trabajo convoque a una nueva negociación.

Cabe recordar que el último ofrecimiento ha sido un 15 por ciento en tres cuotas, pero al no llegar a un acuerdo, el Ministerio dispuso un aumento por decreto del 7 por ciento para enero y febrero pasados. “No puede ser que se pongan de un lado de la negociación, cuando debería funcionar de intermediario entre las dos partes”, remarcó.

“Ha sido un año duro y estamos a la espera de que las cosas se encaucen. Mantenemos conversaciones con concejales e intendentes y están viendo qué espacio nos van a dar y en qué momento”, detalló Gaurys, remarcando que es necesario “tener intercambios firmes” y arreglar un encuentro.

En cuanto a los empleados, enfatizó que tienen “una fortaleza increíble”. “Incluso los jubilados se han movilizado por toda la provincia de Buenos Aires cuando los hemos convocado”.

“El Banco está sólido en sus números”

Desde el directorio del Banco Provincia emitieron una solicitada en la cual desmienten la existencia de un plan de vaciamiento y privatización y el cierre de sucursales. Demostrando con números que, “lejos de las absurdas denuncias que pretenden manipular a la opinión pública”, la entidad atraviesa “por primera vez en décadas un proceso de saneamiento y fortalecimiento dentro del sistema bancario argentino”. Además, en la misma solicitada destacan que se ha logrado consolidar “un banco más sustentable que acompaña el progreso de todos los bonaerenses como parte de su rol de banca pública y social”.

“El año pasado tuvimos ganancias por casi siete mil millones y este primer trimestre estamos superando los dos mil millones. Generalmente la primera etapa no es la mejor, pero si continúa así vamos a estar por arriba de los ocho mil millones”, detalló el director Diego Rodrigo.

De acuerdo a sus declaraciones, no hay tal balance con pérdida, de hecho enumeró una serie de acciones que están desarrollando, como remodelación de la mayoría de las sucursales, créditos hipotecarios y apoyo al agro, entre otras cuestiones. “El banco está sólido en sus números”, sostuvo, admitiendo que es una realidad el conflicto puntual con respecto a la caja de jubilaciones. “Pero no es cierto todo lo demás, BaPro está muy bien y queremos tranquilizar a la gente, que ante cualquier incertidumbre no sabe qué hacer con sus depósitos”.

En este sentido, aseguró que es común que se mezcle la política en los reclamos sindicales, y “esto hace parecer que siempre que un gobierno no es peronista, es de derecha o neoliberal”.  Rescató así que la gestión de María Eugenia Vidal tomó un banco donde la provincia le debía más de 30 mil millones de pesos. “Eso tiene que ver con la caja de jubilaciones, sin embargo el Gobierno ha pagado con bonos partes de esa deuda y no está tomando déficit actualmente, la plata del banco está para prestarle a los bonaerenses”, ratificó.

“Reconocemos que hay un conflicto sindical, pero la entidad está sólida”, insistió. “Esperamos que termine de resolverse el asunto de las paritarias en estos días y a partir de allí poder retomar la mesa de negociación con la provincia, el banco y los sindicatos”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario