Los empleados del servicio de tránsito aéreo siguen reclamando ser reubicados

Todo se inició a mediados de 2016 cuando los trabajadores del servicio de tránsito aéreo del Aeropuerto Tandil, lindero a la Sexta Brigada Aérea, estaban muy preocupados y movilizados por las políticas aplicadas por el Gobierno nacional, a partir de la implementación de una reforma que los obligaba al traspaso a una empresa del Estado o a radicarse en otras ciudades del país.

En Tandil, un grupo de empleados de entre 10 y 35 años de experiencia en el trabajo, entre controladores aéreos que pertenecen a la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil, que depende del Ministerio de Transporte), operadores de vuelo de Aro-Ais y los técnicos de la CNS que realizaban el mantenimiento del aeropuerto resultaron afectados por la medida.

Por aquel entonces Pablo Auce, controlador aéreo y delegado de ATE, resaltó que desde abril estaban cobrando el sueldo sin trabajar un total de siete personas y afirmaba que la situación era “de total incertidumbre”.
Pasó el tiempo y el panorama no se ha modificado. Consultado en el programa “Tandil Despierta” (Eco TV-Canal 7), Auce habló sobre este tema y las respuestas que han obtenido mediante los reclamos formulados.

Indicó que “lo único que nos han tomado fue una entrevista desde la ANAC, donde nos presentamos con nuestro currículum vitae, con la experiencia de más de 15 años de trabajo, con todos los cursos que se han dado a lo largo de estos años. Tenemos una experiencia en el trabajo del control de tránsito aéreo que van desde los 15 a los 35 años aproximadamente”.

Aseveró que “no hay definición sobre lo nuestro, no vemos voluntad de reubicación dentro de nuestra rama ni en otra del Estado. Vemos un futuro oscuro y lo más probable es que nos pasen a disponibilidad”.

Sobre por qué fueron apartados dijo que “creemos que fue un simple capricho, y también va en un tema que el personal militar no tiene derecho a quejarse. Nosotros cuando vemos que una situación está mal y compromete la situación aérea, lo planteamos y denunciamos como lo estamos haciendo en este momento”.

Gente inexperta

El delegado de ATE señaló además que “el control aéreo de Tandil está en manos de gente inexperta. El control de tránsito en la actualidad en Tandil está a cargo de la Dirección Nacional de Control de Tránsito Aéreo que es un ente civil dentro del Ministerio de Defensa, siendo el director un civil”.

Remarcó que “no sabemos por qué nos han desplazado, podríamos haber seguido trabajando sin problemas porque en el Aeropuerto, en otros servicios de tránsito aéreo, hay personal civil cumpliendo funciones. Después lo que es el control lo han pasado todo a manos militares, con chicos que no tienen la suficiente experiencia en el ambiente, si bien están capacitados, no cuentan con la experiencia local sobre los procedimientos, la meteorología que tiene este aeródromo en particular”.

Dos líneas más

Aseveró que “encima está previsto que vengan dos líneas áreas más, una con 20 y otra con 12 frecuencias, hay una política de incremento en lo aerocomercial pero en la actualidad están trabajando con horario reducido el control de tránsito en Tandil y con personal inexperto. Si bien pueden llegar a traer más gente, seguirá siendo sin experiencia, necesitan contar con gente de antigüedad que pueda capacitar a esos chicos y acompañarlos en el proceso para que puedan trabajar solos sin problemas”.

Especificó sobre las futuras dos líneas que “hay una resolución de ANAC en la que le otorgan las rutas aéreas, ahora si comienzan no sabría decirlo”.

Contó que “le estamos reclamando a ANAC porque somos empleados y le pedimos la reubicación. En el país somos 25 personas sin reubicar. Tampoco el Ministerio de Defensa nos da explicaciones sobre por qué no nos han reubicado ahí y ANAC no nos dice por qué no nos reubica dentro del ámbito aeronáutico en el aeródromo de Tandil, dándonos funciones. No entendemos y más con el incremento aeronáutico que habrá”.

Angustiados

Auce sostuvo que “queremos volver a trabajar, estamos muy angustiados por esta situación de incertidumbre, porque detrás de cada trabajador hay una familia y esto nos afecta a todos”.

Detalló que “estamos desde el mes de abril con esta situación, en principio éramos ocho personas pero a un técnico le llegó la jubilación, así que en Tandil quedamos siete personas para reubicar. Trabajo hay y podemos ocupar otros lugares, si bien no nos quieren devolver al control estamos capacitados por el Estado, que invirtió mucho en nosotros, para estar en otros sectores. Hoy estamos cobrando un sueldo sin trabajar”.

Cabe señalar que “Tandil tiene un radio 120 kilómetros y una altitud de 24 mil pies que controlar, más áreas restringidas que son para uso militar que tiene techo ilimitado, es una de las áreas más grande que tiene el país”.

Conferencia
de prensa

Se pudo conocer que mañana a las 10.30 en la Seccional de ATE, situada en Rodríguez 240, habrá una conferencia de prensa donde se hablará específicamente de este tema que tiene a siete trabajadores cobrando un sueldo pero sin realizar ningún trabajo.

Estará presente el coordinador de la Asociación Trabajadores del Estado, Marcelo Belelli, quien es una de las personas que está al frente de la negociación. Si bien no se adelantó nada, los trabajadores luego de varios meses de haber sido apartados de sus funciones, pero seguir cobrando el sueldo, podrían llegar a tener novedades concretas.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario