Los empleados de las delegaciones de Anses realizaron una asamblea contra los despidos

Los delegados gremiales de Anses, Martín Araujo y José María Fleitas, brindaron detalles de la situación que atraviesan los trabajadores del organismo nacional.

El Eco

En la mañana de ayer, los trabajadores de las distintas delegaciones de Anses en Tandil realizaron una asamblea por dos horas. La medida, que se llevó adelante a nivel nacional, se debió a los 80 telegramas de despidos que el Gobierno nacional envió en los últimos días.

Los delegados de los sindicatos que nuclea a los empleados del organismo, Martín Araujo –Secasfpi- y José María Fleitas –Apops-, brindaron detalles de la situación que atraviesan en el organismo.

En diálogo con El Eco de Tandil, Araujo manifestó que “desgraciadamente nos toca estar viviendo este momento, que ya viene ocurriendo a lo largo del último año con despidos a goteo ocurridos en Anses. El viernes muchos compañeros recibieron el telegrama y otros sufrieron un momento horrible cuando quisieron entrar a su lugar de trabajo y fueron frenados por la policía o los jefes, que no los dejaron ingresar”.

Señaló que “estamos hablando de gente que tenía 18 años de carrera dentro de Anses, que nunca tuvo un sumario ni nada, sino que es parte de lo que el Gobierno llama ajuste”.

Si bien aclaró que esta situación todavía no se dio en Tandil, explicó que la idea con este tipo de acciones que vienen llevando adelante en todo el país es solidarizarse con los compañeros que sí fueron despedidos.

En medio de la medida, Araujo se disculpó con la población por los inconvenientes causados, pero también pidió comprensión porque “esto nos puede tocar a nosotros”.

En ese sentido, contó que “si bien salieron ochenta y pico de telegramas, sabemos que esto es parte de un plan de despedir a alrededor de 1600 compañeros a lo largo de todo el 2018, como está planificado desde Modernización, así que estamos resistiendo a este tipo de medidas porque hoy fueron ellos y mañana podemos ser nosotros, y ante esto debemos defender nuestra fuente laboral”.

Por su parte, sobre la “superpoblación” de la que habla el Gobierno nacional en distintas dependencias estatales, Fleitas aseguró que “en lo práctico, sabemos que no es así. Estamos trabajando con el mínimo de empleados, acá se están atendiendo 450 personas por día y somos 14 empleados en línea. Por lo tanto, no es la superpoblación que se dice”.

No obstante, sostuvo que “el problema acá no es ése, sino que tienen que achicar el gasto público y para ello tienen que echar a empleados del Estado. Y de ser así, lo que se estaría achicando sería el servicio, estaríamos exponiendo a los compañeros a atender a muchísima más gente y el servicio no sería el que estamos prestando en este momento”.

Repercusión
nacional

En sintonía con lo expuesto por Araujo, confirmó luego que el objetivo de la asamblea que realizaron ayer fue “solidarizarse con los empleados que fueron despedidos y además porque la patronal cerró las puertas. No atiende ni a los gremios ni a los empleados, entonces, se está haciendo una movilización en Córdoba 720 y hoy esta medida se está llevando adelante en todo el país”.

Puntualmente en Tandil, el delegado de Apops detalló que realizaron “una asamblea de dos horas, que es el mínimo que pudimos hacer de afectación a la atención al público. El servicio se vio afectado, pero hicimos un estudio entre los delegados para tratar de afectarlo lo menos posible. No queremos perjudicar a la gente, pero queremos que se entere de lo que está pasando”.

Las próximas
medidas

Por último, Araujo afirmó que esperarían las novedades para definir las próximas medidas. “Vamos a ver qué resulta de la entrega del petitorio en Córdoba 720, han viajado muchos compañeros, y de acuerdo a cómo vaya evolucionando esta negociación o se abra una mesa de diálogo, van a venir las acciones que tengamos que tomar”, concluyó.

El acta

En el acta de la asamblea, los trabajadores afirman que “en el día de la fecha los compañeros y compañeras de la Jefatura Regional Bonaerense 1 (JRB1); de la Unidad de Atención Móvil y de la UDAT que funciona en el edificio de dicha dependencia, nos reunimos convocados por los cuerpos de delegados de ATE, Apops, Secasfpi y UPCN en repudio a los despidos masivos recientemente comunicados en nuestro organismo”.

Seguidamente, exigen a la patronal que “informe, explique y aclare el estado de situación de los trabajadores y trabajadoras de nuestro organismo. Circulan listados a través de las distintas redes sociales donde figuran nombres de compañeros y compañeras a lo largo y ancho del país. Hay despidos sin causa en nuestro organismo e intentos de justificación patronales que buscan demonizar a los trabajadores. Nos dicen que `esto es así´, que `el trabajo se consigue y se pierde´; que `sobra gente´ mientras no paran de recortar programas sociales que durante años estuvieron bajo la órbita de nuestro organismo”.

Consideran que “buscan amedrentar y condicionar cualquier intento de organización colectiva. Rompen y quitan las comunicaciones de las carteleras y de cualquier espacio común donde intentamos dar a conocer nuestros reclamos. Nos dicen que `las cosas deben estar en su lugar´ y se olvidan que los que no están en su lugar son los miles y miles de trabajadores estatales que han sido despedidos o invitados a retirarse. En Anses no sobra nadie, lo que falta es que se reactiven todos los programas que han sido eliminados, recortados o desfinanciados”.

En efecto, manifiestan su rechazo “al esquema de tercerización que el nuevo Gobierno está llevando adelante en las UDAT, con empresas como Atento SA, que precarizan a los trabajadores y generan profundas asimetrías entre compañeros y compañeras que perciben distinta remuneración ante igual tarea. Asimismo, repudiamos el intento sostenido de esconder el “130” para que los beneficiarios de la seguridad social no puedan comunicarse directamente con la UDAT y deban pasar de forma obligada por la atención de la empresa tercerizada que cobra al Estado por cada llamada atendida. En definitiva, el Estado nacional está pagando dos veces por un mismo servicio”.

Por todo ello, los trabajadores y trabajadoras sostienen:

• Garantizar los canales de diálogo entre la patronal y los representantes de los trabajadores para informar de forma fehaciente, certera y veraz la situación de los compañeros y compañeras y los planes de recorte en el marco de lo que denominan “dotaciones óptimas”.
• Reincorporación inmediata de los trabajadores y trabajadoras despedidos.
• Libertad de expresión y circulación en los lugares de trabajo para comunicar las acciones colectivas.
• Repudiamos el desmantelamiento de programas de la Seguridad Social que estaban en cabeza de nuestro organismo (Procrear; Conectar Igualdad y Progresar)
• Rechazamos el vaciamiento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad que tiene como fin garantizar el pago de las jubilaciones y pensiones.
• Apoyamos a todas las compañeras trabajadoras de nuestro organismo de cara al Paro Internacional de Mujeres del 8 de marzo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario