fbpx Los docentes se manifestaron para pedir salarios dignos y fondos para la educación pública – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los docentes se manifestaron para pedir salarios dignos y fondos para la educación pública

Los docentes tandilenses realizaron una volanteada ayer por la mañana para volver a poner en la esfera pública sus reclamos en torno a la educación estatal. Tras los pedidos del sector y como lo había anticipado, el Gobierno bonaerense convocó finalmente a una mesa de negociación el próximo miércoles para discutir la escala salarial de cara al inicio del ciclo lectivo.

El Eco

Ayer por la mañana, docentes nucleados en los sindicatos que conforman el Frente de Unidad Gremial -AMET, FEB, suteba, Udocba y Sadop- se convocaron en las céntricas esquinas de San Martín y 9 de julio, y Pinto y 9 de julio, para repartir volantes y visibilizar, una vez más, la lucha que sostienen desde el año pasado en reclamo de salarios dignos y fondos para la educación pública.

El 23 de enero el Frente solicitó formalmente la reapertura de las instancias de negociación, pero recién durante la mañana del jueves el Ejecutivo provincial los convocó a una mesa de discusión salarial.

“Hay que discutir el 18 por ciento que quedó desfasado del año pasado porque nos impusieron un 30 por ciento de aumento y cerraron la paritaria. Tenemos que ver cómo podemos transitar un 2019  con las proyecciones de inflación, necesitaríamos mínimamente una cláusula automática de actualización que nos adecúe a la situación inflacionaria”, señaló el titular de Suteba Tandil, Hugo González. “Los trabajadores de la educación viven de un sueldo y este debe ser el adecuado para vivir”, agregó.

“Este año el tema se tiene que tomar con la seriedad que corresponde, ahí sí estaríamos en una situación favorable. También hay que discutir qué plan nos van a ofrecer en cuanto a la necesidad de infraestructura que tenemos en la Provincia”, destacó.

Bajo la premisa de que la educación pública necesita financiamiento, los sindicatos docentes de diferentes niveles han estructurado un reclamo que excede la mera cuestión salarial y se extiende a los diversos ámbitos de la educación estatal. González recordó los numerosos episodios de fallas edilicias que se vivieron  el año pasado en la ciudad, fundamentalmente en las sedes del Conservatorio, Escuela Polivalente e IPAT, que debieron trasladarse a otros espacios físicos para continuar sus actividades.

Normal comienzo de clases 

Cecilia Islas, dirigente de la Unión Educadores Tandil de la FEB, hizo hincapié en una desafortunada situación que despertó la reacción de los distintos actores implicados en educación.

Este lunes, el gobierno de la Provincia de Buenos Aires despidió, por mail, a los 36 docentes que conformaban los Equipos Técnicos Centrales de Formación Docente  -de todos los niveles y modalidades- dependientes de la Dirección General de Cultura y Educación. Docentes que hasta hace tres días se encargaban de coordinar a los Equipos Técnicos Regionales, e intervenían en el diseño y la planificación de los cursos provinciales a través de los Centros de Capacitación, Información e Investigación Educativa (CIIES) y los cursos de capacitación virtuales del ABC.

“En cada distrito hay capacitadores que son los que preparan a los directivos de cada escuela en la previa a las jornadas institucionales, y en la Provincia serían unos 300 que habría que sumar a esos 36, es importante aclararlo, porque cuando se nos dice que peleamos por salarios no es así, nos preocupamos por la situación laboral de todos”, expuso.

“El Gobierno salió con el slogan ‘el 6 de marzo todos a clase’. Nosotros queremos empezar las clases y la responsabilidad le cabe al Gobierno provincial”, subrayó la docente y representante sindical.

Dispuestos a recuperar el poder adquisitivo, los trabajadores de la educación bonaerenses permanecen firmes en su postura de no aceptar un salario a la baja. El Frente de Unidad Gremial Docente se halla encolumnado detrás de la decisión de contar de modo imprescindible con una cláusula gatillo, “la única manera de no perder contra la inflación”.

“Aguardamos la instancia de negociación siempre con la expectativa positiva pero el tiempo no juega a favor, las negociaciones no son fáciles y en una primera reunión en general no hay acuerdo, pero estamos todavía a tiempo”, finalizó.

El Fondo de Financiamiento Educativo

Esta herramienta se trata de un fondo que deposita Nación en las arcas de las provincias, para que  lo distribuyan y envíen a los municipios.

Si bien el dinero ingresa a las arcas municipales y no a los Consejos Escolares, el destino de los mismos es claro en la norma que lo establece. Por lo tanto, debería haber una acción conjunta y consensuada entre los Departamentos Ejecutivos y los Consejos Escolares de los municipios, para aplicar esos recursos de acuerdo a las necesidades del sistema educativo: construcción y/o mantenimiento de la infraestructura escolar de gestión estatal en cualquiera de los niveles del Estado, generación de programas de capacitación y apoyo pedagógico destinados al mejoramiento de la calidad educativa y a evitar la deserción escolar, adquisición y/o mantenimiento de equipamiento escolar o cualquier otra finalidad estrictamente educativa.

En 2018 el presupuesto asignado para volcar en las necesidades de los 157 establecimientos escolares del partido a Tandil, fue de 60 millones de pesos

El destino de ese fondo es un eje de disidencia entre los diferentes actores que forman parte de la comunidad educativa, ya que los gremios piden ser incluidos en una mesa cogestión en la que pueda debatirse la utilización del dinero.

“Es un debate que traemos desde  el 2013, queremos que se abra un espacio formal de discusión como existe en otros distritos, en  Ayacucho, en Rauch, donde se debate en qué invertir esos fondos. El Municipio de Tandil siempre ha tenido una postura de negar que esos fondos no eran de educación”, remarcó.

Si bien a su criterio es correcto que el Estado municipal administre los recursos del fondo de financiamiento, sostuvo que las autoridades comunales deben escuchar a la comunidad educativa y consensuar su uso con ella, “para poder invertir estratégicamente”.

“Se tienen que abrir los espacios de cogestión que hemos perdido. En la Provincia de Buenos Aires los perdimos, se cerraron  desde que asumió la gobernadora Vidal y  lo mismo sucedió a  nivel nacional. Fue cerrada la paritaria por decreto del Presidente. La educación necesita ser consultiva, tener una mesa de diálogo donde todos participemos”, afirmó.

Según expuso, el Ejecutivo local en un momento tendrá que sentarse a debatir con todas las partes implicadas, máxime considerando que en más de una ocasión debió responder con recursos propios  ante la falta de presupuesto provincial.

“Fue lo que pasó en 2018, muchas de las obras fueron absorbidas por el Municipio a través del Fondo de Financiamiento. Y si toman la determinación de colocar dinero en un plazo fijo tienen que consultarlo también, para saber el usufructo que se le dará a los intereses, a esa subejecución del presupuesto que se genera”, señaló.

Son precisiones sobre el monto asignado para el presente ciclo, González puntualizó que el dinero va a disponerse, mensualmente –como suele abonarse- y que la suma debería ser superior a la de 2018, ya que todos los años se incrementa la partida presupuestaria otorgado bajo esta modalidad.

La convocatoria de la Provincia

Cerca del mediodía  de ayer se conoció la noticia de que el Gobierno provincial citó a los gremios a una mesa de discusión salarial a celebrarse  21 días antes del inicio de clases, el próximo miércoles 13 de febrero  a las 17:30 horas en el Ministerio de Economía bonaerense.

Según señalaron desde la gobernación, durante 2018 se realizaron 20 reuniones en las que el gobierno provincial hizo 11 propuestas diferentes que siempre fueron rechazadas. La última propuesta contempló 2018 y 2019 que fue aceptada por la mitad de los trabajadores de la provincia y rechazada por los sindicatos docentes.

Destacaron que durante las 11 propuestas que fueron rechazadas, la provincia pagó 6 adelantos a cuenta de paritaria para que los docentes no se vean perjudicados por el sistemático rechazo sindical.

Además, desde el Ejecutivo provincial indicaron que la última con los sindicatos de maestros fue el 28 de noviembre. El día anterior los trabajadores estatales de la Provincia recibieron una propuesta similar que fue aceptada y cerraron la negociación paritaria para 2018 y también para 2019. En cambio los sindicatos docentes la rechazaron.

La propuesta fue consolidar los aumentos que se fueron dando durante el año en un 32 por ciento más presentismo y bono de 7 mil pesos para 2018.

Así, mientras los trabajadores estatales ya comenzaron a cobrar un 4 por ciento de aumento en enero, los maestros no pudieron mejorar su salario este mes por la reiterada negativa sindical.

 

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario